Irradiados de celulosa Itata denuncian que la legalidad los perjudica

Por El Resumen

Este jueves, los trabajadores que fueron testigos del accidente radioactivo ocurrido en la construcción de la celulosa Itata el 15 de diciembre de 2005, acudieron a los Tribunales de Justicia de Talcahuano a declarar sus experiencias en torno a este tema.

El accidente ocurrió cuando se extravió una cápsula de Iridio 192 (elemento radioactivo), ocupado para una inspección radiográfica del estado de las soldaduras de cañerías en el Area de Evaporadores de la celulosa.

Horas más tarde el trabajador Miguel Fuentes Oyarce, encontró esta cápsula y, llamándole la atención, la guardó en el bolsillo trasero izquierdo de su pantalón. Todo el tiempo que la cápsula estuvo botada y el tiempo en que Miguel la anduvo transportando en su pantalón es cuando esta irradió a todos los trabajadores que estuvieron cerca de ella. En total son 160 trabajadores que se han declarado irradiados por este accidente.

En el lugar, se reunieron trabajadores que denunciaron que el Estado ha manifestado un abandono a quienes fueron dañados por este accidente y que en medio de completa impunidad, las empresas constructoras han elaborado listas negras con los nombres de los trabajadores que han reclamado su derecho a la reparación por el daño causado.

También se refirieron a un proyecto de ley que impulsan y que tiene como uno de los puntos más importantes el que se considere como accidente laboral a los que surjan a partir del trabajo con instrumentos radioáctvos, pues hasta ahora, las leyes no lo reconocen como tal, afirmó José Muñoz, presidente de SITRAMICH, sindicato que agrupa a estos obreros.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *