Lorena Astudillo: “No se puede dejar a responsabilidad de la mujer su propio resguardo si ella está pidiendo ayuda a la institucionalidad”

En Mujeres en Sintonía conversamos sobre manifestaciones extremas de violencia contra las mujeres, ahondando en la importancia de la consigna “¡Cuidado! El Machismo Mata” y visibilizando dos conceptos que aún no son reconocidos en la legislación chilena, pero que son fundamentales: castigo femicida y suicidio femicida.

En la cuarta temporada de Mujeres en Sintonía Lorena Astudillo, vocera de la Red Chilena y coautora de la publicación “Violencia extrema contra mujeres en Chile” se refirió a diversas manifestaciones de violencia extrema como el castigo femicida y suicidio femicida, y a la importancia de nombrarlas y visibilizarlas.

Investigación publicada por la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres

El suicidio de Antonia Garros a principios de 2017 volvió a visibilizar una forma de violencia extrema, en la cual las mujeres no ven posibilidad alguna de escapar de la violencia y absolutamente destruidas psicológicamente por los agresores, deciden terminar con su vida. En la investigación de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres se aclara sobre el suicidio femicida: “también consideramos en esta categoría casos de mujeres que se suicidan agobiadas por la impunidad, la revictimización y la negligencia de las instituciones encargadas de su protección”.

Lorena Astudillo señaló que la investigación fue motivada por la preocupación planteada por compañeras de otras regiones en una de las asambleas nacionales de la Red Chilena, donde sostuvieron que un alto número de mujeres se estaban suicidando y el conocimiento de diversos casos donde agresores asesinaban a las hijas o hijos de mujeres para dañarlas.

“Empezamos a investigar y logramos comprobar que estas dos figuras existen en Chile, no de manera legislada, porque sabemos que la legislación tiene una vista cerrada. Sin embargo, esto existe”, aseguró la abogada.

Según datos de este estudio, entre 2010 y 2012 el 16% de las mujeres que se suicidaron ya habían iniciado una causa penal por violencia intrafamiliar. A propósito de lo anterior Lorena explicó que “podemos concluir que una mujer que está en un estado depresivo, al borde del suicidio, no acciona el sistema penal. En cambio estas mujeres sí lo hicieron, ¿qué sería entonces lo que la llevó a suicidarse?”.

Al mismo tiempo se comenzó a estudiar el castigo femicida, que se refiere a situaciones donde el agresor “ataca a personas con vínculo familiar o afectivo con la mujer, que fueron asesinadas por el femicida con el objetivo de destruir psíquicamente a la mujer, que consideran de su propiedad”, según detalla el libro.

Para efectos de la investigación se investigaron los filicidios entre el año 2010 y 2012, es decir, crímenes en los que el progenitor decide acabar con la vida de un o una lactante con más de 24 horas de vida. En los casos de filicidio consumado, un 22% respondieron a conflicto conyugal o violencia intrafamiliar (VIF) y otro 50% a conflicto conyugal con venganza. En el caso de los frustrados, la cifra se eleva a un 78% en el caso de conflicto conyugal con venganza y un 11% a conflicto conyugal con VIF.

En relación al actual contexto de violencia contra mujeres en Chile, donde se han consumado 44 femicidios, Lorena Astudillo fue enfática en señalar que “no se comprende que no se puede dejar a responsabilidad de la mujer su propio resguardo si ella está pidiendo ayuda a la institucionalidad. Es lo que se dice hoy en día ‘denuncie’, pero las mujeres van a hacer la denuncia y le dicen ‘si él se acerca a usted, llame a los Carabineros’, es decir, nuevamente se pone en las mujeres la responsabilidad de protejerse”.

Por último, en relación a la actual discusión parlamentaria sobre violencia contra mujeres, Lorena señaló que “hoy se está legislando sobre inducción al suicidio, lo que deja completamente afuera el componente de género que tiene la figura que nosotras investigamos. Inducir al suicidio es completamente distinto al suicidio femicida. Puede que nunca te hayan dicho “mátate”, pero que el agresor sea un violador, la justicia lo haya dejado libre y tú no te sientas segura en ninguna parte”, explicó la también vocera de la Red Chilena.

Escucha el episodio completo a continuación:

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *