Gendarmería traslada a huelguistas a diferentes hospitales de Wallmapu

http://www.azkintuwe.org/

En Twitter, la vocera Natividad Llanquileo acusó que los dirigentes de la CAM fueron “trasladados violentamente” a Concepción, Nueva Imperial, Los Ángeles y Victoria. Previamente, ministros dijeron que hay un “fallo definitivo”, cerrando la puerta a la posibilidad de un indulto o salida política a la prolongada movilización.

A los hospitales de Concepción, Nueva Imperial, Los Ángeles y Victoria fueron trasladados los 4 dirigentes mapuches que se encuentran en huelga de hambre en la cárcel de Angol. De acuerdo a Natividad Llanquileo, vocera del grupo, los mapuches condenados por el atentado al fiscal de Cañete, Mario Elgueta, fueron “trasladados violentamente” y sedados por el personal de seguridad de Gendarmería.

En su cuenta de Twitter, posteó además un “tememos por sus vidas”, dando cuenta de lo grave de la situación, que se da cuando los comuneros cumplen 85 días de huelga de hambre. Según lo informado por la portavoz, Jonathan Huillical fue derivado a Nueva Imperial, Ramón Llanquileo a Concepción, José Huenuche a Los Angeles y Héctor Llaitul a Victoria. En su cuenta de Twitter, Natividad dio más detalles: “Héctor Llaitul fue sedado, esposado y golpeado”. Respecto a Llanquileo, escribió que es “trasladado grave”.

“Un traslado de este tipo, con la lejanía que consiste, puede significar la muerte de cualquiera de ellos”, dijo Llanquileo, y agregó que “los esposaron y les pegaron”. La vocera también dijo que los familiares no habían sido avisados de esta determinación, y que los comuneros fueron sacados por la parte trasera del hospital. “Nosotros estamos en la entrada del hospital, a ellos los sacaron por la fuerza por la parte de atrás, por la urgencia. Nos tuvieron toda la mañana en reuniones, nunca nos dijeron que los iban a trasladar”, agregó Llanquileo.

Por su parte Juana Raimán, la madre de José Huenuche, aseguró que a los comuneros “los quieren hacer comer a la fuerza”. “Nosotros ayer estuvimos hablando con el director del hospital (de Victoria) y quedamos de acuerdo que no los iban a trasladar de esta forma como los sacó. Los sacaron muy mal, lo sacaron a la rastra, los tiraron arriba de la ambulancia. Fue harto feo como lo hicieron”, agregó Raimán a Radio Cooperativa.

El viernes pasado la Corte Suprema rebajó las condenas a los comuneros, quienes tendrán que cumplir penas efectivas de cárcel que van desde los 8 a los 14 años de cárcel. Esto no dejó satisfechos a los huelguistas quienes decidieron continuar el ayuno en señal de protesta, pues acusan que contra ellos se utilizó prueba contemplada en la polémica Ley Antiterrorista heredada de la dictadura militar.

El traslado de los comuneros se produce en una jornada en que el gobierno dio a entender que no hay piso para evaluar una posibilidad de un indulto como evalúa solicitar la Iglesia a La Moneda. “Hay un fallo de la justicia que recoge planteamientos de abogados de comuneros (…) Para el gobierno ahí hay un fallo definitivo, hay un Estado de Derecho”, comentó en Valparaíso el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, al ser requerido por la alternativa.

Larroulet hizo un llamado a los comuneros a deponer la huelga de hambre, al igual como el formulado por su colega portavoz Ena von Baer en La Moneda. “El gobierno ha cumplido cien por ciento el acuerdo con comuneros (…) Es lamentable que hayan optado por mantener la huelga de hambre, porque es una decisión que afecta sus propias vidas”, dijo la vocera. Von Baer tampoco dio espacio para un eventual indulto. “Acá hubo una decisión de los tribunales de justicia y nosotros somos respetuosos de ellos, son ellos los que han tomado esta definición”, comentó.

Daño irreversible

Uno de los médicos que ha estado en contacto con los mapuche en huelga de hambre, Juan Carlos Reinao, alertó esta mañana sobre el estado de salud de los huelguistas. Reinao señaló que su estado es delicado, y que a esta altura “ya debería haber daño irreversible”. “Hemos conversado durante el proceso de atención, y nosotros pensamos que desde el punto de vista orgánico ya debería haber un daño irreversible”, dijo esta mañana a radio Cooperativa.

Reinao también señaló que el estado anímico es bastante bajo, sobre todo en los familiares que deben enterarse del real estado de salud de los comuneros y del riesgo que corren al continuar con el ayuno. “Los familiares hace dos días que se mantienen en huelga de hambre, la mamá de Héctor Llaitul está muy afectada porque cree que a su hijo lo va a ver por última vez, ella esta muy decaída, y efectivamente la hermana del Ramón Llanquileo (Natividad Llanquileo) porque yo le comunique que de los cuatro era el que estaba más afectado”, agregó el médico.

Mientras, prosiguen las acciones de protesta. Siete adherentes a la causa mapuche se tomaron hoy miércoles dependencias de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), ubicadas en calle Salas de Concepción, en apoyo a la huelga de hambre. Personal de Carabineros de fuerzas especiales detuvo a 13 personas que estaban protestando en las afueras del inmueble, quienes subieron pacíficamente al carro policial. En tanto, los 7 que se encontraban al interior de la oficina, luego de conversar con los uniformados y con los trabajadores del lugar, desalojaron de manera pacífica. La Corma agregó que no se registraron destrozos ni agresiones por parte de los manifestantes.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *