Fascismo común y corriente

Ministro1Por Medio a Medio.-

A nadie debe extrañarle que la derecha liderada por el Presidente Piñera retire el proyecto que busca otorgar un bono en dinero a los chilenos y chilenas que figuran en el informe Valech quienes sufrieron prisión política y tortura.

Es la misma derecha del ex candidato presidencial Kast, el actual diputado Urrutia que habla de “aguinaldo a terroristas” o quienes creen que los héroes de la Patria están en la cárcel de Punta Peuco.

Son los mismos, con sus familias y redes, quienes apoyaron con acciones concretas el golpe de Estado y la instauración del modelo capitalista chileno. No importó bombardear la casa de gobierno, asesinar a comandantes en jefe del ejército, asesinar, robar recién nacidos de sus madres, violar, encarcelar y exiliar, robar las empresas del Estado y un largo etcétera.

Lo acontecido en el primer mes del Gobierno del Presidente Piñera en la demostración que el camino de las reformas de la Presidenta Bachelet fue equivocado e inconducente. Ha quedado demostrada la diferencia entre reformas y transformaciones y lo que ocurre con proyectos de ley de última hora, cuando ya no queda tiempo.

El Presidente Allende pagó con su vida el proyecto transformador profundo que encabezó, el país pago carísimo la posibilidad de construir un Chile más justo. Asistimos a una acción concertada, sistemática de revertir las reformas del Gobierno de la Presidenta Bachelet heredera de 30 años de la Coalición Concertación – Nueva Mayoría, las que también desaparecieron, no por un decreto presidencial o del tribunal constitucional, sino por su propio desgaste y pérdida por segunda vez del poder político del Estado en las urnas.

Lo que sí debe extrañarnos es cómo las élites durante los últimos 50 años han buscado negociar y pactar formas de entendimiento que desembocaron en un pacto entre la Concertación y la derecha, sólo un ejemplo; la ex empresa estatal Soquimich controlada por el yerno del Dictador Pinochet financió a políticos tanto de la Nueva Mayoría como de la derecha.

Tratar de hacer creer que el mal menor era mejor, que todavía existía un proyecto colectivo que movilizó a miles de chilenos en el plebiscito del No, hoy algunos de los que marcharon por el NO y los que ocuparon las calles de Chile en la última marcha estudiantil convocada por la CONFECH tienen la palabra.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *