La vida y la memoria presentes en lanzamiento de libro “La lista del Schindler chileno”

Emociones cruzadas y muchos recuerdos marcaron la presentación en Concepción del libro “La lista del Schindler chileno. Empresario, comunista, clandestino“, del periodista Manuel Salazar, acto que tuvo en su centro el elogio de la vida y la memoria.

El libro narra la historia de una estructura clandestina, creada por el químico farmacéutico Jorge Schindler sobre la base de una red de farmacias, que operó entre 1975 y 1979 para proteger a militantes del PC y otras fuerzas de izquierda de la persecución del aparato represor del Gobierno Militar.

El lanzamiento –organizado por el Departamento de Comunicación y su carrera de Periodismo- contó con la participación del autor y el protagonista de la historia, quienes fueron acompañados en la testera por la periodista y exalumna de la UdeC, Millaray Brito, una de las tantas personas que recibió protección en este sistema- y el decano de la Facultad de Ciencias Sociales.

Al abrir el acto, el director del Departamento de Comunicación Social, Hector Alarcón, señaló la importancia de llevar a cabo esta presentación en la UdeC, porque –dijo- es un baluarte de los derechos de las personas, a la vez que destacó el trabajo del autor, por cuanto se remite a uno de los “géneros más difíciles de nuestro mundo; el periodismo de investigación” que, en este caso, señaló, tiene como eje la memoria.

En su presentación el Decano dijo que el libro de Salazar destaca el valor de la memoria, a la que calificó como “un principio de acción que lleva un compromiso distinto al de los quieren olvido o de los que quieren hacer uso y abuso de esta memoria. En definitiva nos muestra que los procesos sociales no mueren, sólo los mata el olvido y la presencia de ustedes (de quienes fueron partícipes de la época a que remite el libro) es la mejor demostración de que no han muerto”.

El académico señaló que este libro “coincide con la vocación humanista de la Universidad porque es esencialmente un recorrido por la dignidad de los seres humanos, la lucha por afirmar la vida por sobre la muerte; es una lección de humanidad”, dijo.

Sin ocultar su emoción, la periodista MIllaray Brito recordó su llegada a la cadena de farmacias montada por Schindler y señaló que, pese a “la represión brutal de la dictadura”, en el espacio creado por el farmacéutico lograron ser felices, siempre –recalcó- con la conciencia de que “salvar vidas era nuestra primera tarea”.

La exalumna relató la forma en que se materializaba la ayuda a los “compañeros”, recordando algunos episodios difíciles de ese tiempo; resaltó asimismo la gran generosidad mostrada por Schindler, quien –dijo- fue un guía, un mentor; era –agregó- como un director de orquesta. “Hasta el más modesto empleado de la farmacia cumplía un rol fundamental para que esa orquesta funcionara”, señaló.

Sorprendido por la repercusión que ha tenido su historia, Jorge Schindler confesó que nunca imaginó tener el protagonismo que ha alcanzado ni el interés mediático que ha despertado, incluso en el extranjero. El farmacéutico de origen lebulense, también ex alumno de la UdeC, comenzó su intervención con un homenaje a los “compañeros” muertos y desaparecidos en la dictadura y el recuerdo de las personas cuyas vidas requirieron protección, a quienes calificó como los verdaderos héroes de esta historia, aludiendo a las versiones que le dan a él ese título.

El profesional habló sobre el origen de la red de farmacia y relató cómo se fue construyendo la red de apoyo, señalando que tanto en sus comienzos y a lo largo de su funcionamiento estuvieron presentes varios exalumnos de la UdeC.

En tanto, Manuel Salazar contó cómo abordó el trabajo de este libro, señalando que en él se recogen las historias de unas 60 personas -a partir de su infancia- con el fin de dar cuenta de las motivaciones que los llevaron a ser parte activa de la vida política de la época. “Son historias sencillas, de gente común y corriente, sin ninguna connotación pública”, dijo, destacando algunos de esos relatos, como el caso del ex dirigente del Carbón Omar Sanhueza que –como señaló- se salvó por la existencia de la red de Schindler.

Recordando la experiencia acumulada en el desarrollo de este texto, afirmó que “ocurra lo que ocurra, pase lo que pase, la vida siempre se impone”.

Escrito por Jeanette Valenzuela/ Panorama radio UdeC

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *