Llamado a salvar las vidas de los estudiantes en huelga de hambre

La Comisión Etica Contra la Tortura, organización  defensora de los derechos humanos que congrega a destacadas personalidades de irrefutable solvencia moral, insta a todas las entidades de derechos humanos y a todas las personas de buena voluntad, que se unan a este llamado a los estudiantes en huelga de hambre, a fin de  que no sean tronchadas sus existencias.  Puesto que no es justo ni digno permanecer indiferentes ante la eventual pérdida de UNA SOLA VIDA de los adolescentes y jóvenes, consideramos un deber llamar a romper el silencio que violenta y remece nuestras conciencias.

Muchos son los  estudios que han demostrado que el sistema educativo chileno es uno de los más segmentados en el mundo (“conscientemente segmentado” – Informe OCDE 2004).  Los estudiantes han señalado que se hace necesario realizar reformas estructurales que garanticen calidad y equidad educativa para las grandes mayorías de la población y que el país debe contar con un proyecto educacional acorde a la calidad de vida que desea para sus ciudadanos del presente y del futuro.

Los estudiantes chilenos han demandado del Gobierno dirigido por el empresario  multimillonario  Sebastián Piñera, Educación Pública garantizada y administrada por  el Estado, Gratuita y de Calidad, sin que bajo su existencia se genere lucro ni privatización. Solicitan, también,  gratuidad del pasaje escolar durante todo el año.  Y una reforma a los liceos técnicos, que haga posible un mejor equipamiento, mayor inserción laboral y prácticas pagadas. El gobierno ha respondido con silencio, especialmente a los planteamientos de los estudiantes secundarios, cerrando así todas las salidas a una crisis que tiene por tres  meses detenida la vida escolar y académica de miles de jóvenes y a  cerca de cincuenta  de ellos  con  más de un mes en huelga de hambre  y que se encuentran en el Liceo de Buin, Liceo Darío Salas, Liceo Experimental Artístico, Liceo Politécnico de Castro, Rayan Mapu de Quellón, Técnico de Antofagasta, Universidad de La Frontera de Temuco y Universidad del Bío-Bío de Chillán.

La huelga de hambre “es la forma de ir entregando la propia vida, hasta la consecuencia última, como arma para reivindicar derechos humanos que se juzgan fundamentales y no alcanzables de otro modo menos costoso”.  (…)  “El hambre es utilizado como medio llamativo, para perder la vida a fin de obtener otro valor que se juzga tan importante que, para conseguirlo, puede ser entregada la propia vida”.  (VIDAL, M., “Etica civil y sociedad democrática”, (Desclée de Brouwer, 1984,  pp. 256-257).

La realidad contextual dentro de la cual se realiza esta HUELGA de HAMBRE y la autenticidad motivacional de quienes en ella participan han determinado su VALIDEZ ETICA,  pues ante el país ha quedado en evidencia que se trata de una causa justa donde la huelga está siendo usada como un último recurso,  proporcional al fin planteado. A nuestro juicio, ante tal evidencia de interpelación ETICA, corresponde una respuesta de igual altura. Estos adolescentes y jóvenes están planteando un imperativo MORAL que enrostra y convoca a toda la sociedad, a los padres y madres, a los trabajadores y trabajadoras y, especialmente, a los defensores de los Derechos Humanos.

Hoy, el Gobierno estima que salvar las  vidas de estos jóvenes heroicos y generosos es sólo cuestión de amarrarlos, sedarlos y alimentarlos por la fuerza.  Ante ello, debemos recordar que la Asociación Médica Mundial, en la Declaración de Malta sobre las Personas en Huelga de Hambre, plantea el respeto a la autonomía de los huelguistas, así como la consideración  de los principios de beneficencia y de no maleficencia, conceptos que necesitan estar equilibrados,  puesto que de lo contrario, se estaría frente a un acto de TORTURA.

El camino de la SOLIDARIDAD, de la JUSTICIA SOCIAL y de la vigencia de los DERECHOS HUMANOS se hace desde las organizaciones y desde sus luchadores sociales. De ahí que todos los abajo firmantes junto a  la Comisión Etica contra la Tortura (CECT-Chile) llaman a los jóvenes y adolescentes en huelga de hambre a deponer esta forma de lucha, ya que su testimonio de generosidad, al ser capaces de renunciar a sus propias vidas para que las actuales y las futuras generaciones tengan acceso a la VIDA BUENA y DIGNA, ha sido escuchado por las conciencias rectas de la sociedad, a pesar del cerco informativo tendido por los medios de comunicación y la indolencia del gobierno. Hoy, el pueblo y sus organizaciones  toman sus banderas y sus luchas hasta lograr los objetivos que ustedes, jóvenes ejemplares se han planteado.  La esperanza de una sociedad de paz y de justicia nos exige afirmar que a todos se les necesita, especialmente a quienes han dado testimonio de grandeza de espíritu con su fuerza y su convicción.

Comisión Etica Contra la Tortura (CECT-Chile)

Santiago de Chile, 21 de agosto de 2011.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *