Huachipato pide a tribunal desafuero de 3 dirigentes sindicales para despedirlos de la empresa

escrito por TBB
protestahuachiPese a que los tres dirigentes del Sindicato 1 de Trabajadores de Huachipato ya no se encuentran protestando en lo alto de una de las chimeneas de la empresa, en una acción sorpresiva la gerencia decidió presentar una demanda ante el Juzgado del Trabajo de Concepción, solicitando su desafuero para así proceder a su despido.
De esta forma, Mónica Sandra Aguilera Ortiz, presidenta, José Rodrigo Araneda Zúñiga, tesorero y Eliecer Patricio Pérez Concha, director, enfrentan una demanda interpuesta por la Compañía Siderúrgica Huachipato para poner término a su contrato individual de trabajo, invocando las causales del N° 5 y N° 7 del artículo 160 del Código del Trabajo, esto es “actos, omisiones o imprudencias temerarias que afecten a la seguridad o a la actividad de los trabajadores o a la salud de éstos” e “incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato”.

Junto con ello, como medida cautelar pide al tribunal que  “con el objetivo de restablecer el principio de respeto a la seguridad laboral, como asimismo, para que este tipo de conductas no se reiteren”, la separación provisional de los demandados, impidiéndoles el acceso a las dependencias de Huachipato mientras dure la substanciación de la demanda.

Esto último, con pago de las remuneraciones que les corresponde cómo trabajadores de la Siderúrgica. La empresa justifica esta solicitud indicando -en la demanda- que es necesaria para “evitar y prevenir la repetición de actos constitutivos de nuevas infracciones a la normativa de seguridad laboral..”

De esta forma, la empresa considera que la medida solicitada no sólo es proporcional a lo que califica de grave conducta de los dirigentes demandados, sino que también es proporcional en cuanto a sus efectos, ya que, reitera, lo que se busca es “garantizar el cumplimiento de las normas de seguridad laboral al interior de Huachipato, evitando la exposición de trabajadores a situaciones de riesgo”.

Agrega que el hecho que se impide a estos tres dirigentes ingresar a las instalaciones de Huachipato, no será especialmente gravosa para el ejercicio de su labor sindical, “ya que los demandados podrán siempre atender los requerimientos de los socios del Sindicato N° 1 fuera de la planta, en la sede sindical ubicada en Barros Arana 1161…”. Recalca que, en todo caso, los restantes cuatro dirigentes mantendrán el acceso a la planta “y por ende, el contacto con sus asociados al interior de la empresa está garantizado”.

La relación laboral de los demandados

De los tres dirigentes demandados por Huachipato, Eliecer Pérez es quien más tiempo tiene en la empresa. En efecto, ingresó el 14 de julio de 1980, como Operario de Producción, en la actualidad cumple labores como Operador Primero. Por tanto, lleva 34 años en la usina.

A su vez, José Araneda entró a prestar servicios como Operario de Producción el 15 de mayo de 1989 y en la actualidad se desempeña como Ensayador de Sala de Tracción. Tiene 25 años en Huachipato.

Finalmente, Mónica Aguilera, ingresó a la empresa el 1° de mayo de 2007 en la función de Operador de Terminación y a la fecha cumple labores como Verificador de Productos. Tiene 7 años trabajando en Huachipato.

Los tres fueron elegidos como dirigentes sindicales el 5 de agosto de 2013, para cumplir un periodo de dos años. Es decir, hasta el 2015, periodo en el cual están amparados por el fuero sindical, lo cual impide que la empresa pueda despedirlos, salvo que recurra al tribunal competente invocando el artículo 174 del Código del Trabajo que señala: “En el caso de los trabajadores sujetos a fuero laboral, el empleador no podrá poner término al contrato sino con autorización previa del juez competente…” Son las causales señaladas en los números 4 y 5 del artículo 159 y las señaladas en el artículo 160 del Código del Trabajo.

Fue la protesta que por más de dos semanas cumplieron arriba de la chimenea de la planta de Coque de Huachipato, estos tres dirigentes sindicales -aunque Eliecer Pérez permaneció tres semanas- lo que motivó que la administración solicitara el desafuero al Juzgado del Trabajo.

La empresa considera esta acción como un  ilegítimo acto de fuerza, donde los demandados demostraron “un desprecio absoluto por la normativa de seguridad laboral, sentando un gravísimo precedente para los demás trabajadores, atentando directamente a las bases de la cultura de la seguridad de la empresa…”

Ante esta situación, la gerencia señala que no puede permanecer impasible ante la conducta de los tres trabajadores demandados, por ello “tiene la convicción moral y jurídica que lo que corresponde es poner término a la relación laboral con los trabajadores demandados”.

La demanda presentada por la empresa es otro punto de inflexión en la compleja relación entre la administración y el Sindicato 1 de Trabajadores de Huachipato, que se ha traducido en despidos, prácticas antisindicales, medida de presión hacia los socios de esta organización que ha disminuido drásticamente su cantidad de afiliados pasando de 1.200 a poco más de 400…

Sin embargo, esta acción -en caso de ser acogida- puede derivar en el descabezamiento de una cincuentenaria organización sindical, que al parecer vive sus peores momentos desde que su fundación en 1947.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *