Libres con medidas cautelares quedaron dos comuneros del Budi por recuperar tierras

Tras ser formalizados esta mañana en la Fiscalía de Nueva Imperial quedaron con arraigo nacional, firma mensual y prohibición de acercarse al fundo que demandan.  En entrevista exclusiva señalan que están convencidos de que tienen suficientes razones para seguir luchando por las tierras, no solo por ellos, sino por todos los mapuche y las futuras generaciones. Por Elías Paillan, Observatorio Ciudadano

¡Marichiweu, marichiweu¡ salieron vociferando los imputados Emilio Painefil y Camilo Huenchucoy tras la audiencia de formalización de cargos en la Fiscalía de Nueva Imperial, grito que fue acompañado por alrededor de 10  de sus hermanos que los acompañaron en la sesión.  Se veían firmes, algo cansados, pero sus compañeros los esperaban con un café en las afueras del edificio para soportar además el frío de la mañana.  Este es el diálogo exclusivo con ellos y sus razones para participar en las movilizaciones en el Budi.

Emilio Painefil (43 años), werken de la comunidad LLaguepulli: “Ya no tenemos ningún pedazo de tierra y vivimos allegados”

¿Marimari peñi chumleimi?

Marimari peñi, kvmen, kvmelei tañi rakizuam, weichalein mvten pilei tañi rakizuam, tañi mogeleal tañi mapuchegen, mvlei taiñ pichike che, mogelerpual ka antv, feimullemai ta wixampuramniefiin tvfachi zugu, niewelain ta mapu, mulenule mapu llamai taiñ mapuzugun, llamai taiñ kom taiñ kimvn, pikein, feimu ta weichalein tati peñi.

¿Cuénteme en qué contexto fue detenido?

Yo trabajo en la escuela Kom pu Lof, fui a dejar a los niños en el furgón y después fui con mi hijo pequeño al fundo que estaba tomado para hacer acto de presencia simbólica.  Como las cuatro me fui e iba por el camino tranquilamente cuando llegaron dos patrullas policiales y me detuvieron.  Me revisaron, encontrándome una honda y una cortapluma con que corto las amarras de los fardos para alimentar a los animales en la mañana.  Me dijeron que tenía armas contundentes y me llevaron al retén de Hualpin.

¿Cuáles fueron los cargos?

Usurpación violenta, daños a la propiedad, arrancar estaca y andar con armas contundentes, arma blanca.  Acá las medidas que me aplicaron fue firma mensual en el retén de Puerto Domínguez y una investigación durará seis meses.

¿Y cómo califica este movimiento de recuperación territorial en la región?

Hay una unión de todos los territorios en este trabajo, es algo que estamos recuperando y que antes nos robaron.  Yo creo que esta lucha continúa y que el gobierno algún día entenderá que nosotros queremos vivir como pueblo, no queremos perder nuestra cultura, nuestro kimvn y dejarles algo a nuestros hijos.  Hoy estamos tan hacinados en nuestras comunidades, que jóvenes de la edad mía ya no tenemos ningún pedazo de tierra, vivimos allegados de las tierras de los papás, por eso la lucha peñi.

¿Cuál es la demanda de tierras en ese sector?

Nuestra demanda es de 52 mil hectáreas de tierras, que comprende el fundo de la iglesia católica de Puerto Domínguez, y al Fundo Lumahue y el fundo Pérez.  Yo creo que son algo así como tres mil seiscientas hectáreas; además del fundo Serra, como 500 y tantas, y fundo Chelle Sur, que son casi 700 hectáreas.  Todas estas tierras son partes de nuestras demandas.

Camilo Huenchucoy (33): “El pueblo mapuche se está levantando y con fuerza”

¿Cómo califica este movimiento en el Budi?

Nosotros hace tiempo que venimos desarrollando este movimiento en el Budi y el otro día, una vez más, decidimos reingresar al fundo para entrar a la recuperación de tierras.  Como todos sabemos, aquí hay un movimiento grande en la nación mapuche y a mi me detuvieron en la acción.  Pero seguimos fuertes, entre nosotros debemos más que nunca apoyarnos y seguir luchando por esta causa que es justa, es lo que nos corresponde, es algo que el estado tiene que resolver, el problema que tiene acá en el territorio y sobre todo decirle a la gente que el pueblo mapuche se está levantando y con fuerza.

¿Cuántas hectáreas son?

En el fundo Puyehue, alrededor de trescientas hectáreas.

¿Cómo fue la detención y el trato de los carabineros?

Al principio fue violenta, estaban con harta prepotencia.  Me tuvieron prácticamente toda la tarde esposado en un calabozo inmundo en Hualpin y después me trasladaron a Teodoro Smith.  En todo momento me anduvieron trayendo esposado.

¿Le agredieron de forma física o verbal?

Si, cuando me llevaron allá al hospital a constatar lesiones, dijo en voz alto un carabinero: “Aquí le traemos un cacho más, una basura de éstos”.  Yo llevaba una herida, producto del forcejeo y donde me arrastraron, y el paramédico ni siquiera me hizo una limpieza.  Porque a mi me detuvieron cruzando un camino publico.

¿Qué opina del movimiento y de la respuesta del gobierno?

Los lonkos hicieron un viaje a Santiago para conversar con Bachelet y simplemente le cerraron la puerta en la cara.  Quizás no estuviera pasando esto si el gobierno, el estado, hubiese escuchado el llamado de los longos.  Y se le dio tiempo, pero hasta el momento todavía creo tienen las puertas cerradas, todavía no se han pronunciado para nada.

¿Cuál sería su llamado a los chilenos, que muchas veces reciben una información distorsionada de este tipo de hechos?

La sociedad chilena tiene que entender que aquí no hay un problema contra ellos, sino que se está, simplemente, reclamando al estado de Chile que nos devuelva las tierras que fueron usurpadas.

Fuente: Azkintuwe

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *