Femicidios, violencia extrema contra las mujeres

niunamenos-700x325Al 15 de marzo de 2017, en Chile se registran 9 femicidios consumados y 21 femicidios frustrados según SERNAM. Al 31 de marzo de 2017, se han producido en Chile 19 femicidios de acuerdo a las estadísticas de la Red Chilena en contra de la Violencia hacia las Mujeres.

Son mujeres cuyas edades fluctúan entre los 80 y los 17 años de edad. Vivían en distintas ciudades de Chile, pertenecían a diversas comunidades a lo largo del país. La mayoría de nacionalidad chilena, pero también había una mujer de nacionalidad colombiana y otra de nacionalidad boliviana. Todas trabajadoras: algunas dueñas de casa, una profesora, una estudiante, de las demás no hay información.

Las formas de asesinarlas son variadas e igualmente brutales, inaceptables: descuartizamiento; ahogadas en la tina de baño de su casa; estrangulamiento; golpes con hacha; disparos en la cabeza (con escopeta); agresión brutal; envenenamiento; asfixia; apuñalamiento (en un caso fueron 43 puñaladas lo cual muestra un ensañamiento feroz); degollamiento; golpe brutal; golpes y asfixia.

¿Quienes son los asesinos? Mayoritariamente se trata de crímenes cometidos por familiares y parejas, fueron sus esposos, hijos, pololos, ex-parejas, ex-esposos.

Cuando nos informan en forma lejana y aséptica como lo hacen los diarios y los medios de comunicación en general, los chilenos podemos anotar la cifra de femicidios que ocurren durante el año, destacándose la estadística e ignorándo la condición humana de la víctima, su pertenencia a una familia, a una comunidad local y nacional, a un espacio laboral, a grupos de amigos o amigas, a organizaciones religiosas, comunitarias, partidistas, ….en fin, se les resta toda su humanidad y nosotros no nos hacemos cargo de una historia de vida, sino de los detalles sangrientos y trágicos de estos hechos abominables.

El intento de femicidio en contra de Nabila Meliza Rifo Ruiz, nos llamó a la solidaridad y al enojo; al desconsuelo y al pavor ante tal abuso de poder por parte de su pareja, de la cual ya se encontraba separada. Sin embargo, los 19 femicidios a la fecha también nos revelan que olvidamos rápido y que todas las vidas sacrificadas, anuladas, truncadas por la cultura machista y patriarcal, simplemente pasan al olvido.

Es un cambio cultural profundo el que necesitamos, es la educación permanente sobre la condición de género y el patriarcado que se debe iniciar en los primeros años; es una tarea conjunta de los educadores, de lo comunicadores, de las organizaciones de mujeres, vecinales, juveniles y políticas. Es en las organizaciones sindicales, deportivas, culturales donde debemos aprender y reflexionar sobre la violencia de género o ¿dejaremos que asesinen a las mujeres, desconociendo su enorme aporte histórico, cultural y social?

Por cierto, las estadísticas de SERNAM y la Red Chilena en contra de la Violencia hacia las Mujeres … no coinciden.

Edelmira Carrillo Paz para Medio a Medio

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *