Machi Francisca Linconao pasa a arresto domiciliario en Temuco por estado de salud

Captura-de-pantalla-2016-07-15-a-las-10.55.33-a.m.Atendiendo a razones humanitarias, la justicia modificó la prisión preventiva otorgando arresto domiciliario total para la autoridad ancestral mapuche.

El Juzgado de Garantía de Temuco resolvió, una vez más, modificar las medidas cautelares que pesan sobre la Machi Francisca Linconao Huircapán. Atendiendo a razones humanitarias esgrimidas por su defensa, el tribunal decretó arresto domiciliario total para la autoridad ancestral mapuche. Por motivo de su delicada situación de salud  ya había sido modificada la prisión preventiva el pasado 27 de mayo pasado, pero un dictamen de la Corte de Apelaciones en medio de un gran revuelo mediático la volvió a poner en la cárcel el 4 de junio pasado.

 La Machi se encuentra con medidas cautelares al estar investigada por su presunta participación en el atentado que el 4 de enero de 2013 acabó con la vida de Werner Luchsinger y Vivianne Mackay en el fundo Granja Lumahue, cargos que ha negado públicamente. Durante su prisión preventiva Linconao ya debió ser atendida en centros de salud por gastritis crónica y anemia.

En declaraciones a la radio Kurrüf recogidas por la red Mapuexpress, la hija de la Machi, Carmen Linconao “cada día su salud va deteriorándose, cada vez que la veo está más mal. Tiene hipertensión, gastritis crónica, tiene una bacteria. El 1 de julio de este mes empezó un tratamiento delicado y está pesando 42 kilos, los antibióticos son muy fuertes y ella siente que su espíritu se daña mucho al estar encarcelada. Llora y dice que no tiene apetito. Es grave y tememos que le pueda suceder algo“, señaló, acusando lo que calificó como una “arremetida espiritual contra el pueblo mapuche” al encarcelar a la Machi Linconao.

Fuente: El Desconcierto 

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *