Fech apoya a comunidades del Valle del Huasco

Apoyo a las comunidades del Valle del Huasco frente a la nueva estrategia de Barrick en Pascua Lama y la posible asesoría de la Universidad de Chile

El día martes 29 de Julio comunidades del Valle del Huasco, lideradas por la Asamblea por el Agua de Guasco Alto, la cual reúne una serie de organizaciones sociales, de iglesia católica y presbiteriana, comunidades diaguitas, agricultores, crianceros, productores y habitantes del Valle del Huasco, hicieron llegar a Patricio Rodrigo (ex Secretario Ejecutivo del Consejo de Defensa de la Patagonia y profesor Ad Honorem de la Universidad de Chile) una carta mediante la cual le solicitaron renunciar a asesorar, bajo el amparo institucional de la Universidad de Chile (a través del laboratorio Lares de la Facultad de Agronomía), el controvertido Memorándum de entendimiento diaguita-Barrick Gold.
Esto dado que dicho memorándum, firmado entre la empresa Barrick Gold, 12 comunidades y 3 asociaciones diaguitas, forma parte de la última estrategia social y comunicacional de la trasnacional para lograr viabilizar su paralizado proyecto Pascua Lama.

Este acuerdo, además, se ha realizado de manera inconsulta, es decir, al margen de lo que establece el convenio 169, pues el documento fue firmado solo por algunos dirigentes quienes debían ratificar en sus comunidades dentro de 30 días y no lo hicieron, los mismos dirigentes que acordaron previamente ser representados en estos acuerdos por su promotor, el abogado Lorenzo Soto a cambio de que la empresa le pague sus honorarios históricos. Por su lado los dirigentes firmantes están recibiendo un sueldo mensual que supera el millón de pesos, todo lo cual ha quedado confirmado mediante una reunión efectuada el 4 de julio entre el Consejal Oriel Campillay y la empresa.

La comunidad diaguita “Tatul de Perales”, adherida como firmante del memorándum, denunció mediante un comunicado una serie de irregularidades ocurridas en la reunión que sostuvieron el día 19 de Julio con los dirigentes que impulsan el memorándum, ya que no fueron citados con 5 días de antelación ni se invitaron a todos los comuneros, tampoco escribieron asistencia por lo que agregaron nombres y firmas con posterioridad, hicieron correr una hoja con firmas de quienes estaban de acuerdo con el memorándum sin conocer éste, permitieron el ingreso a la reunión a personas de otras comunidades a favor -para convencer de firmar- pero negaron el acceso a opositores. Además, asegura la comunidad diaguita, que los dirigentes han ido casa por casa ofreciendo servicios dentales a los que firmen. El concejal Oriel Compillay denuncia que hasta hoy no se conoce el documento en que consta el memorándum pues se niega el acceso a él, por tanto los comuneros que han firmado no saben con exactitud qué están firmando.

Es también ampliamente sabido y reconocido por todas las partes, que tanto la participación de la Universidad de Chile y expertos contratados, como el abogado mediador, el abogado de las comunidades y todos los trámites necesarios, serán pagados por la empresa Barrick.

A la anterior carta, Patricio Rodrigo respondió de manera pública declarando que se trataría solo de una asesoría “estrictamente técnica” conformada por un equipo interdisciplinario conformado por él, cuyo propósito es explicar a la comunidad diaguita el proyecto Pascua Lama “con peras y manzanas”. Días después, mediante una carta de respuesta, Rodrigo corrobora su posición de prestar los servicios de consultoría afirmando que el Memorándum fue sometido a la opinión de expertos internacionales en derechos humanos, desconociendo así la validez de la información brindada por las comunidades que demuestran las irregularidades, ilegitimidad y destrucción del tejido social que han tenido como consecuencia de este memorándum, y restándole importancia a la negativa del acceso al documento, declarando “confiar en que luego se dará a conocer al público”.

Dicho lo anterior, como FECH declaramos lo siguiente:

1. Creemos que la asesoría de nuestra Universidad implicará una simple imposición de conocimiento, que va en desmerecimiento de las capacidades de la comunidad empoderada del valle, que conoce muy bien la situación que les aqueja y no requiere que le expliquen “con peras y manzanas” un proyecto que ha sido rechazado por toda la ciudadanía. Por contraparte, es fácil deducir, por cualquier ciudadano común, que toda nueva revisión o explicación de la información existente (la cual serviría de base para que las comunidades firmantes del memorándum decidan si entran en diálogo con la empresa) será utilizada en favor de Barrick, debido la carencia de profesionalismo y objetividad con que cuenta este estudio, que solo es una revisión a corto plazo de antecedentes otorgados por la empresa, pagado por la misma y en donde existe una evidente imposibilidad de dotar de contenido técnico a un problema que es netamente político y social.

2. Consideramos inaceptable que nuestra Universidad se preste para legitimar un proceso viciado e inconsulto, tal como se ha evidenciado, lo cual se puede interpretar como un apoyo de nuestra institución al accionar de una empresa que viola los derechos fundamentales de las comunidades del Valle del Huasco. Por tanto, nos oponemos de manera rotunda a que nuestra Universidad, y en particular la facultad de Ciencias Agronómicas, firmen el convenio en que se enmarca la asesoría.

3. En último lugar, volvemos a declarar nuestro total apoyo a las comunidades que día a día luchan por defender la naturaleza, la vida, sus ecosistemas frágiles y su territorio, como ha ocurrido en esta histórica lucha en contra del proyecto megaminero Pascua Lama, que ha obtenido el respaldo de toda la ciudadanía cuando se demostró su inviabilidad para la naciente de nuestras cuencas al destruir irreparablemente nuestros ecosistemas glaciales, contaminando el agua que abastece al valle y vulnerando todas las condiciones y acuerdos que se establecieron para su funcionamiento.

4. Hoy las comunidades de Chile, de norte a sur, afectadas por la crisis del agua provocada por la privatización y la sobreexplotación han demandado la recuperación y defensa del agua y la vida, lo cual ha hecho eco en todo el país a través del sentir común de avanzar hacia la construcción de políticas de protección de los recursos naturales elementales para la vida, como lo son los ecosistemas hídricos y glaciares; reservas estratégicas de agua dulce para el país.

Es por todo esto que nuestra Universidad de Chile, retomando su sentido público, debe estar a la vanguardia de dicho avance con estudios que estén al servicio del pueblo y no al servicio del empresariado y que apunten a la dirección correcta de velar por lo que nuestro país necesita.

Agosto, 2014

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *