Fue reinstalada placa que recuerda que Estadio Municipal de Concepción fue centro de detención

acto estadioMás de alguien no había vuelto al Estadio Municipal de Concepción desde que ese recinto se convirtió en centro de detención y tortura entre septiembre de 1973 y abril de 1974.

Por eso, la emoción fue mayor, pero también por el reencuentro entre quienes no se veían hace muchos años. Recuerdos, nostalgias, abrazos, apretones de mano, miradas borrosas, lágrimas contenidas… todo eso y más fue parte de lo que se vivió este sábado 20, con motivo de la reinstalación de la placa que recuerda que dicho recinto deportivo también albergó a detenidos políticos durante la dictadura militar.

Más de 200 personas participaron de la emotiva ceremonia que se realizó en el acceso principal del remodelado Estadio Ester Roa Rebolledo de Concepción, hasta donde también llegaron el intendente, Rodrigo Díaz, la gobernadora, Andrea Muñoz y el alcalde penquista, Álvaro Ortiz.

Ex presos junto a familiares y amigos, además de dirigentes de distintos ámbitos y simpatizantes con la causa de los derechos humanos, fueron parte del programa que incluyó palabras del alcalde y del intendente, además de las intervenciones de Lily Rivas, ex presa del Estadio y de Gabriel Reyes, quien actuó como vocero de los ex prisioneros del Estadio y del campamento de Chacabuco, en la II región.

Fue en enero de 2004 cuando un grupo de ex prisioneros políticos decidió instalar una sencilla placa en el ingreso al campo deportivo. Ahí estuvo hasta que el municipio empezó a liderar la remodelación del estadio, momento en que fue retirada, pero con el compromiso del alcalde, Álvaro Ortiz de reponerla apenas se terminaran las obras.

Y eso fue lo que se vivió este sábado, en un jornada donde el canto y la música estuvieron en las voces de los hermanos Millar.

Cuando le correspondió dirigir algunas palabras, el alcalde Ortiz recordó, precisamente, ese compromiso. “Cuando se iniciaron las obras del estadio, nos comprometimos a guardar la placa conmemorativa de los presos políticos para volver a instalarla. Éste fue un lugar donde muchas personas sufrieron vejaciones fueron torturadas y que pasó de ser un recinto deportivo a ser un lugar de dolor”.

Y precisamente lo que se quiere evitar, dijo, es que el estadio se mantenga como recinto deportivo “y nunca más como centro de detención y tortura”.

Hubo también palabras del intendente Rodrigo Díaz, quien explicó que “hay una serie de hitos que se están llevando a cabo. Las distintas agrupaciones de derechos humanos y víctimas de la dictadura junto al municipio están trabajando en el sello que tendrá el Museo de la Memoria para recordar parte de la historia de la región del Bio Bío. Con esto estamos recordando a muchas personas que pasaron por acá sin tener otro pecado que pensar distinto”, recalcó.

Mensajes y saludos de ex prisioneros repartidos por el mundo o en otras regiones del país, fueron leídos o mencionados, todo lo cual fue acentuando la emotividad de la ceremonia.

Momento especial fue el que se produjo cuando Lily Rivas, ex prisionera del Estadio, compartió sus vivencias, resaltando que también entre la víctimas hubo mujeres, algo que no siempre se menciona.

Habló de la rutina que realizaban a diario las 40 mujeres que estuvieron detenidas en el Estadio, destacando la sencillez del gesto que ellas tenían hacia lo varones cuando se los llevaban de regreso a casa o bien retornaban a su celda o el resto del grupo luego de una sesión de tortura.

Luego, Gabriel Reyes representando a los presos políticos el Estadio en aquel tiempo, comentó : “Hhemos ingresado por la puerta ancha, con la frente en alto y de manera voluntaria, acompañados además, en un esfuerzo unitario, por una gran cantidad de ex prisioneros de la Isla Quiriquina, del Fuerte Borgoño, de la Cárcel de Chacabuco 70 y de otros centros de detención y tortura incluido un ex marinero detenido en los buques de la armada días antes del golpe de estado. Nos acompañan además varias de las compañeras que estuvieron detenidas en este estadio, las saludamos y esperamos contar con ellas en nuestras tareas de recuperación de memoria regional.
Nuestro interés, como ex prisioneros políticos, por la denuncia de lo ocurrido durante la dictadura militar primero, se transformó muy luego en lucha por libertad, y justicia, por esclarecimiento y verdad de la situación de nuestros compañeros y compañeras desaparecidos, por el derecho a vivir en la patria”, planteó.

La reinstalación de la placa, agregó Reyes, se inscribe también en la tarea auto impuesta tarea de NO olvidar, “de construir memoria colectiva, de defendernos del “alzheimer colectivo” que pretende ocultar, muchas veces intencionadamente, la realidad de una historia de la cual la mayoría de los que estamos aquí somos verdaderos sobrevivientes”.

A continuación detalló algunas acciones que emprenderán como colectivo. Una de ellas será la de convertirse en organización jurídica como una forma de contribuir a resguardar su historia. En esa misma línea, se han propuesto rescatar los testimonios de los sobrevivientes para desplegarlos en un video y un libro.

Invitación especial también se hizo a es a apoyar de manera incondicional el Proyecto de Museo de la Memoria que han propuesto diversas organizaciones de víctimas de la represión y de personas vinculadas a la defensa de los Derechos humanos de nuestra región.

“No podemos ni queremos quedar al margen de este Proyecto, estamos dispuestos a contribuir con nuestros testimonios, con nuestras artesanías hechas en prisión, con las investigaciones de muchos de nuestros compañeros”, recalcó Gabriel Reyes.

Una vez terminada su intervención, se dio paso al descubrimiento de la sencilla placa e mármol instalada por los propios ex prisioneros en el año 2004, situada debajo otra que el propio municipio había instalado para recordar el oscuro momento en que el estadio dejó de ser el centro deportivo por excelencia de la región y por algunos meses se convirtió en un lugar de detención y tortura.

escrito por M.E.Vega

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *