Las culpas del periodismo y los medios en la violencia de género

Por Cristián Zúñiga 

La violencia de género es uno de los fenómenos más naturalizados en las sociedades actuales y que, en el caso de los femicidios, la prensa informa como si fueran meros hechos policiales, cuestionó el periodista español Iñaki Gabilondo. El profesional de las comunicaciones dijo también que si los hombres no toman conciencia de que se trata de un problema social que los implica, no será posible erradicar los homicidios de mujeres por razones de género.

En la embajada de la Unión Europea en Chile, el destacado el periodista español Iñaki Gabilondo protagonizó un diálogo donde abordó el tema de la violencia de género, las vinculaciones con la política y el papel que tienen los medios en su erradicación.

El periodista, con más de cuatro décadas de trayectoria profesional en la radio y la televisión de España, señaló que los femicidios o los actos de violencia contra las mujeres suelen salir a la luz pública a propósito de un suceso policial donde la víctima es una mujer, pero enfatizó que el problema tiene un alcance social mucho mayor que debe ser consignado.

Por eso, Gabilondo dijo que los medios de comunicación y la política deben jugar un papel en la erradicación del problema, aunque advirtió que no se resuelve desde esferas aisladas de la sociedad, ya que se trata de un fenómeno de raíces profundas y cuya solución es una carrera de largo aliento, “como una maratón”.

El periodista ahondó en un hecho que remeció a la opinión pública española y que cambió el acercamiento de los medios de ese país al tema.

“En un momento determinado, como consecuencia de muchas cosas, pero sobre todo el impacto que tuvo el asesinato de una mujer que había denunciado por TV ser víctimas de malos tratos y tres semanas después su marido la roció con gasolina y le prendió fuego, se inició una transformación de todos los medios y desembocó en 2004 en la notificación oficial de que no tenemos un problema particular, sino que tenemos un problema colectivo y público”, indicó.

El periodista dijo que debido a este caso el Parlamento aprobó de manera unánime una norma que era un plan integral contra la violencia de género (judicial, policial, mediático, publicitario, sanitario). Gabilondo enfatizó en que aunque una política como ésta no resuelve el problema, hace entender su extensión y su condición.

En cuanto a la violencia que ejercen los medios contra las mujeres, el periodista lo ejemplificó en los casos de femicidios que son abordados como sucesos aislados, señalando que en realidad solo es la punta de un iceberg que debajo esconde miles de discriminaciones y violencias de género en la vida diaria.

En este marco, el anfitrión del encuentro, el embajador de la Unión Europea en Chile, Rafael Dochao Moreno, se refirió a la campaña He For She de ONU Mujeres y a la que la delegación adhiere, que busca posicionarse como un movimiento solidario para involucrar a hombres, jóvenes y niños como agentes de cambio en el logro de la igualdad de género.

El embajador explicó que la idea fuerza de la campaña es crear conciencia sobre las desigualdades, así como influir en la responsabilidad que tienen los hombres, jóvenes y niños en eliminar cualquier forma de discriminación y violencia contra las mujeres y las niñas por medio de nuevos modelos de conducta.

Rafael Dochao Moreno señaló la importancia que tiene la campaña a nivel mundial y por qué la sociedad chilena puede aprovecharla.

“Para la Unión Europea es parte de nuestro código genético, los derechos humanos y los derechos de las mujeres evidentemente están incluidos. La Campaña de ONU Mujeres, y que Ban Ki Moon planteó cuando estuvo acá, tiene una premisa que ha recordado Iñaki Gabilondo hoy: o los hombres se implican directamente en la lucha por la igualdad de género o no se va a avanzar”, enfatizó.

En tanto la periodista y vocera de la organización “Rompiendo el Silencio”, que defiende los derechos de las mujeres lesbianas, Erika Montecinos, dijo que ellas también son afectadas por los lastres de una sociedad machista.

“Nosotras tenemos derechos como mujeres, vivimos nuestra vida como mujeres, por ejemplo sufrimos acoso callejero como todas las mujeres, pero además por el hecho de tener una orientación sexual distinta”.

La vocera enfatizó que en nuestro país asumirse como lesbiana implica muchos inconvenientes, por la serie de prejuicios sociales que están enquistados en gran parte de la población.

La jornada fue una oportunidad para que periodistas de medios de comunicación y de organizaciones de la sociedad civil pudieran intercambiar reflexiones sobre cómo enfrentar la desigualdad de género en los discursos mediáticos, generando un cambio desde dentro para luego aportar a la transformación cultural de la sociedad

Fuente: Radio U Chile

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *