Londres 38: “Los avances en torno a la justicia y la verdad, han sido por la acción de las mujeres”

Foto-destacada--678x381 (1)El pasado 2 de noviembre se desarrolló el conversatorio “Memoria y Género” en la en la  37° versión de la Feria Internacional del Libro de Santiago (Filsa), como parte de la campaña “Toda la verdad, Toda la justicia” de Londres 38. En este encuentro, diversas escritoras y activistas nacionales reflexionaron sobre sus experiencias como militantes, el rol de la mujer en la política y su relación con la memoria.

“¿Quiénes tenemos derecho a hablar de memoria y discutir sobre lo que queremos construir?”, preguntó la periodista Tamara Vidaurrázaga al público. De esta manera, se inició el diálogo en el que las expositoras problematizaron la relación entre género y memoria, en el contexto de las luchas políticas, las disidencias y las desigualdades, del pasado y del presente.

La memoria es una herramienta que nos permite pensar y construir futuros para la sociedad, así lo sostuvo la periodista. Sin embargo, éstas se encuentran en constante disputa e históricamente los hombres han tenido más derecho a opinar del pasado reciente. “Esto hay que rediscutirlo. Sino,  esto queda en manos de unos pocos y eso me parece muy peligroso. Por eso, también queremos hacer algo por transformarlo”, señaló Vidaurrázaga.

De ahí viene la importancia de relevar y visibilizar la memoria de las mujeres. La profesora y presidenta de la Comisión Ética contra la Tortura (CECT), Juana Aguilera, destacó que la cantidad de hogares que quedaron encabezados por compañeras fue de la misma proporción que el número de detenidos, desaparecidos y ejecutados en dictadura.

“La represión actuó sobre este hombre público y militante. Ahí es cuando aparece esta mujer cumpliendo un rol político, no sólo respecto al cuidado de sus hijos. Sino que ella encabeza la reconstrucción del tejido social en Chile”, indicó la profesora.

Con la caída del régimen y el retorno a la democracia, las mujeres de las poblaciones y campamentos formaron una sólida organización y encabezaron los comedores infantiles, las bolsas de cesantes y las ollas comunes. En todos esos lugares, ellas eran en su mayoría las encargadas de ejecutar el trabajo colectivo.

“Este trabajo práctico, colectivo y político de las mujeres fue vital en todo el proceso de resistencia en la dictadura. Todos los avances en torno a los temas de justicia y de verdad, han sido por la acción de las mujeres que han estado detrás”, expresó la presidenta de la CECT, Juana Aguilera.

A pesar de que la sociedad chilena ha reconstruido su memoria desde una mirada patriarcal, con el pasar de los años las mujeres han ido logrado un mayor posicionamiento en procesos que antes eran relativos a los varones, como la política.

La escritora y ex militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), Nubia Becker, aseguró que “las mujeres se han apoderado del espacio no sólo como víctimas, sino también como testigos activos de los hechos. El mundo de la memoria de ellas se ha ampliado y siempre se tiene que buscar el poder transgredir con esos testimonios”.

Sin embargo, aún quedan desafíos pendientes en torno a la memoria con perspectiva de género para manifestarla, reconocerla e instalarla. Son las mujeres que tienen que continuar alzando sus voces para construir y dar a conocer sus propios recuerdos, desde la mirada de lo cotidiano.

Visita el video de la campaña “Toda la verdad, Toda la justicia” de Londres 38: 

Fuente: Radio JGM

por Constanza Romero Lecourt

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *