Los marinos cantores de Viña

http://youtu.be/lU1hnfCeVZk Por Medio a Medio
El verano 2013 ha estado demasiado tranquilo en Chile, ni sombras del magallanazo que nos remeció el 2011 ni de la rebelión aisenina del 2012 ni del telúrico 2010, quizá por eso un simple video de turista observador realizado con una cámara de celular puso a hablar a todo el mundo de un tema aparentemente insignificante.
El videíto de menos de un minuto muestra un grupo de marinos trotando por La Costanera en Viña del Mar cantando: “argentinos mataré, bolivianos fusilaré, peruanos degollaré y su sangre beberé”. Algunos calificaron esto como cantos xenófobos y por supuesto que lo son, pero la expresión se queda un poco corta. Nadie espera que estos cadetes sean como Ernesto Guevara que en su marcha nocturna por la selva boliviana recitaba poemas de León Felipe: “yo no soy más que un vagabundo/ sin ciudad y sin tribu./ Y mi éxodo es ya viejo./ No viene de ayer como el tuyo./en mis ropas duerme el polvo de todos los caminos/ y el sudor de muchas agonías..”. El video provocó un aluvión de repudio en las redes sociales y reacciones desde distintos sectores.

El Almirante Edmundo González twiteó: “Ante video involucra personal nuestro, estamos investigando veracidad y ocasión. De ser tales los hechos mostrados, maxima sancion responsables”. Y como los 140 caracteres se le hicieron poco, agregó: “Dichas practicas se alejan de lo que se enseña en la Armada y de su doctrina como Institucion, por lo que las calificó como inaceptables”.

Estas palabras suenan correctas a primera vista, pero si pensamos un poco más no estaremos de acuerdo con ellas. La Armada torturó prisioneros políticos hasta en la más emblemática de sus naves y mantuvo campos de concentración. Las fuerzas armadas mataron, fusilaron y degollaron chilenos. Estos cánticos forman parte de una cultura del odio y de la muerte, una cultura muy enraizada en el ámbito militar y también en sectores políticos muy conservadores que forman un gran grupo con mucho poder. Pero si éste es un fenómeno cultural, no se erradicará con algunas sanciones.

El diputado Arenas de la UDI salió rápidamente en apoyo a los marinos cantores de Viña: “Yo fui cadete en la Escuela Militar hace más de 20 años y se cantaban las mismas canciones. Son parte de una lógica, de una tradición propia de un ambiente de cuartel. Entonces a mí me parece increíble que el comandante en jefe de la Armada se escandalice por un canto. O sea, si un canto le produce ese temor, bueno, que mejor se dedique a otra cosa, a comandar una compañía de Bomberos, o un cuerpo de Boy Scouts.”. Nuevamente la UDI le da lecciones de dureza al gobierno y en este caso también a los militares.

Y como un video saca otro video, hemos visto cosas muy semejantes de militares argentinos e incluso del ejército alemán que en el fondo comparten la misma cultura del odio, sin embargo no ha aparecido ninguna mención de este tipo respecto de las guerrillas y movimientos políticos que impulsaron la lucha armada en distintos lugares de nuestra América, especialmente hace algunas décadas. Entre ellos, a pesar de las armas y los uniformes, había una cultura distinta.

El gobierno exigió a la Armada que sancione a los responsables y le dio un plazo de 24 horas para hacerlo, esto fue el 6 de febrero, ya ha pasado una semana y nadie se acuerda de los cantos y las duras declaraciones oficiales, debe ser porque renunció Benedicto XVI y las miradas se fueron a otra parte y también porque si esto es parte de una cultura, todos son culpables lo cual es paradojalmente igual que decir nadie es culpable.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

  1 comment for “Los marinos cantores de Viña

  1. Edelmira Carrillo
    13 Febrero 2013 at 16:30

    Buenísima reflexión…nos pasa seguido esto de olvidar los escándalos oficiales que vamos reemplazando con la misma premura con que transcurren los hechos que nos dejan con la boca abierta, por lo insólitos e inesperados. Estuvo la renuncia del Papa, el escandaloso descaro de Aguas Andinas, los primeros finteos de las campañas electorales, el encarcelamiento de Berkhoff, la libertad de Berkhoff y nuevamente el encarcelamiento de Berkhoff, las vacaciones de los que nos mandan, la Ley de Pesca que salió no más…en fin que fueron reemplazando el duro emplazamiento y llamada de atención del gobierno a las fuerzas armadas a través de su vocera de Gobierno a quien recuerdo con mirada dura y estricta haciendo la exigencia de rigor. ¿Qué paso? El gobierno, la armada y nosotros nos fuimos olvidando y todo paso piolita como suele sucedernos casi siempre…

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *