Inician campaña internacional y pedido a la Corte Suprema Argentina por la libertad de Milagro Sala

Integrantes de distintos organismos de derechos humanos se reunieron para reclamar a la Corte Suprema.  Imagen: Rafael Yohai

Integrantes de distintos organismos de derechos humanos se reunieron para reclamar a la Corte Suprema.
Imagen: Rafael Yohai

El mismo reclamo en todo el mundo.

En Internet se juntaron ayer (3 de julio) alrededor de tres mil firmas por hora en apoyo a la dirigente social de la Tupac Amaru. El comité por su liberación hizo una conferencia de prensa frente a la Corte Suprema, que demora el análisis del caso.

Los primeros efectos de la campaña internacional por la libertad de Milagro Sala sorprendió a los organizadores. El nuevo portal liberenamilagro.org (http://www.liberenamilagro.org/) recogió un promedio de 3.300 firmas por hora desde su lanzamiento, ayer a las once de la mañana. A las seis de la tarde había superado las 22.000 adhesiones. Y el hashtag #LiberenAMilagro fue tendencia 9 horas y media en Twitter. Hubo cierta preocupación al comienzo por algo que parecía un bloqueo, pero fue momentáneo. Y durante el día hubo hubo mucho activismo y movilización en las redes. Líderes latinoamericanos que habían firmado las primeras adhesiones, como Dilma Rousseff y Cristina Fernández de Kirchner, promocionaron la campaña desde sus cuentas de Twitter y Telegram. “Milagro, mujer, indígena. Presa política por luchar por los derechos de su comunidad”, escribió la ex mandataria de Brasil. “¿Ya firmaste la petición para que #LiberenAMilagro?”, puso CFK. La campaña, con nueva plataforma digital se lanzó en una conferencia de prensa en Tribunales, frente al edificio de la Corte Suprema de Justicia. El Comité por la Libertad, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y otros organismos de derechos humanos reclamaron a la Corte, una vez más, la libertad inmediata y la pronta resolución de dos reclamos pendientes. Y anunciaron una serie de actividades durante toda la semana en paralelo al comienzo del nuevo período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) esta vez en Perú, de la cual se espera el análisis de la cautelar por el reclamo de la detención arbitraria.

“Queremos rescatar a Milagro Sala que es un rehén de la democracia argentina”, dijo Horacio Verbistsky, presidente del CELS en la conferencia de prensa en la que criticó la “discrecionalidad de tipo monárquico” del máximo tribunal. “Y si la líder social más importante de este país puede ser privada de su libertad en forma arbitraria, la democracia argentina y todos nosotros estamos en peligro”, explicó. “La Corte tiene la llave de la cárcel donde está detenida Milagro desde hace un año y medio”, este es el sentido de la convocatoria, “esperemos que la Corte Suprema oiga, mire y hable. Que deje de taparse los ojos, los oídos y la boca”.

En la mesa pensada como escena política en medio de la afiebrada plaza de tribunales se sucedieron Estela Díaz, Mara Brawer y Elena Naddeo del Comité. Vera Jarach y Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y Elizabeth Gómez Alcorta, defensora de Milagro Sala. Sucedió a horas del comienzo de un nuevo día martes, el día en que se reúnen los miembros del máximo tribunal y, por lo tanto, el día en que las y los presos políticos de la Tupac Amaru esperan hace meses las definiciones de la Corte que todavía no llegan. Así lo recordó Gomez Alcorta. Dijo que la Corte tiene en sus manos los dictámenes de la procuradora general Alejandra Gils Carbó que sostienen que la detención de Milagro es arbitraria. Y advirtió que los expedientes están demorados allí hace 90 días.

La mesa tuvo a la Corte como uno de los centros de demanda. Pero también al gobierno de Mauricio Macri, que desoyó el mandato del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas, que resolvió en octubre del año pasado ordenar la libertad inmediata de la dirigente indígena. La mesa también le habló a los integrantes de la CIDH que estos días se reúnen en Perú.

“Del 3 al 7 comienza a sesionar en Perú la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, dijo Estela Díaz. “Ellos tienen un recurso, una medida cautelar por la libertad de Milagro y tenemos mucha expectativa por eso, como así también por el tratamiento que van a hacer sobre la realidad argentina”, explicó al recordar la reciente visita de la CIDH al país, durante la cual le entregaron un “documento de más de 300 páginas con denuncias de vulneración de derechos, violación de derechos humanos a lo largo y ancho del país desde que asumió la alianza de Cambiemos”.

Como sucedió durante la visita de la CIDH al país cuando distintas organizaciones realizaron una marcha de antorchas frente al hotel Sheraton como homenaje y reconocimiento al rol del organismo en 1979 y en este presente, durante esta semana se hará todo tipo de actividades en la Plaza Lavalle a modo de vigilia. Pero como sucedió con la marcha de antorchas será no sólo un reconocimiento sino una forma de mostrar que las organizaciones están esperando el análisis y la decisión de la cautelar sobre Milagro Sala que los integrantes del organismo se comprometieron a realizar durante la visita al penal del Alto Comedero.

La nueva campaña concentra todos estos puntos. Busca darle peso y visibilidad a esa fuerza que crece en el mundo pidiendo por las libertades y el freno a las detenciones arbitrarias en el país. Ante los oídos sordos del gobierno y del poder judicial, las campañas de solidaridad en el mundo que se muestran en la plataforma digital busca profundizar vías alternativas de presión a estos reclamos. Mara Brawer dio cuenta de esas características de la campaña y dijo: “Buscamos adhesiones a una petición para pedirle a Macri que cumpla con la resolución del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas. Hoy estamos pidiendo en Argentina y en el mundo, que todos entren a la página a firmar el petitorio que en las primeras horas, ya firmaron más de doscientas figuras internacionales”. Brawer habló brevemente de lo que hasta allí parecía un intento de boicot a la campaña, y terminó acotado a las primeras horas. Pero lo que al comienzo parecía un ejército de trolls impidiendo la difusión de la comunicación para el mundo, con el paso de las horas se diluyó. Las alarmas de todos modos quedaron encendidas, como sucede con cada cosa extraña que sucede desde el cambio de gobierno. “A este gobierno sabemos que le preocupa el escenario internacional y que es lo que mas les duele -dijo Brawer–, por eso creemos que fue este vergonzante bloqueo”.

Hasta el lanzamiento, la campaña había recogido, entre mucho otras, las firmas de Rousseff, Baltasar Garzón, Julian Assange, Chico Buarque, Leonardo Boff, Estela Carlotto, Taty Almeida, Lita Boitano y Hugo Yasky. Firmaron parlamentarios europeos, del Parlasur y cientos de periodistas, actores, académicos, dirigentes políticos, sociales y gremiales. Milagro Sala está detenida desde el 16 de enero de 2016. Cada hora espera la libertad.

Fuente: Página 12

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *