Importante avance logran comunidades Mapuche de Boyeco por conflicto vertedero

boyeco encuentro 1Amplias representaciones de comunidades Mapuche de Boyeco que involucran a varias zonas del sector, convocados por el Consejo Territorial de Salud Mapuche, se reunieron este 30 de junio en el hall del consultorio, encabezado por autoridades tradicionales (Machi), donde recibieron a diversos funcionarios y algunas autoridades públicas del gobierno regional y la Municipalidad de Temuco, con el propósito de conocer de primera fuente, las acciones sobre el plan de cierre del vertedero que funciona en el sector  desde el año 1992.

Al encuentro, moderado por Angélica Catrileo, presidenta del Consejo de Salud Mapuche, asistieron representaciones de las diversas comunidades del sector, encabezados por las Machi María Lielmil y Estefanía Cariqueo, quienes también intervinieron en la ocasión, junto a varios dirigentes, que en suma, reunieron a unas ochenta personas con agentes de organismos públicos local y regional, entre ellos, funcionarios de la Municipalidad de Temuco (sin la presencia del Alcalde Miguel Becker), los concejales Ricardo Celis y Juan Aceitón, la Seremía del Medio Ambiente, Seremía de Vivienda, Seremía de Bienes Nacionales; y en representación del Intendente Francisco Huenchumilla,  asistió el Jefe de la División de Planificación y Desarrollo Regional, Eduardo Abdala.

También asistieron representaciones de la Red por la defensa de los territorios con equipo técnico de apoyo, la Red de acción por los derechos ambientales, la Secretaría del Medio Ambiente de la Federación de la Universidad Católica de Temuco, entre otros.

Con respecto a la presentación del municipio sobre el plan de cierre, si bien se valoró en el sentido que existe un tiempo específico, fue cuestionada por carecer de información concreta y actualizada y por no contemplar aspectos territoriales. Frente a esto, se enumeraron desde la dirigencia Mapuche una serie de graves impactos que actualmente ocurren. Asimismo, se dio cuenta de las respectivas sanciones que la Superintendencia del Medio Ambiente mantiene por incumplimientos e irregularidades en dicho plan de cierre, que involucra tres etapas: proceso de cierre, sellado y control.

La fecha de cumplimiento en el plan de cierre que se estima es de diciembre del año 2016, acto que depende de la reubicación de un nuevo recinto y que a su vez, requiere de la gestión de una planificación y ordenamiento territorial sobre recintos y de una política pública que aborde integralmente el tratamiento de residuos en la Región para reducir considerablemente los volúmenes.

Un hecho que escandalizó en el encuentro, fue la cantidad diaria de basura que recibe el recinto en Boyeco que supera las 500 toneladas diarias, es decir más de 15 mil toneladas mensualmente, siendo que las condiciones estipuladas es de 280 toneladas diarias. Asimismo, se señaló que el municipio de Temuco recibe pagos mensuales de otras comunas por depositar sus residuos, tales como: Lautaro, Chol Chol, Padre las Casas, entre otros, sin  que esos recursos se hayan inyectado al desarrollo del territorio, por el contrario, quedó de manifiesto el enorme empobrecimiento que han sufrido los habitantes con la contaminación de las aguas, la afectación a la agricultura, la muerte de ganadería menor por jaurías de perros y los distintos  vectores de contaminación que afectan a la salud pública de la población, que también incluye numerosos micro basurales, dándose un reciente ejemplo de los depósitos realizado por un vehículo patente pc 40 12 y que ha arrojado basura en costados de caminos públicos cercanos al recinto.

El Consejo Territorial de Salud Mapuche propuso la constitución de una mesa de trabajo que involucre a las diversas representaciones de las comunidades y a las diversas instancias públicas, con el fin de acompañar y fiscalizar el proceso de cierre del vertedero y establecer una política integral de mitigación y reparación frente a los graves daños causados, lo que fue acogido por el gobierno regional, estipulándose como fecha inicial de conformación, el 30 de julio del 2015.

Las representaciones de comunidades identificaron los siguientes lineamientos: Agua potable para las comunidades, salud pública, productividad y desarrollo, educación, vivienda, entre otros.

Asimismo, se dio a conocer la situación de numerosas familias recolectoras en el vertedero, como agentes recicladores, quienes han tenido que cambiar radicalmente sus fuentes de ingreso a causa del enorme daño a la economía local por la basura descontrolada en estos 23 años de funcionamiento, dependiendo del recinto para generar entradas, quienes quedarían si fuente laboral al momento del cierre.

Un hecho que también se evidenció, que actualmente los planes de cierre de vertedero no han  contado en su diseño y elaboración con la participación de las comunidades Mapuche como lo estipula el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, exigiéndose desde las comunidades, poner fin al racismo socio ambiental imperante.

El vertedero en Boyeco

En el año 1992, inicio su funcionamiento el Vertedero Municipal Boyeco. En él, y hasta la fecha, se depositan los residuos sólidos de las comunas de Temuco y Padre las Casas, agregándose en este último tiempo comunas como Lautaro y Chol Chol entre otras. Dicha instalación está ubicada en el kilómetro 16 (camino a Chol-Chol) de la capital regional. Es un terreno de 18hc/48hc que recibe actualmente  más de 15 mil toneladas de basura por mes, siendo el más grande de la IX región.

El vertedero se instaló y sigue funcionando a poco más de 100 metros de una escuela pública, y también la afectación de dos esteros (Cuzaco Pelahuen y Tromen) de vital importancia para el sector. Además, en las cercanías del sector se encuentran lugares ancestrales para la cultura mapuche, a la cual pertenecen la gran mayoría de sus pobladores.

La existencia del basural afectó toda la vida social, cultural, económica y ambiental del territorio, quienes además, han debido soportar la existencia de una serie de micro basurales ilegales en el sector, en diversos caminos colindantes de las comunidades, sumándose situaciones de inseguridad por el descontrol de población flotante afuerina, jaurías de perros y los constantes malos olores en el sector.

Durante años, cientos  de familias han tenido que vivir al lado de la basura, de la contaminación y destrucción de sus espacios de vida cuestión que no ha sido prioridad para autoridades ni instituciones. Justamente estas familias han tenido que cargar por todos estos años con el pisoteo, la imposición, el estigma, las enfermedades, la negación y el abandono por parte de todo el aparato público del estado chileno, independiente de quién esté gobernando, ya sea en términos locales, regional o nacional,  existiendo una deficiente política de re ordenamiento territorial en estas materias, donde se hace indispensable el involucramiento activo e integral de estas instituciones, con diversos servicios competentes y municipio y que involucre además, medidas de tratamiento, reparaciones e iniciativas efectivas sobre disminución real de recintos y de residuos en la región.

Comunicaciones Red defensa territorios

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *