La evolución de la clase media en América Latina

Foto: Craig Sunter

Por Leopoldo Tornarolli

En varios países latinoamericanos, la clase media no ha representado una porción significativa de la población a lo largo de la historia. Sin embargo, en los últimos años, la mayoría de los países en la región han experimentado un crecimiento económico junto con una reducción de desigualdad de ingresos, lo cual ha resultado en un incremento de la proporción de la población que pertenece a la clase media en América Latina. Este trabajo describe la evolución de la clase media en 16 países latinoamericanos durante el periodo del 2001-2011.

Datos y metodología

Las encuestas de hogares utilizadas en este trabajo pertenecen a la Base de Datos Socioeconómicos para América Latina y el Caribe (SEDLAC), un proyecto conjunto entre el Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (CEDLAS) de la Universidad Nacional de La Plata (Argentina) y el Grupo de Pobreza del Banco Mundial (LCSPP).

En cuanto a la definición de la clase media, se utilizan los umbrales del ingreso absoluto para identificar si un hogar forma parte o no de este grupo socioeconómico. Particularmente, la definición adoptada es la misma que fue propuesta por la Secretaria de Asuntos Estratégicos (SAE) de la Presidencia de Brasil.

En el trabajo empírico, un hogar es considerado de clase media si tiene un nivel de ingreso per cápita entre 4,35 dólares y 15,23 dólares diarios a la paridad del poder adquisitivo del 2010 (2005 PPA). Los hogares con un ingreso per cápita inferior a 4,35 dólares diarios al PPA del 2005 pertenecen a la clase baja, mientras que aquellos con un ingreso per cápita superior a 15,23 dólares diarios al PPA del 2005 son considerados parte de la clase alta.

 La evolución de la clase media en América Latina

Cuando se considera a América Latina como un todo, los resultados confirman que la clase media de la región ha experimentado un incremento significativo en la última década: mientras que en el 2001 representaba el 40,7% de la población regional, esa proporción aumentó a 51,4% para el 2011. En el mismo período, el tamaño de la clase alta también subió de 13,1% a 19,3%. La tendencia no fue consistente a lo largo de esta etapa: entre el 2001 y el 2003 el tamaño de la clase media se mantuvo prácticamente sin cambios en la región, pero desde el 2003 hasta el 2008 hubo un gran crecimiento en el porcentaje de hogares latinoamericanos que pasaron de la clase baja a la clase media. Entre el 2008 y el 2009, el crecimiento de la clase media sucedió a un ritmo más lento debido a la crisis financiera internacional, pero a partir del 2009, la proporción de este grupo dentro de la población total creció a una tasa parecida a la que se observó entre el 2003 y el 2008.

¿Existe una convergencia entre los países en la proporción poblacional de la clase media?

¿La evolución de la proporción poblacional de la clase media entre los países fue similar? Si no lo fue, ¿Hay algún patrón que permita explicar las diferentes evoluciones entre ellos? Los resultados demuestran que la evolución de la proporción poblacional de la clase media no fue la misma en todos los países: aquellos países donde la clase media representaba una pequeña parte de la población en el 2001 (como por ejemplo Bolivia, Perú y Ecuador) registraron la mayor tasa de crecimiento de la clase media en la población entre el 2001 y el 2011.

En contraste, los países con la mayor proporción poblacional de clase media en el año 2001 (como Uruguay y Chile) tuvieron la tasa de crecimiento más baja de la clase media en la población. En este sentido, pareciera que existe una convergencia en la proporción que representa la clase media dentro de la población de distintos países Latinoamericanos. Dichos resultados son compatibles con las predicciones de Paes de Barros y Grosner (2013), quienes evalúan el progreso de la distribución de ingresos mediante la supervisión de la proporción poblacional de las tres clases socioeconómicas (baja, media y alta).

Los autores proponen que las diferentes etapas del proceso de transición de una sociedad pobre, donde la mayoría de la población pertenece a la clase baja, a una sociedad rica donde la mayoría de la población pertenece a las clases superiores, pueden ser caracterizadas en términos del tamaño relativo de las tres clases de ingreso.

Durante las primeras etapas del proceso de desarrollo, el tamaño relativo de la clase media tiende a crecer, pero cuando el país alcanza cierto nivel de desarrollo, el tamaño relativo de la clase media comienza a reducirse. Dicho de otra manera, la clase media tiene un tamaño máximo en cada país.

Dado que los países Latinoamericanos varían en sus niveles de ingreso y desarrollo, las tasas de crecimiento poblacional de la clase media deben ser igualmente distintas entre ellos. Por otra parte, una contracción en el tamaño de la clase media es de esperarse en los países con los más altos niveles de desarrollo.

En otras palabras, mientras que a primera vista existe una (aparentemente clara) convergencia en el tamaño de la clase media dentro de los países de América Latina, una examinación más profunda del proceso muestra que esta convergencia es un resultado transitorio de países con diferentes niveles de desarrollo desplazándose a través de las distintas etapas de distribución de ingresos.

 

Referencias

– Paes de Barros, R. and D. Grosner (2013). ‘Middle Class Expansion and the Stages of the Transformation Process of Income Distribution’, Poverty in Focus, No. 26. Brasília, International Policy Centre for Inclusive Growth.
– Tornarolli, L. (2014). ‘A Profile of the Middle Class in Latin American Countries 2001–2011’, Working Paper, No. 128. Brasília, International Policy Centre for Inclusive Growth.

 

Artículo publicado originalmente en International Policy Centre for Inclusive Growth. Traducción a cargo de Eugenio Carillo, voluntario en línea de la ONU.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *