Falleció sacerdote Félix Eicher, defensor de los derechos humanos y del pueblo necesitado

En la madrugada de este sábado, a las 88 años de edad, falleció el sacerdote Félix Eicher Bongartz. Fue un luchador por los derechos humanos y vivió por más de 50 años en la comuna de Laja, donde también será enterrado, cumpliendo con su último deseo.

“Voy a ir al encuentro con el padre Dios, Él me va a mostrar una película, la película de mi vida… y estoy tratando que este final (película) no sea demasiado amarga para mí, pero tengo tanta confianza en nuestro buen Dios que con toda sinceridad… no tengo miedo de la muerte”.

Fueron la palabras que el 27 de mayo de 2013 pronunciara el padre Félix Eicher Bongartz, durante el homenaje que le rindiera la comunidad de Laja, a la cual sirvió por más de cincuenta años.

Su vida se apagó apenas iniciado este sábado, en la casa donde vivía en la población Río Polcura. Allí se encontraba desde el 13 de noviembre, cuando finalmente retorna a su pueblo, después de haber estado internado, primero en Pucón, en un hogar de ancianos y posteriormente en Los Angeles.

Pero su deseo era volver y lo cumplió. A los 88 años, la vida de este sacerdote de origen belga, pero nacionalizado chileno a partir de 1970, se terminó, dejando un gran legado pero también una creciente tristeza entre quienes los conocieron.

Ajeno a la bulla y a la figuración pública, vivió de manera humilde, con gran consecuencia y entrega. Se resistió a que una calle de Laja llevara su nombre, pues se creía inmerecedor de este reconocimiento. Pro finalmente, sí hay una calle que lleva su nombre…

Tenía 35 años -en 1961- cuando llegó a Chile como voluntario. Antes había estado cinco años en Argentina. Supo que en Laja se requerían sacerdotes y fue a conocer la localidad. Le gustó porque sus orígenes son campesinos. Y propuso al entonces Obispo de los Ángeles, Manuel Sánchez una forma para organizar la parroquia. El obispo aceptó y su nombramiento salió el 31 de julio de 1961, seis días después fue fundada la Parroquia Cristo Rey.

La misma donde está siendo velado por ciento de fieles que se han ido turnando para acompañarlo y darle el último adiós.

Apenas se supo de su partida, espontáneamente decenas de personas salieron a la calle para sumarse al cortejo que trasladó su cuerpo hasta la Parroquia Cristo Rey. Pañuelos blancos, velas encendidas, y muchas flores reflejan el cariño que la comunidad lajina tenía por su párroco.

De origen belga, el padre Félix llegó primero a Argentina y posteriormente se traslada a Chile. Fue cuando supo que en Laja necesitaban sacerdotes y nunca más se fue.
Su acento hizo que muchas veces hace que lo consideraran como un extranjero. Pero él aseguraba que se sentía un chileno más.“Me gusta pasar la vida sencillamente. No me interesa en absoluto ser una personalidad. Para mí estar en el último asiento o en el primero es lo mismo…”, sostuvo en una de las pocas entrevistas que dio.

Si bien la existencia del padre Félix en Laja fue tranquila, no estuvo exenta de momentos tristes y dolorosos, como los ocurridos con ocasión del golpe militar del 11 de septiembre de 1973. En los días posteriores, arreciaron las detenciones y Laja no estuvo al margen de esa situación.

“Cuando yo me di cuenta que estaban buscando a las personas que habían colaborado con el gobierno de Allende, no solamente buscándolos sino encarcelándolos, empecé a tener miedo, especialmente por el clima de tensión que se estaba formando…”

En su afán por ayudar y por evitar muertes, el sacerdote convenció a Luis Espinosa, ex dirigente sindical, de que se entregara. Lo acompañó hasta la Prefectura de Los Ángeles donde lo dejó en la guardia. Nunca más supo de él.

“Cuando supe que Lucho Espínosa no aparecía por ninguna parte y que yo lo había llevado a Los Ángeles, fue un dolor muy grande para mí que quedó para siempre. Este ha sido siempre un dolor que me ha quedado…”, reconoció en el marco de una entrevista realizada para el libro “No hay dolor inútil”.

En su homenaje, la Municipalidad de Laja decretó duelo comunal por tres días, mientras que sus funerales están fijados para el lunes, luego de una misa que se oficiará a las 10:00 horas, en el Estadio Facela.
escrito por Elías Paillán

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

  1 comment for “Falleció sacerdote Félix Eicher, defensor de los derechos humanos y del pueblo necesitado

  1. eduardo gacitua
    23 Diciembre 2014 at 10:34

    Debo aclarar que el nombre del compañero detenido desaparecido es Luis Saez Espinoza , dirigente del sindicato de trabajadores de CMPC planta laja y militante del MAPU.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *