La cláusula incumplida, o cómo el grupo PRISA llegó a dominar el dial FM chileno (Podcast)

Radio Tierra

DESCARGA EL AUDIO

El no cumplimiento de la cláusula sobre la reciprocidad de las inversiones extranjeras en medios de comunicación, que establece la ley de prensa chilena, es la clave para comprender cómo el grupo PRISA España, fundado por Jesús Polanco y cercano a figuras del PSOE como Felipe González, llegó a concentrar prácticamente el 40% de espectro FM de Chile.

Radio Tierra entrevistó al ex diputado Esteban Valenzuela, quien durante los años 2007 y 2008 siguió muy de cerca el caso, y fue testigo en primera fila de cómo la institucionalidad que debía resguardar la libre competencia se saltó por completo el principio de reciprocidad.

“El principio de reciprocidad tiene la siguiente idea: si nosotros aceptamos dueños de radios extranjeros en Chile tiene que haber reciprocidad. Si en otro país hay normas que dicen que ninguna radio puede transmitir menos de un 25% de programación nacional -como en México- y no puede haber ningún actor que tenga más del 5% de las radios, no puede en Chile aceptarse que cualquier persona se apodere de más del 5% de las radios o pueda tener las concesiones casi de manera indefinida, sin cumplir criterios mínimos de programación de origen local”, explicó.

Por eso junto a otros parlamentarios, Valenzuela solicitó que este principio fuera aplicado por el entonces subsecretario de Telecomunicaciones Pablo Bello, luego de que ni el TDLC, ni la Corte Suprema se pronunciaran con motivo de la compra de radios de PRISA. “Lo que planteamos con Álvaro Escobar en su época, fue una presentación a las autoridades competentes para que la Subsecretaría de Telecomunicaciones cumpliera el principio de reciprocidad, y por lo tanto, desalentara la entrega de concesiones radiales a los intentos por generar monopolios y oligopolios en el mundo radial”, declaró.

Consultado por el hecho de que cinco años después la batalla continúa en tribunales, el ex diputado se mostró optimista. “Vía tribunales de justicia se va a tener que generar la jurisprudencia, se va a tener que establecer que los distintos gobiernos -tanto de la Concertación como de la derecha- no han tenido la pro actividad para poder aplicar los reglamentos y reglamentar lo que está bastante explícito en la ley. Es obligación del  Gobierno, pero el cúmulo de intereses, la pereza de dejar todo en manos del mercado, ha generado este problema”, sostuvo.

Y agregó que “Es una buena oportunidad, la justicia si interpreta bien el principio de reciprocidad debiera decir: Chile tiene que homologarse con los países que ha dejado que inviertan acá, tiene que aumentar su producción cultural, las canciones chilenas, y tiene que limitar las concesiones con la legislación a la vista de los otros países para poder cumplir con este principio que está establecido en la ley de prensa. Bienvenido que se defina al menos judicialmente, ante la autoridad ejecutiva que no hace nada”, concluyó.

Cronología del caso PRISA

31 de julio de 2007: TDLC autoriza a CRC (PRISA) a comprar Iberoamerican (Grupo Claxson).  Se concentran 12 cadenas de radio bajo un sólo operador, desoyendo la recomendación de la FNE, de obligar a vender cuatro de las redes nacionales del grupo.

23 de noviembre de 2007: Corte Suprema ratifica fallo del TDLC y no se pronuncia sobre el principio de reciprocidad de las inversiones extranjeras en el caso de los medios de comunicación que establece la ley de prensa.

2008: Los diputados de la época Álvaro Escobar y Esteban Valenzuela solicitan al Subsecretario de Telecomunicaciones Pablo Bello que se pronuncie sobre la reciprocidad en el caso de PRISA.

SUBTEL lleva la revisión del principio a la Contraloría, la cual establece que se trata de una función de la SUBTEL.

La compra se efectúa y el nuevo grupo pasa a llamarse Ibero Americana (PRISA).

2010: Ibero Americana debe renovar 37 concesiones FM,  mientras ARCHI AG y ANARCICH AG invocan la ley de prensa para que les sean revocadas por irreciprocidad, luego de que se conociera que un inversionista chileno en España (origen de los capitales de PRISA) no podría concentrar más del 10% de las frecuencias .

2010: El Gobierno de Sebastián Piñera promulga la ley de radios comunitarias aprobada durante la administración de Michelle Bachelet. El nuevo subsecretario de Telecomunicaciones, Jorge Atton, suspende los llamados a concurso hasta que no concluyan los estudios de factibilidad para su aplicación.

2011: SUBTEL suspende la renovación de las concesiones del grupo PRISA hasta que no se compruebe si cumple con el principio de reciprocidad.

En paralelo continúa la tramitación en tribunales de un juicio interpuesto por varios radiodifusores, entre ellos la Compañía Chilena de Comunicaciones (Radio Cooperativa), Radio Bío Bío, Publicaciones y Difusión Ltda. (Radio Agricultura), y ARCHI AG (Asociación de radios comerciales) a la cual PRISA presenta su renuncia.

2012: Bajo la iniciativa de SUBTEL se logra un acuerdo entre radiodifusores comerciales y comunitarios para despejar y reordenar algunas frecuencias FM, con el fin de que se pueda aplicar la Ley de Radios Comunitarias que establece un “corralito” (reserva de  espectro) para las estaciones ciudadanas.

28 de agosto: María Pía Matta, presidenta de AMARC, denuncia  a través de El Mostrador que PRISA se niega a despejar frecuencias y condiciona la aplicación de la ley de Radios Comunitarias.

Días después, el director ejecutivo de Ibero Americana Radio Chile, Marcelo Zuñiga, responde que PRISA está “impedida” de suscribir el acuerdo para el despeje de frecuencias, porque otros radiodifusores (comerciales) mantienen juicios en su contra, afectando la seguridad jurídica de las inversiones de la empresa.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *