Las lacrimógenas son dañinas para la salud: Países europeos no las usan.

Las bombas lacrimógenas nuevamente se encuentran en primera fila. Las últimas manifestaciones, la marcha de los estudiantes universitarios que convocaron a más de 20 mil personas, y ayer por la Hidroaysén, más de 30 mil personas según cifras de Carabineros, se lanzaron miles de artefacto de bombas lacrimógenas.
El diario “El mundo” de España, uno de los grandes tabloide españoles, en un artículo se encuentra sorprendido que en Chile se utilicen este tipo de Bombas, cuando en todos los países europeos y Estados Unidos se encuentran prohibido. Según “El Mundo”, las investigaciones científicas confirman el daño que provoca inhalar los gases de las bombas lacrimógenas, sobre todo a los niños y a las mujeres embarazadas. Muchos de los componentes de estas sustancias tóxicas han sido reemplazados en Estados Unidos e Israel, países que las fabrican.
Por el contrario, las bombas que usa Carabineros, la policía chilena, son fabricadas exclusivamente para Chile y están prohibidas en la mayoría de países del mundo. “Hay antecedentes documentados de que los agentes químicos con que se fabrican las bombas lacrimógenas son abortivos. Además de producir graves daños a la salud, inciden negativamente en los aparatos reproductivos masculino y femenino”, comenta el doctor Andrei Tchernitchin, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.
El diario español expresa que el interés de este médico por este tipo de sustancias tóxicas comenzó durante la dictadura militar de Augusto Pinochet, cuando en los alrededores de la Facultad de Medicina la policía lanzaba bombas lacrimógenas. Los estudiantes llegaban muy afectados, por lo que Tchernitchin decidió llevar a cabo un estudio científico.
“Pedimos a los alumnos que donaran sangre para estudiar algunos parámetros hormonales, como el número de leucocitos eosinófilos y, curiosamente, esos leucocitos estaban desgranulándose con mucha velocidad, lo cual podía significar alteraciones de diverso tipo”, “Hay probabilidad de que las sustancias químicas de las bombas lacrimógenas afecten las funciones reproductivas, dañen al feto en el último trimestre del embarazo, y a los niños en los primeros años de vida, provocando efectos en la salud que pueden resultar irreversibles”, dice.
“Es probable que los fabricantes de estos químicos y tóxicos tengan estudios científicos, pero no dan a conocer los detalles… No son mortales, ni provocan enfermedades inmediatas, a menos que la persona inhale el gas bajo ciertas condiciones”, añade el científico.
Este hecho lo ha dado a conocer un diario que se encuentran a miles de kilómetros de distancia de Chile, en cambio, los medios y las autoridades no se han pronunciado sobre este estudio. Se sabe que las bombas lacrimógenas han sido sacadas de circulación en la mayoría de los países del mundo, porque en nuestro país se seguimos utilizando.
Héctor Carrillo

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *