Fuerza armada sueca reprime brutalmente a vecinos de Malmö

Alrededor de 1500 personas cantaron por las calles de Limham, cantos antifascistas en repudio contra el brazo armado de la derecha. Con un enorme recurso policial, tanto en funcionarios de la represión armados, como camiones, helicópteros, perros, caballos, jinetes con latigos represivos, y armas para disolver masas, esperaban a alrededor de 1500 demostrantes que marchaban hasta la plaza de Limham, en Malmö. Kämpa Malmö (lucha Malme) era la consigna que reunía a los vecinos de Malmö.

La auto-convocatoria, tenía como objetivo impedir que el brazo armado de la derecha propagara su ideología nazi. Svenskarnas parti, (el partido de los suecos) trato en vano, ser escuchado, y no tenía público. Después de una hora de intento, apagaron micrófonos, y piquetes especiales de policías y nazis juntos se apresuraron para proteger con celo el trayecto de los nazis hasta un vehículo blindado que les esperaba para ser conducidos a otra de sus presentaciones. Los manifestantes se apresuraron también para gritarles consignas antifascistas. La fuerza represiva montada a caballo reprimió la protesta golpeando y atropellando con los caballos a los manifestantes, causándoles heridas graves. El camión blindado que conducía y protegía a los nazis, y que “inexplicablemente” maniobraba en contra de los manifestantes, atropelló a un hombre que alzaba los brazos para mostrar que estaba desarmado, también resulto con heridas graves en la pierna y en el rostro.

Los manifestantes, auxiliaron a sus vecinos heridos, y llamaron a la ambulancia. Al abrir paso para la ambulancia, la represión aprovechó de golpear y detener a los manifestantes enmascarados, que protegían el rostro por estar amenazados de muerte por los nazis.

El 8 de marzo de este año, en Malmö, un grupo de militantes del “svenskarnas parti” atacaron con arma cortante y con intención de dar muerte a cuatro jóvenes que salían de una fiesta después de realizar la tradicional marcha nocturna de las feministas “tomemos la noche de regreso”. El ataque mantuvo al joven Showan entre la vida y la muerte. Hasta ahora la policía no ha tenido resultado en la captura del criminal que apuñaló a Showan, aunque tienen el nombre y la dirección.

El gobierno sueco, tiene como argumento, que en democracia, los nazis también deben ser oídos, lo que les ha beneficiado en gran manera para bajar el perfil del gobierno y distraer la protesta organizada de la izquierda en su mayoría, solo contra los nazis.
Por Kunsa
http://www.svt.se/nyheter/regionalt/sydnytt/har-kor-polisen-pa-en-demonstrant

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *