FIC 2011

Auditorio lleno para Locke and Key, edición chilena por Arcano Cuarto.

Por Waldo Parra (@Aca_esta_waldo)

Durante la entrega de los premios FIC 2011 ocurrida el día Jueves recién pasado el guionista y editor de comics Carlos Reyes, mientras oficia de anfitrión, señala algo importante. Dice que es imposible mirar lo que ocurre hoy en la narrativa gráfica nacional sin mirar el largo camino que ya recorrieron los próceres de la caricatura y el Comic chileno décadas atrás. Que es imposible mirar con orgullo el momento en el cual se encuentra hoy el Comic en el país sin mencionar a Pepo, Themo Lobos, Guido Vallejos y a Juan Marino y recordar su trabajo que transcendió las fronteras nacionales.

Es en ese mismo sentido en el cual resulta también poco riguroso no mencionar aquellas ferias que por años se desarrollaron alrededor del país y que sirvieron para poder llegar a tener este 2011 dos importantes ferias con el Comic como tema principal. Porque si bien es cierto que la ComicCon desarrollada a mediados de año no llegó a cumplir las expectativas que se tenían sobre ella, si resultó ser un buen ejemplo para ver que se podía mejorar en este tipo de reuniones. Sin embargo tanto por el nivel de invitados, por la cantidad y calidad de las charlas y quizás lo más importante de todo por el gran número de autores presentes es en donde se encuentra la mayor ventaja de esta feria sobre las realizadas anteriormente, lo cual deja la vara alta para las próximas versiones de esta misma feria que vendrán y para las competidoras que se seguirán desarrollando paralelamente.

Sin embargo, por la cantidad y nivel de los contenidos presentados, es que esta FIC 2011 partió con ventaja y puede que eso sea lo que necesite para convertirse en el referente de las convenciones comiqueras del país.

Ayuda que la feria se desarrolle a finales de este 2011, el cual fue sin duda un buen año para la narrativa gráfica. Año en el cual se publicaron variadas novelas gráficas de gran calidad y a su vez se volvió a publicar una gran cantidad de comics tanto nacionales como extranjeros en los kioscos. Esto es especialmente bueno para la presencia y visibilidad del Comic, porque si bien siempre han existido tiendas de nicho donde recurrir a comprar es indudable que la cantidad de nuevos lectores que llega a los Comics se ve incrementada si se encuentran con facilidad en cada esquina.

Es en la alta presencia de autores en donde la FIC brilla, ya que logra reunir y acercar a los fanáticos a editoriales nacionales grandes y también a las independientes, a distintas tiendas de Comics y lo más importante a autores incipientes con artistas publicados por editoriales tan grandes como DC Comics, Marvel Comics e IDW Publishing. Se agradece de igual manera la idea de hacer una entrega de premios para el comic nacional, pero hubiese sido mejor si la entrega se hubiese desarrollado al final de la cita, con la mayor cantidad de gente en el recinto y no en un día fuera de la Feria. De la misma forma y a modo en como se hacen en las ferias internacionales del libro hubiese sido una buena idea haber aprovechado el centenario del nacimiento de Pepo para haber desarrollado el concepto de un invitado especial por año y montar alguna exposición con uno de los iconos más importantes de la historieta nacional.

En conclusión, una feria que si logra desarrollarse en un lugar más accesible, manteniendo y porque no subiendo el nivel de los invitados puede llegar a convertirse fácilmente en la Feria que todos los fanáticos del Comic en Chile necesitan y esperan desde hace años.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *