Jornada Familiar por la Defensa del Mar y la Tierra de la Región del Biobío: No al Proyecto Octopus (Biobío Genera)

El temporal del 7 de junio postergó la jornada pero la lluvia del sábado siguiente no fue impedimento para que llegara un cúmulo de gente a Lirquén a manifestarse, ahí donde comenzaría la tragedia llamada Octopus, con un terminal de regasificación y gasoducto. Desde Bulnes dos buses repletos y las ganas de vecinos que no alcanzaron a subirse fue la fuerza desplegada en contra de la termoeléctrica que se pretende alimentar a través del Gasoducto del Pacífico con el terminal.

El borde costero fue resguardado por Penco, Tomé y Talcahuano con quienes se completa la red que pretende atrapar al pulpo de la cabeza poniendo el grito en el cielo por este megaproyecto como una problemática regional.

El mediodía fue al compás de la batucada Paliwaina que guió los pasos de los distintos grupos desplegados bajando la avenida Pedro Aguirre Cerda entrando a Lirquén.

En línea recta hasta llegar a Camilo Henríquez y doblar a la izquierda para ocupar el Barrio Chino que se llenó de consignas y ritmos en defensa del mar y la tierra.

Luego, la marcha dio una vuelta en u para recorrer todo el polo gastronómico y devolver camino por Pedro Aguirre Cerda donde Paliwaina dio los últimos tañidos y golpeteos que percutieron el Gimnasio Municipal de Lirquén.

Ensamblados con el inicio del acto cultural, 2×4 la Banda entretuvo la tarde con canciones como Kachipun, Bobby el Perro y un tema con especial dedicación acerca del cuidado del medio ambiente. Simultáneamente la cama elástica y las pintacaritas dibujaban sonrisas en los niños junto con las proyecciones de 2×4 la Serie.

Posteriormente, Vientos del Sur susurró canciones de Sol y Lluvia, Los Jaivas y coronaron la puesta en escena junto a Arnoldo Carcamo quien interpretó la canción anti-Octopus. El tema lo compuso junto a nuestro hermano de lucha Guillermo, que ahora está dando otra batalla con su enfermedad y que sabemos que va ganarla ya que tiene la fuerza para hacerle frente a todos los males.

Gabriel Alcayaga rasgueó las últimas vibras que abrigaron el gimnasio con cantos que cuentan cuentos de la cotidianeidad y notas que sacuden las neuronas gatillando la reflexión y la conciencia ya finalizando la jornada.

1524773_237875863089739_2814530432850329212_n

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *