“Más ciudadanía, mejor ciudad”, entrevista a Patricia Boyco

Sur

“Contribuimos a hacer de la ciudad un tema de conversación y debate ciudadano” Patricia Boyco, coordinadora de la escuela de líderes de ciudad / Periodista: Francisca Oróstica Dorado

Este año, el programa de formación ciudadana cumple diez años de trabajo en Talca, encausando protagonismo y participación desde la perspectiva del derecho de la ciudadanía. En conversación con “Temas”, la coordinadora habla de los malestares sociales que originaron su implementación y el gran desafío de llegar a Curicó.

¿Quién le pone el cascabel al gato? se preguntaba Patricia Boyco Chioino, fundadora y coordinadora de la Escuela de Líderes de Ciudad, cuando a fines de la década de los ’90 comprobaba la incómoda distancia entre ciudadanos y representantes políticos, los efectos de las desigualdades, o el exacerbado culto a la propiedad privada y al lucro en desmedro del bien común. “¿Puede la política, la ciudadanía, la democracia local, orientar esos cambios y transformaciones?”, reflexionaba.

De ahí entonces que surgiera la “Escuela de Líderes de Ciudad”, un programa de formación ciudadana que este año cumple diez años de impartirse en Talca, destinada a “aportar en el análisis e interpretación de esos malestares, para que una ciudadanía activa encuentre cauces para desatar su protagonismo en los asuntos sustantivos y gruesos de la ciudad, reclamando su derecho a la ciudad”, explica.

Aparte de esa distancia entre política y ciudadanía en un escenario de profundas desigualdades que describes, ¿qué otros malestares impulsaron la creación de esta escuela?

“La Escuela surge de la incomodidad que experimentábamos distintos actores de la sociedad civil por ese distanciamiento que existía en desmedro del bien común y el bienestar de las personas, sus barrios y ciudades, y el endiosamiento de la articulación público-privada como fórmula para proveer los servicios societales básicos. También, vinculado a lo anterior, esas percepciones no tenían expresión pública, no eran materia de debate, en gran medida por la debilidad en la representatividad ciudadana y la actuación de líderes y dirigentes sociales y territoriales. Y todo esto, en un territorio concreto, Talca, por entonces con mayor calidad de vida urbana que otras, aunque ya empezaban a insinuarse los problemas propios del urbanismo neoliberal: segregación y exclusión, barrios estigmatizados -pensemos en Barrio Norte-, contaminación, congestión vehicular, etc. Considerando poca capacidad y atribuciones del municipio frente a los actores del mercado para gobernar y orientar los procesos urbanos, nos preguntábamos entonces quién iba a hacerse cargo… ¿quién le ponía el cascabel al gato?”.

Así nace la Escuela de Líderes de Ciudad ¿En qué consiste su trabajo y su análisis?

“Su objeto de trabajo y de análisis son los cambios y transformaciones urbanas; las racionalidades y el papel de las instituciones y los actores que operan y el rol de la política para influir en la ciudad que se quiere. Desde que surgió en 2003 su propósito ha sido fortalecer y renovar el protagonismo de hombres y mujeres líderes y dirigentes sociales, vecinales y de otras organizaciones y movimientos ciudadanos, ampliando o enriqueciendo su propio campo de acción desde la perspectiva del derecho y la actuación en la ciudad”.

¿Están evaluando el devenir de la década?

“En estos 10 años de actividad, en los cursos anuales y talleres de ciudad han participado más de 300 líderes y dirigentes/as, incluyendo funcionarios/as públicos, municipales, integrantes de iglesias, partidos políticos, organizaciones culturales, juveniles, de mujeres, entre otros. La actividad formativa ha ido de la mano con otras como investigación, visibilización de iniciativas ciudadanas, espacios de discusión, foros y seminarios…”

Ese trabajo investigativo ha sido utilizado además por instituciones y otros organismos más allá de la Escuela…

“Sí, puedo destacar en el año 2004 la elaboración de la Agenda Urbana para Talca; en 2008 el Foro que organizamos con todos los candidatos a alcalde, en 2009 los Mapas de Brechas Territoriales de Talca y los programas de radio ¡Talca Opina, hablemos de Ciudad!, en que participantes, exalumnos y colaboradores de la Escuela expusieron sus puntos de vista sobre distintos problemas de la ciudad. Luego del terremoto, el apoyo metodológico a la Comisión Organizadora del Cabildo y al Cabildo mismo de agosto 2010; la confección del Primer Informe Ciudadano sobre la Reconstrucción, el apoyo a un grupo de exalumnos a través del periódico Palabra Ciudadana; el mapa de conflictos posterremoto en la ciudad de Talca, etc.”.

¿Cómo resumes estos diez años de trabajo con ciudadanos y ciudadanas?

“Si pudiera resumir diría que en estos 10 años, además de diseñar y probar una metodología de formación y capacitación para la acción ciudadana, contribuimos a hacer de la ciudad un tema de conversación y debate ciudadano, algo que no se hacía cuando empezamos; que construimos con más de 300 líderes y dirigentes/as una forma de interpretar, mirar y actuar en la ciudad, vinculando preocupaciones y actuaciones específicas con el contexto amplio de la ciudad y sus transformaciones; que echamos a andar y consolidamos una alianza muy fecunda con socios locales; que contribuimos a desatar el interés y la inquietud de ciudadanos por actuar en la esfera pública-política”.

¿Cómo celebran estos 10 años?

“Este 2012, coincidentemente un año de elecciones municipales, cumplimos 10 años de trabajo ininterrumpido bajo el lema: “Más ciudadanía, mejor ciudad”. Nuestra manera de celebrar ha sido reconociendo públicamente a más de 30 ex integrantes, que desde el primer curso y hasta ahora se destacaron por sus luchas, aportes y contribución al desarrollo de una ciudad más justa, participativa e inclusiva. Se trata de trayectorias y actuaciones sociales extraordinarias, tanto en la reconstrucción posterremoto como antes, sea a nivel del barrio, la organización social, en la defensa de derechos sociales como educación, la salud, la vivienda; para minimizar el impacto de intervenciones urbanas en la calidad de vida de sus territorios, como para contribuir a fortalecer la identidad y estima en los barrios”. v

Y varias candidaturas….

“Es un aniversario en que nos congratulamos por la decisión que han tomado varios de ellos de postularse al Concejo Municipal aquí en Talca, y también en Maule y Pencahue. Son candidaturas ciudadanas: mujeres y hombres con experiencia social, vecinal, barrial; con ganas, convicciones y conocimiento suficiente para permear un gobierno de la ciudad de carácter participativo y que resguarde los derechos sociales y políticos y la calidad de vida de la ciudadanía”.

Finalmente, ¿qué desafíos tiene la Escuela de Líderes desde ahora?

“¡Vamos por más! Este año, la Escuela se despliega en Curicó y estudiamos otras comunas para fortalecer procesos formativos similares, respetando la particularidad y dinámicas de cada territorio. Mientras, en Talca estamos estudiando valiosas experiencias de construcción social de la ciudad en que han participado o participan destacados/as exalumnos de la Escuela, convencidos que se requiere aprender de ellos y compartir y difundir los aprendizajes”.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *