Juan Carlos Berner, representante de la Mesa de Ciudadanía y Tv Digital: “Con esta ley se pierde todo el trabajo realizado los años anteriores”

Escrito por José Robredo H.   / Mediapinta

El futuro de la televisión en Chile, medio que tiene el mayor grado de penetraciópn en nuestra sociedad, se está gestando en los pasillos del Congreso y en las dependencias de la subsecretaría de Telecomunicaciones. A dos años de haber ratificado la norma brasilera-japonesa como matriz tecnológica la normativa legal aun no ve la luz. Al proyecto original se le hicieron 580 indicaciones para mejorarlo, pero el actual gobierno decidió enviar una “ley corta”, que no da garantías de calidad y diversidad, bajo el argumento de estar “atrasados”. Mediapinta.cl conversó con  Juan Carlos Berner, representante de la Mesa de Ciudadanía y Tv Digital, para que nos ayude a comprender qué se teje para la nueva era televisiva.

Tras dos años de trabajo intenso de participar en cuanto simposio, convención, comisión parlamentaria y reuniones con autoridades de gobierno para darle forma a la estructura legal que normará a la televisión digital, Juan Carlos Berner (comunicador audiovisual, Magister en Comunicación y Educación de la UC, miembro y representante de la Mesa de Ciudadanía y Tv Digital y director del movimiento “Por una Tv Educativa”) ve como todo está siendo reemplazado por un proyecto que es malo, que no cumple con las condiciones ni considera aspectos técnicos y sociales que podía tener el proyecto original.

Señala no entender el “apuro” del gobierno por sacar adelante este proyecto, suponiendo las presiones de los grandes medios y de los principales grupos económicos que ya han avanzado en asegurar su espacio en la nueva era de la televisión. En las actuales condiciones señala que está en riesgo la diversidad de contenidos y la más visceral mercantilización de medio que en sus inicios sólo buscaba “informar, educar y entretener”.

¿Cuáles son las principales características de la ley corte de Tv Digital?

Lo primero que establece la ley es la conformación del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) que es el órgano estatal que vela, supuestamente, por la calidad de los contenidos de tv. En la práctica el organismo solo propone y no tienen peso en las programaciones, por ejemplo que canal es viable si es que cumple con los requisitos de bien público. El CNTV sólo se dedica a cursar multas; además dispone de recursos, lo que bajan cada año, a programas que no son transmitidos o en horarios que no tienen sentido. Nosotros proponemos que el CNTV tuviese preponderancia real y que su conformación no respondiera absolutamente a una estructura política y sí que tuviese representantes sociales entre sus miembros. Ambos puntos no fueron incluidos. En la práctica se mantiene como un organismo liviano y sin peso para establecer criterios de calidad y diversidad.

¿Qué otros detalles tiene este proyecto de ley?

Las campañas de salud públicas son obligatorias de transmitir. Ahora con el nuevo proyecto la transmisión de campañas de salud pública tienen carácter voluntario y, sorprendentemente, el Estado debe pagarles a los canales tal como si fuese un espacio publicitario. Es algo insólito, no se puede comparar un spot de una bebida o un supermercado con las campañas del cólera o de prevención del SIDA. Un argumento, discutible, dado por algunos senadores tiene relación con la libertad editorial de los canales, que no se puede obligar, por ejemplo, a Canal 13 o Mega a dar la campaña de prevención del SIDA. Otro argumento, que se rechaza de plano, es que tiene ver con aspectos comerciales, se establece que los canales dejan de percibir recursos por el espacio que ocupa una campaña estatal y que ese espacio debe ser cancelado por quién desee utilizarlo. Eso es un punto que se encuentra en el proyecto de ley que se está revisando en la comisión de telecomunicaciones del Senado.

Está el asunto que tiene que ver con la televisión comunitaria. La TV es absolutamente centralizada, supimos lo de Aysén o Punta Arenas (temporal) al momento de que reventó el asunto con la toma de caminos o porque media ciudad estaba bajo el barro, en el día adía no sabemos qué pasa. No es posible que tengamos noticiarios de la tarde que duren casi dos horas llenos de notas misceláneas o media hora de fútbol en la noche. Da la sensación que no pasa nada en el resto del país. La idea, y se lo hemos planteado al subsecretario de Telecomunicaciones (Jorge Atton) es que el Estado desarrolle proyectos vía Corfo u otras plataformas para desarrollar una red de televisoras comunitarias que respondan a las necesidades de información que tienen las diferentes comunidades del país y que no son consideradas por 24 horas Central, por ejemplo. El que no se considere este tema pone en riesgo la diversidad en televisión.

¿Cuál  ha sido la disponibilidad de las autoridades para ver este tema?

Hasta el momento hemos tenido contacto con algunos senadores, nosotros como Mesa Ciudadana de la TV Digital somos transversales en materia política y no nos hemos identificado por algún grupo específico. Hemos tenido más contacto con el senador Navarro, Ruíz Esquide. Con el gobierno, a través del ministro Errázuriz y el subsecretario Atton, hemos conversado pero no nos consideran en nada; nos invitan a comisiones o reuniones, por ejemplo nos reunimos con el ministro Errázuriz – nos había dado 20 minutos y terminamos conversando una hora – pero luego queda en nada, daría lo mismo estar 10 horas conversando pero ellos ya tienen su estructura establecida.

La televisión en Chile se basa, en sus orígenes al menos, en que debía ser un medio educativo, que informe y entretenga. ¿Queda algo de eso?

Lo que más defiendo dentro de la mesa es que se establezca un canal estatal educativo. Todos los países desarrollados tienen uno al menos, en Argentina dos. Acá, en cambio, tenemos una franja que se llama Nova Sur, que va por el cable principalmente y aun así sus contenidos han penetrado muy fuerte. Montar un canal educativo en Chile no es caro. Por ejemplo instalar un edificio corporativo, estudios, directores, animadores, una red de antenas de Arica a Punta Arenas con lo que gana CODELCO en un día (NR: cerca de US$ 20 millones). La mantención del canal tiene el costo cercano a lo que se pueda ocupar en la mantención de un Hospital o cualquier institución pública. De esto no se habla nada en la ley corta.

Al proyecto original se le hicieron 580 indicaciones y en respuesta saca una Ley acotada a ciertos puntos ¿Cuál crees es la razón del apuro?

Creo que en primer lugar, queremos estar siempre a la vanguardia en la región. El 2008 comenzó este temas, luego se definió la norma pero aun no hay ley. Existe, también, gran presión comercial por parte de los canales y las empresas telefónicas, ya que con la tecnología 4G tu puedes tener televisión móvil. Ahora los medios son todos multimediales. A nosotros nos interesa que se superen estas presiones y que si debemos demorarnos un año en sacar la ley lo hagamos, pero que logremos construir un marco legal bueno, lo que de esta forma no se obtendría.

¿En qué lugar queda TVN, como canal “público”, en esta discusión?

TVN es el único canal público del mundo que tiene funciona en base a publicidad, lo que o hace privado en la práctica. La creación de la actual estructura a principios de los 90 me parece lógica, veníamos saliendo de la dictadura y el canal no es una canal panfletario, y no se utiliza para los afanes del gobierno de turno – de Aylwin en ese entonces – entonces dijeron “hagamos un canal que se autofinancie para que no parezca manipulado” lo que para el momento me parece que estuvo bien. Ahora, 22 años después, no es posible que se mantenga en este escenario porque la televisión pública tiene un rol diferente al que tienen los canales privados. Que interesante sería, por ejemplo, que cualquier día tener un programa que nos dijera que buena parte de nuestras calles o comunas son de origen mapudungun o de otro pueblo originario, cosa que el común de la gente no tiene idea.

No quiero decir que vamos a hacer una revolución y vamos a acabar con los realitys, no pretendemos eso. Sólo queremos que exista diversidad y en estos momentos está imperando una lógica mercantil del asunto.

Las veces que aparece en tv alguna nota relacionada con la TV Digital, siempre se presentan los avances tecnológicos pero no se realizan alcances de aspectos de contenidos ni de diversidad de medios, no siquiera del crecimiento de la industria…

Yo creo que es inherente a la tecnología, por ejemplo si hablamos de la ley SOPA o de alguna de estas que buscan restringir la red primero se explica primero el fenómeno tecnológico. Ahora que pasa con el paso que estamos dando en la tv: actualmente llega análogamente, vale decir recibimos una señal de audio y video a través del espacio radioeléctrico; cuando pasemos a digital vamos a recibir no solo señal de audio y video, también recibiremos datos. Por ejemplo, TVN tiene que pasar a la otra banda y va a ocupar la frecuencia 25, va a poder tener un canal misceláneo en el 25, 24 horas en el 25.1, Tronia en el 25.2, teleseries en el 25.3. Todos estos canales pueden transmitir en calidad estándar pero si hay un evento de importancia, las olimpiadas por ejemplo, se transmite en HD a través de una señal o sea un día puedes tener un canal y al otro seis. Esto es un desafío porque el canal va a recibir las mismas lucas por publicidad, va a haber más trabajos para la misma gente. También es un desafío para los usuarios porque puedes tener varias señales a la vez (lo que se da en señales de pago), cambiar el idioma del sonido, en fin. Puedes grabar programas, pero eso puede ser considerada piratería entonces la ley que rija este tema debe establecer los límites y no dejar vacíos a la interpretación. Este es otro motivo para darle tiempo a la discusión.

Hace un tiempo El Mercurio sacó un editorial respecto a este tema. Coincide en que se debe dar tiempo a la discusión pero hace una observación respecto del rol del Estado en la administración de las concesiones casi como un método de control social y al mismo tiempo poder restringir la libertad de expresión y de propiedad ¿Cuál es el mensaje que está detrás de esta declaración?

Mira, Álvaro Sahie, dueño de La Tercera, ya pidió una señal; El Mostrador también tiene una señal, quizás El Mercurio lo está evaluando. La ley corta permite que una institución tenga más de una señal, a lo que nosotros nos oponemos porque está relacionado con la concentración de los medios. Luksic tiene la posibilidad comprar 5 señales si lo desea, canal 13 le costó US$ 50 millones que debe ser lo que dispone para dar propina. Si se llega a dar ese caso, que una persona llega a tener 5 canales, se hace efectivo el control social dada la capacidad de este medio para influir en la personalidad y en las decisiones de los usuarios. Si una persona logra tener esa capacidad de influencia es control social.

Considerando el escenario actual, donde las grandes fortunas del país están adueñándose de los canales ¿La ley dispone requisitos para los nuevos propietarios?

No. El proyecto solo exige a los canales 4 horas de programación cultural a la semana. Por ejemplo, Canal 13 puede dar en una de sus señales las cuatro horas y queda listo, no sería necesario que todas las señales lo den.

¿Qué pasa con las televisoras comunitarias en esta ley?

En un principio había una propuesta de la senadora Alvear que restringía la capacidad de cobertura de los medios comunitarios. Ahora la propuesta del gobierno tachaba las instituciones que quisieran tener un canal comunitario. Eso es un tema que hay que evaluar que tipo de instituciones pueden, los municipios no pueden pero si, por ejemplo, una iglesia evangélica quiere tener un canal comunitario ¿se puede? Podemos terminar con las radios AM donde casi todas son evangélicas, lo que finalmente no cumple con representar a la comunidad o zona en la que se desarrolla sino que busca expandir su mensaje solamente. Respecto de las televisoras comunitarias existen una serie de vacíos legales, en general la ley está llena de vacíos legales.

En este sentido ¿Qué te parece la actitud del gobierno al respecto?

El subsecretario Atton, que es con quién más nos hemos reunidos, dice contantemente que “estamos atrasados”. Atrasados para que no sé. Sin la ley a tv no se va a acabar. Si se tiene que demorar dos años más y que quede buena, que así sea. Con esta ley se pierde todo el trabajo realizado los años anteriores. La charlas, la participación nuestra y de otras personas, muchos técnicos al final no vale de nada pues se quiere imponer un modelo, los plantones que nos dimos en el Congreso porque no llegaban los parlamentarios de la comisión. Es una falta de respeto.

Y en el Congreso cual es el ánimo para con la confección de la Ley

Es variado. Senadores como Navarro o Quintana han hecho propuestas interesantes a la propuesta, en la Cámara de Diputados se han aprobado proyectos de acuerdo respecto de la mejora de la propuesta del gobierno. Pero no se ha logrado mucho más.

Cuáles son los próximos pasos de la de la Mesa Ciudadana

Queremos reunirnos con los senadores y con autoridades relacionadas con el tema. Si no tenemos mejores resultados, habrá que tomar medidas más extremas (no vamos a quemar una micro por ejemplo) pero si se acudirá a instancias internacionales denunciando lo que podría pasar en Chile si se aprueba esta ley tal como está.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *