“Las radios tienen que ser agente de cambio”,Claudia Torres, periodista y conductora de Radio Santa María

http://www.amarcchile.cl/

 

En conversación con AMARC Chile, la comunicadora abordó el estado del movimiento, la angustia de la gente que encontró un espacio en la radio y el valor de la práctica en red, que produjo que muchas radios comunitarias amplificaran las voces ciudadanas de Radio Santa María de Coyhaique

Luego de que la Intendenta de la Región de Aysén, Pilar Cuevas, dijera que la Radio Santa María incitaba a la violencia, un apoyo transversal comenzaron a dar los auditores a la emisora local, quienes ya lo estaban haciendo en audiencia por su compromiso con el movimiento social.

En aquellas jornadas de protesta, y cuando la oscuridad daba la oportunidad para la impunidad con la cual actuaba Carabineros y Fuerzas Especiales, como denunciaron sus habitantes, el micrófono abierto del programa de trasnoche ,“Tu Problema es mi problema”, conducido por la periodista Claudia Torres, fue el espacio para la información, el desahogo, la denuncia, la preocupación de muchos oyentes.

Pese a que auditores criticaban a la radio por no ser objetiva y azuzar a la gente cuando las barricadas y los disturbios, a su juicio, no eran tales,  el micrófono seguía abierto y la conductora dialogaba y escuchaba con aquellos que opinaban distinto. Este verdadero ejercicio de libertad de expresión, sin embargo, se vio enfrentado a las denuncias y presiones de censura de autoridades civiles y militares.

“Uno en la vida tiene una postura, uno no es imparcial. La radio, en este sentido, tiene una postura, tiene un compromiso como medio de comunicación social porque hay que ser fiel a quienes nos necesitan. El 99% de los medios han estado siempre del lado de los poderosos, del gobierno de turno, de los poderes económicos. Sabemos que los consorcios radiales en Chile son brutales  y que un medio que esté del lado de la verdad y de la gente es valioso” sostiene Claudia Torres.

Si bien el rechazo de la autoridad caló hondo en la radio, el cariño y respaldo de la gente ha sido la mejor motivación para seguir apoyando las demandas sociales de una región tan postergada como el resto de la Patagonia. “No nos sorprende mucho (la actitud de la autoridad), pero no vamos a aplicar autocensura. La sanción social es más fuerte para ello. La radio tiene que ser un agente de cambio.  La radio es parte de la comunidad, es de la comunidad. La gente toma su radio y dice la ‘radio Santa María es mi radio’”.

“A palos no vamos a dialogar”

Lejos de sentirse una héroe, como la reciben en muchas partes que ha visitado en las últimas semanas, la periodista de Radio Santa María critica la represión y el actuar de los medios nacionales que no mostraron la realidad del conflicto relevando las voces de los afectados, quienes sí tuvieron su espacio en Santa María para contar sus propios relatos.

“El poder decir la verdad y que esa verdad sea contada por uno hizo mucho sentido. La misma dueña de casa contaba lo que estaba viviendo mientras la represión se hacía presente. Ahí  se produjo el quiebre con el Estado porque nosotros no podemos aceptar que nos vengan a golpear para hablar. Se produjo cohesión y solidaridad social. Los medios nacionales estuvieron ahí, pero no haciendo la pega de noche ni de madrugada.  La agresión fue sistemática y organizada contra la gente, como si fueran delincuentes; en la noche, por detrás, en las poblaciones, a las mujeres solas. El Estado es el responsable de esta agresión, sin embargo, a través de los micrófonos esa golpiza y esa represión no quedaba en el silencio”, relata Claudia.

Ahora cuando comienzan a implementarse los acuerdos y poner plazos a los logros alcanzados entre los dirigentes y el gobierno, la comunidad de Aysén ha adquirido un sentido del control social, como explica la comunicadora, para vigilar y hacer seguimiento del cumplimiento de las promesas a la región.

“El movimiento le enseñó al gobierno”

Mientras el gobierno no supo manejar el conflicto manejando de manera centralista cualquier camino que condujese al diálogo, el movimiento fue agarrando mayor fuerza  desde el  13 de febrero de 2012 cuando comenzó la ciudadanía a movilizarse.
“El movimiento ha ido a ganancia siempre. Logró comunicarse como región, logró que se mostraran líderes naturales. La postura de la mesa se mantuvo con 24 dirigentes y 11 puntos a lo largo de todo el conflicto.  Mientras el gobierno no demostró capacidad para organizarse en su gabinete, los dirigentes demostraron dignidad y enseñaron cómo se hace diálogo. El movimiento le enseñó al gobierno”, enfatiza Claudia.

Rescatando el grado de convicción del movimiento y la experiencia de la edad como factores importantes a la hora de los balances, que pueden servir como referente al movimiento educacional 2012, la periodista y conductora de Radio Santa María valora y agradece el trabajo en red porque “Las radios comunitarias entendieron tu problema es mi problema”, lo que revitaliza las prácticas de la comunicación comunitaria y el ejercicio de libertad de expresión y comunicación como derechos humanos.

 Entrevista y texto: Raúl Rodríguez, Director Radio Juan Gómez Millas y Dirigente Mesa Nacional AMARC Chile

 

Foto : Ciudad Invisible

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *