Los Álamos y Curanilahue se comprometen con la conservación del zorro de Darwin y el queule

compromiso chueVecinos de las localidades de Caramávida, Trongol Bajo, Trongol Alto y Cifuentes en la Región del Biobío, sellaron compromiso con Proyecto para la Conservación de Especies Amenazadas.
Decididos a apoyar la implementación de buenas prácticas en sus localidades para contribuir a la conservación del zorro de Darwin y queule, se mostraron vecinos y representantes de las comunidades de Caramávida, Trongol Bajo, Trongol Alto y Cifuentes. Ambas especies hoy se encuentran en peligro de extinción de acuerdo al Reglamento de Clasificación de Especies del Ministerio del Medio Ambiente.

Para estabilizar sus poblaciones, la institución gubernamental se encuentra ejecutando a través de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) con financiamiento del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés), el Proyecto Conservación de Especies Amenazadas que considera además al huemul y el picaflor de Arica.

Con el fin de contrarrestar las amenazas que afectan al zorro de Darwin y el queule, el proyecto busca poner en marcha, junto a las comunidades del sector, una serie de medidas que promuevan la conservación de los pocos individuos que van quedando en la localidad de Caramávida.

Estás medidas tienen relación con un programa de educación ambiental, buenas prácticas silvoagropecuarias, turísticas, capacitaciones a la comunidad para el control de turismo de montaña, manejo de ganado y monitoreo de las especies. Junto con ello, se promoverá la creación de un santuario de la naturaleza para la quebrada de Caramavida, lugar reconocido por la comunidad científica como uno de los sectores con alto potencial de conservación en la región del Biobío siendo el hábitat primordial para la reproducción de zorro de Darwin y otras especies de fauna y flora.

Para aumentar la protección al zorro de Darwin la iniciativa propone crear una estrategia coordinada entre los municipios de Curanilahue, Cañete, Los Álamos, Contulmo, Angol, Purén, Renaico, Los Sauces y Nacimiento, tendiente a generar un control sanitario de animales que habitan los límites de la cordillera de Nahuelbuta y así minimizar el traspaso de enfermedades a animales domésticos.

Compromiso

Para sellar el compromiso de trabajo con el proyecto, vecinos de Caramávida, Trongol Bajo, Trongol Alto, Cifuentes y los representantes de las forestales Arauco y CMPC, municipalidades de Los Álamos y Curanilahue, Conaf, SAG, Prodesal y Ministerio Medio Ambiente, suscribieron el acuerdo consentimiento libre, previo e informado de FAO donde conocieron las acciones que realizará el proyecto en el territorio y entregaron sus observaciones.

David Villegas, vecino de Trongol Bajo, comentó que uno de los desafíos que deben asumir como comunidad es la defensa del cordón de Caramávida en la Cordillera de Nahuelbuta, “y en ese sentido me ha parecido muy bien este proyecto y que se esté llamando a las empresas e instituciones para participar y por supuesto a nosotros como ciudadanos, que estamos insertos en este lugar tan hermoso y que Dios nos ha dado la oportunidad de vivir acá”.

Mauricio Parra, jefe de Relaciones con la comunidad de CMPC Forestal Mininco, explicó que la importancia del proyecto y la conservación radica “en que este lugar es una especie de huella histórica de nuestro paso por este planeta, aquí existen especies de flora y fauna que no existen en ningún otro lado. El zorro en particular es el emblema de esta conservación porque es como un termómetro que nos indica que le estamos haciendo a nuestro planeta y si desaparece es porque no lo estamos haciendo muy bien, por lo que es bueno que todas las organizaciones y empresas establezcan esta gobernanza para que juntos saquemos adelante este espacio con estos altos valores sociales y ambientales que tiene”.

Germán Almendras, vecino del sector de Caramávida, expresó que la conservación “es la responsabilidad que tenemos todos los profesionales y toda la gente del mundo de hoy. ¿Qué le vamos a dejar para el futuro a nuestros hijos y nuestros nietos? Conservar hoy es nuestra responsabilidad”.
Al término del encuentro, el respaldo de los vecinos fue ratificado a través de la firma del documento entre la comunidad, FAO, Ministerio del Medio Ambiente, servicios públicos, empresas y ONG locales participantes quienes desde ahora apuestan por la conservación del zorro de Darwin y el queule

Por TBB

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *