Huelguistas de Caimanes acuden a la ONU por indiferencia de las autoridades ante conflicto con minera Los Pelambres

fuente: Ninoska Leiva, Radio U de Chile

Hasta el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos llegó una carta de la comunidad de Caimanes denunciando la falta de preocupación del actual Gobierno por la comunidad amenazada por un relave minero de la familia Luksic. Al cumplirse 78 días de iniciada la huelga de hambre de los pobladores de la zona, ocho personas mantienen la medida y dos de ellas están en riesgo vital.

El conflicto de Caimanes llegó, a través de una carta y gracias a las gestiones del pueblo mapuche, hasta el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.El conflicto de Caimanes llegó, a través de una carta y gracias a las gestiones del pueblo mapuche, hasta el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.Las comunidades acudieron al organismo para dar cuenta de la nula preocupación de las autoridades por un problema que mantiene a ocho personas en riesgo vital, luego de 78 días de huelga de hambre.Los pobladores de Caimanes exigen el cierre del tranque de relaves tóxicos El Mauro de propiedad de la familia Luksic, debido a la latente amenaza de derrumbe, inundando toda la zona y arrasando con las viviendas de la comunidad.

La esposa de uno de los huelguistas, Johana Espinoza, aseguró que la medida fue adoptada por la impotencia que les produce la censura de los medios y la falta de participación del Gobierno en el tema.“Esta lucha es muy difícil. Enfrentarse a personas tan poderosas como son los Luksic no es fácil porque son dueños de gran parte del país. Nosotros vemos que lo que manda aquí es el dinero. Si hay recursos, el resto no importa. Por eso este conflicto se ha dilatado tanto y nadie se quiere involucrar porque los dueños de esta minera son, precisamente, parte de las personas más poderosas”, sostuvo Espinoza.Y mientras pasan los días, la situación se torna cada vez más complicada.

Mientras algunas personas que iniciaron la medida de presión tuvieron que abandonarla por su complejo estado de salud, otros han sido internados en hospitales y el resto ha perdido, al menos, 20 kilos.De todas formas, Juan Villalobos, uno de los huelguistas, aseguró a Radio Universidad de Chile que pese a las malas condiciones de salud no abandonaran la medida de presión y manifestó estar incluso dispuesto a dar la vida por esta lucha.“Nuestro estado de salud es crítico, pero mantenemos la postura del principio. Queremos que de una vez por todas se pueda cerrar ese tranque porque es un peligro latente al interior de nuestra comunidad. Hemos bajado mucho de peso, pero hablamos de esto al principio y vamos a seguir hasta el final”, sentenció Villalobos.

El complejo estado de salud de los protestantes fue confirmado por la doctora Berna Castro, quien también siguió el proceso de huelga de hambre con los presos mapuche.La especialista advirtió que “la falta de consumo de proteína provoca que la mucosa de los intestinos se dañe. Eso los pone en riesgo vital, lo que implica que en algún momento puedo producirse un desenlace fatal. Si llegara a comenzar una recuperación, las secuelas son graves. El riñón también se está deteriorando y eso es acumulativo, lo que puede terminar en daño cerebral”.Sin respuestas del Gobierno

Radio Universidad de Chile ha consultado a las autoridades en reiteradas ocasiones sobre el conflicto de Caimanes, pero los ministros de Estado insisten en decir que este “es un conflicto entre privados”.Abordado por la delicada situación de salud de los huelguistas, el ministro del ramo, Jaime Mañalich, indico que “para las autoridades estas medidas de presión se vuelven un problema grave a partir del día 50 o 60”.
Al cumplirse 78 días de la huelga intentamos contactar a la ministra vocera de Gobierno, Ena Von Baer, pero sus asesores indicaron que no era posible hablar de este tema.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *