La Inequidad y la falta de escrúpulos se apodera de la nueva Superintendencia de Educación

PROYECTO ESTRELLA DE LA SUPERINTENDENCIA PROFUNDIZA LA DESIGUALDAD ENTRE SUS TRABAJADORES

Los funcionarios de la recién creada SUPERINTENDENCIA DE EDUCACIÓN, manifiestan su más profundo rechazo al decreto supremo 338 del 6 de agosto del 2012, que encasilla y traspasa a 307 funcionarios del Ministerio de Educación a la Superintendencia de educación.

En la asamblea del día 31 de Agosto, todos los fiscalizadores y fiscales de subvenciones de la región metropolitana hemos decidido, a partir de hoy, iniciar un Paro de carácter Indefinido, en repudio a las condiciones deplorables en que están siendo traspasados los trabajadores, pasando por sobre lo consignado en la legislación en el sentido de ser traspasados “sin solución de continuidad”, como tipifica la ley, y a lo menos manteniendo la misma remuneración.

Se consagra en este decreto la desigualdad entre los trabajadores permanentes, con aquellos de carácter transitorio dejando en desmedro y en peores condiciones a los funcionarios de terreno. Por ejemplo, el Jefe Nacional de Inspección ganaba, de a acuerdo a la EUR del Mineduc, $2.181.464, y ahora pasa a cumplir las mismas funciones en esta nueva institucionalidad con casi $6.000.000, mientras los trabajadores son traspasados con remuneraciones más bajas que las que tienen en el Mineduc. No se respetan, por lo tanto, los derechos adquiridos y se vulnera el derecho de todo trabajador a no bajar sus remuneraciones declaradas en cuanto dictamen hay sobre la materia.

En lo político, el gran valor de los organismos fiscalizadores es su autonomía. La designación a dedo de los más altos directivos de la superintendencia, entrega a estas instituciones al manejo del gobierno de turno; convierte a la alta dirección pública, en una manera legal de engañar a la gente, pues sus concursos nunca se llevan a cabo, y la esperanza de una fiscalización exenta de intereses, se transforma en una quimera.

Desde el punto de vista ético, es impresentable que los mismos que pensaron, crearon, diseñaron y hoy ocupan los más altos cargos de la superintendencia, hayan decidido ante sí renunciar a sus puestos en el Ministerio de Educación y contratarse, con los nuevos grados, en este nuevo organismo. Decidieron reírse de los trabajadores, aumentándose considerablemente sus remuneraciones, sin sustento legal ni moral alguno ¡Una burla imperdonable!

Hace un año están trabajando estos decretos, entre gallos y media noche, negándoles a los trabajadores organizados el derecho a tener conocimiento de las decisiones que se iban a adoptar sobre ellos, quienes se enteran hoy de las condiciones en que serán traspasados. Los mismos, operadores políticos de la UDI y los traidores de la Concertación, que fraguaron el traspaso en el más profundo sigilo y a espalda de los trabajadores, se subieron los sueldos, triplicando su ingreso.

Llamamos a los trabajadores del Ministerio en su conjunto a solidarizar con los funcionarios traspasados, acogiendo las acciones de movilización que se irán comunicando oportunamente por esta vía. Del mismo modo, exigimos que los Parlamentarios de Chile hagan prevalecer el Estado de Derecho que se ha vulnerado, en connivencia con el Contralor de la República.

DIRIGENTES DE ANDIME RM

FUNCIONARIOS TRASPASADOS A LA SUPERINTENDENCIA DE EDUCACIÓN

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *