María Olivia Mönckeberg: “El periodista es el perro guardián de la democracia”

maria oliviaLa profesional – conocida por sus investigaciones periodísticas-, docente y Premio Nacional de Periodismo 2009, dictó la conferencia “El periodismo contra la corrupción” durante la inauguración del año académico de la Carrera de Periodismo del Departamento de Comunicación Social de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Concepción.
El periodista es “el perro guardián de la democracia. Ese es el rol que la democracia nos asigna; sin libertad de prensa no hay verdadera democracia, y eso es lo que debemos demostrar y enseñar, no sólo en las universidades, no sólo a los profesionales, sino a todos los ciudadanos”.

Estas palabras resumen en parte lo que fue la Clase Magistral sobre “El periodismo contra la corrupción”, que este jueves fue dictada por la periodista María Olivia Monckeberg.

Mönckeberg, periodista de investigación, ensayista y docente invitó a estudiantes y docentes a reflexionar sobre el estado del periodismo de investigación en nuestro país, su importancia, los factores que lo limitan y lo que ella denominó la “incestuosa alianza” entre dinero y política, que afecta a la democracia y, por ende, a toda la labor periodística.

A pesar del aparente boom de periodismo informativo que vive nuestro país, la profesional llamó la atención respecto de esta situación, pues no ha sido producto del periodismo investigativo, sino del trabajo del Poder Judicial, el que, a pesar de sus propios problemas, cuenta con fiscales dispuestos a investigar y llegar a la “verosimilitud de los hechos”, que es la tarea a la que los periodistas aspiran.

Por eso destacó el hecho -“gravísimo”-, que el Poder Legislativo quisiera “amordazar” a fiscales y profesionales públicos, luego de las situaciones divulgadas por el Poder Judicial, respecto, entre otras cosas, a los pagos de los partidos políticos de parte del empresariado.

“Sin filtraciones no habría existido el icónico caso Watergate” , recalcó la periodista. Y explicó: “Sin filtraciones no se habría sabido de los pagos de Soquimich a la gran mayoría de los partidos políticos en Chile; es decir, un solo grupo económico financia a todo el espectro político de nuestro país”. Y siguió ahondando: “Esta incestuosa alianza permitió que los nietos del dictador financien al hijo de uno de los grandes revolucionarios chilenos (esto en referencia a Ponce Lerou, Soquimich y Marco Enríquez-Ominami). Inclusive, un partido político, como el PPD, que nace para luchar contra la dictadura, termina siendo financiado, con boletas falsas, por este grupo económico del ex yerno del dictador”, reflexionó Mönckeberg.

Acto seguido, la profesional instó a los jóvenes y profesionales a desarrollar el periodismo de investigación, como la única manera de fortalecer la democracia y empoderar a la ciudadanía: “Los delitos de Ominami con SQM están prescritos, legalmente, pero para un periodista la verdad nunca prescribe”, aseveró.

Lo que pasa en nuestro país es grave, puntualizó, porque los parlamentarios, en su trabajo legislativo ¿estaban pensando en el bien común o en los intereses de quienes los financiaban? Si hubiese habido periodismo de investigación en la relación dinero y política en nuestro país, 10 o 20 años antes, ¿habríamos sabido antes de esta corrupción?”, se preguntó.

Y acotó: “Pero resulta que no están dadas las condiciones en Chile para realizar periodismo de investigación: ¿Falta enseñarlo en las universidades?; un periodismo activo requiere pasión, tiempo, dedicación y financiamiento. Continuamos con el viejo problema y conocido problema en Chile: la concentración de la propiedad de los medios de comunicación. A las grandes empresas periodísticas no les gusta el periodismo de investigación, porque éste choca con el poder y ellos no quieren afectar al “poder”, aseveró. Eso, además de los conflictos de intereses con los grandes avisadores, que son los grupos de poder, ya que la economía de nuestro país está muy concentrada, recordó.

Sobre el tema del poder, y refiriéndose a la galardonada película “Spotlight”, sobre las investigaciones del diario Boston Globe acerca de los abusos sexuales de parte del clero católico a menores de edad, Mönckeberg señaló: “Desde el primer momento de la película se nota la tensión, la tensión entre los periodistas y su nuevo jefe, la tensión entre los educados en la fe católica al descubrir tanto sufrimiento, llegar al dolor ajeno y darlo a conoce. El periodismo se enfrenta al poder, a los que tienen poder y no quieren que se sepa qué hacen y por qué”.

“El destape de la corrupción”

María Olivia Mönckeberg se muestra reacia a aseverar que el periodismo de investigación está en un mejor momento en Chile, y que esto sólo ha sido posible gracias al trabajo de investigación de los fiscales. “Ellos son los que investigaron, abrieron nuevos rumbos de investigación, a pesar de sus propios problemas, han generados un nuevo escenario, una nueva justicia”.

Y por esto mismo, este “destape de escándalos” ha obligado a la prensa tradicional a tener que informar de lo que ocurre, aunque en un principio hayan hablado de “montajes”.

“Cuando comenzaron a conocerse los casos, los medios convencionales tuvieron que reaccionar, porque los medios digitales estaban publicando todo. El primer medio en informar fue La Tercera (Copesa): Soquimich y Penta fueron sus primeros temas, luego los emails, Ominami, Longueira, etc. y eso obligó a El Mercurio a tener que tocar esos temas, a pesar que al principio daba tribuna a Jovino Novoa hablando de “acusaciones ideológicamente falsas”, para luego investigar a Rossi, los hijos de Pizarro. La Qué Pasa se dedicó al caso Caval, y en eso estábamos en marzo, cuando nos enteramos y “sorprendimos” con el intento de “Ley mordaza” para evitar filtraciones. La Tercera dio la primera información el 25 de marzo y nos puso a los periodistas en alerta”.

En ese sentido, dijo haber recordado la palabras del Ministro Hugo Dolmestch: Esto es un gran paso atrás, es una vuelta al secreto de sumario”. Modificar el Código Procesal Penal atentaba contra los derechos humanos y colocar plazos de investigación a la Fiscalía, sólo es un freno. Tuvimos que reaccionar antes este despropósito, como periodistas y como Colegio. Y los parlamentarios quisieron hacernos creer que a los periodistas esa medida no nos iba a afectar; pero castigaba a fiscales y profesionales del poder público y con eso se daña la libertad de prensa; la ética de buscar la verosimilitud”.

Pero hay que estar atentos, alertó, pues hay otra mordaza para directores de medios que es la Ley Antiterrorista. “Hay que seguirle la pista, está en la Cámara y esa es una noticia en desarrollo”.

Finalmente, María Olivia Mönckeberg instó a los jóvenes periodistas a ser guardianes ante el Poder, a superar obstáculos y mordazas, a dejar en evidencia los conflictos de intereses.

escrito por TBB

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *