La Agricultura Familiar: fuente de vida y derechos

Material realizado en el marco del proyecto Acción ciudadana contra el hambre y por el derecho a la alimentación, en su Campaña Jakaru Porã Haguã.

En el año 1991 la Agricultura Familiar generaba el 70% del Valor Bruto de Producción Agrícola, mientras que en el año 2008 la misma representaba solo el 32%. Antes del expansivo desarrollo de la soja, la agricultura familiar era la principal responsable de la generación de divisas proveniente de las exportaciones agrícolas, particularmente a través de las exportaciones de fibra de algodón, durante la década de los años ochenta y noventa.

La Agricultura Familiar, además de cultivar rubros de autoconsumo, tiene importante participación en la producción de sésamo, mandioca, caña de azúcar, Stevia o ka’a hë’ë, hortalizas, banana, piña y otras frutas destinadas tanto para el consumo directo como para la industria y la exportación.

No es posible continuar con un sistema de crecimiento económico que propicia la brecha entre ricos y pobres, entre el campo y la ciudad. Es necesario abordar los desequilibrios estructurales creando condiciones para un desarrollo económico inclusivo que genere verdaderas oportunidades de crecimiento y bienestar para los grupos humanos actualmente marginados, comunidades indígenas, comunidades campesinas, mujeres, pequeños productores.

Actualmente la pobreza afecta a 32% de la población, de los cuales 1.250.000 personas están en extrema pobreza (el 18%), es decir que no tienen la comida necesaria para cada día. Por ello, la falta de acceso a los alimentos conduce a problemas alarmantes de desnutrición, que afecta especialmente a los niños y niñas. Sin embargo, el Paraguay se producen e industrializan alrededor de 1.400.000 litros de leche por día1, cuando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud indican que es recomendable consumir por persona 150 litros de leche por año, en nuestro país se logra aproximadamente 90 litros; habiendo una demanda necesaria para cubrir los niveles de alimentación, el sector aumenta anualmente sus nivel de exportación.

Cortar el círculo de exclusión vigente significa promover un cambio profundo en las políticas públicas. Siendo Paraguay un país eminentemente agropecuario, donde más del 40% de su población es rural, una estrategia clara para reducir la pobreza es la aplicación de políticas agrarias que centren su atención en la pequeña agricultura.

Descargá aquí el folleto completo sobre Agricultura Familiar en formato Pdf.

Fuente: http://soberaniaalimentaria.decidamos.org

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *