La armadura evangélica: Iván Moreira el senador evangélico

osvaldo-antilefPor Osvaldo Antilef.-

Adscribir a una tradición religiosa es un hecho genuino, que sin duda merece respeto y las sociedades que entienden el hecho religioso admiran a las personas que practican su tradición de fe, así, por ejemplo, cuando un individuo inicia un proceso espiritual en; el budismo, confusionismo, catolicismo y en la iniciación de un machi ( autoridad ancestral del Pueblo mapuche) etc. Comprometen a las familias y su entorno ante la decisión de formar parte de una comunidad religiosa o asumir un rol espiritual, como lo es en el caso del machi.

Al margen de la fe (elemento subjetivo), hay hechos y actos, (elemento objetivo), que ratifican la conversión, es decir cambios de conductas, lo que es evidente en la comunidad donde se desenvuelve -familia y amigos-. No podemos juzgar al Senador Ivan Moreira, pero si podemos afirmar con mucha fuerza que su posición frente a la vulneración sistemática de los derechos humanos en Chile, su posición frente a la figura del dictador Augusto Pinochet y su posición frente al financiamiento irregular de la política, no nos permite inferir que forma parte de una comunidad religiosa.

El uso de la armadura evangélica por parte del senador, ha sido causa de desprecio, desprestigio y ninguneo de la tradición religiosa a la que dice pertenecer, sin embargo, hay comunidades de corte protestante progresista que mantienen miradas distintas sobre la sociedad, miradas que establecieron por ejemplo Karl Barth, teólogo y pastor que no importando las consecuencias, fue un férreo opositor al régimen de Adolf Hitler en la Alemania nazi y en Chile Helmut Frentz, quien se opuso al régimen del dictador Augusto Pinochet, sufriendo las consecuencias de su decisión.

Hay que manifestar que el Senador Moreira no representa al mundo protestante y que sus ideas y miradas frente a los distintos temas, obedecen a su formación sesgada y tradicionalista del mundo, y cuando hace mención a Dios lo hace pensando desde su ideología política, lo que debe ser al menos cuestionado. Es insostenible que, mediante la exposición pública, se reconozca a Moreira como líder del movimiento evangélico en la arena política, debido a que el espacio publico se encuentra en tensión, pero con una clara inclinación a valores universales como la solidaridad, la compasión, la honestidad, etc. Lo que nos permite inferir que Dios está más cerca de la democracia, que, de una dictadura, esta mas cerca de la probidad, que, del financiamiento irregular de la política, esta mas cerca del desamparado, que del pudiente y soberbio empresario.

La voz protestante no es única, menos exclusiva de ciertos personajes -como Moreira- que dicen formar parte de una bancada evangélica, sino que es diversa y cercana a valores universales, que no tiene ninguna relación con los actos públicamente manifestados por Ivan Moreira.

 

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *