Evo suspende ejecución del tramo dos de la carretera Villa Tunari-San Ignacio

Erbol

El presidente Evo Morales decidió la noche de este lunes suspender la ejecución del tramo dos de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, tras la violenta represión a marchistas indígenas ordenado por su gobierno, que dejó más de 40 heridos de diversa gravedad.

El mandatario, en una declaración de prensa en Palacio de Gobierno, dejó en manos de las autoridades y representantes de los departamentos de Cochabamba y Beni tomar la decisión sobre la construcción del polémico tramo dos que atraviesa el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Apeló a leyes y decretos emitidos por anteriores gobiernos para justificar la construcción del tramo carretero que pretende vincular el territorio cochabambino con el beniano; además aseguró tener en su poder cartas de varias organizaciones sociales de ambas regiones del país que demandan la ejecución del proyecto caminero que cuenta con financiamiento del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (BNDES).

“Yo quiero salvar una responsabilidad ante la historia y ante el pueblo boliviano y sobre todo ante los dos departamentos (Beni y Cochabamba), (por tanto) que haya un debate nacional del pueblo boliviano para que ellos decidan (sobre la construcción de la carretera) y especialmente los dos departamentos involucrados; mientras (pasa eso) queda suspendido el proyecto de la carretera del Parque Isiboro Sécure y que sea el pueblo quien decida, principalmente los dos departamentos”, sostuvo.

El mandatario boliviano aseguró que su Gobierno decidió la construcción de la carretera sólo cumpliendo con la norma y atendiendo a los pedidos de la población.

Repudia la intervención policial

Morales calificó como un exceso el accionar de la Policía durante la intervención a la marcha indígena, que ayer fue brutalmente reprimida en su campamento en el sector de San Lorenzo, departamento del Beni.

“Lamentamos y repudiamos los excesos realizados a la marcha indígena, no comparto (esa acción), ni la violencia, fue un exceso, un abuso hacia los hermanos indígenas que estaban en la marcha, pero también hay que preguntarnos qué podría haber pasado si esa marcha pasaba y se encontraba con el bloqueo en Yucumo”, afirmó.

Pide investigación internacional

Morales también negó haber ordenado la represión policial a la marcha indígena y pidió que una comisión internacional de alto nivel investigue estos violentos hechos, para dar con los verdaderos responsables de la violencia.

“Organicemos una comisión de alto nivel, constituidos de organismos internacionales, Defensor del Pueblo, Derechos Humanos, para que haga una profunda investigación sobre los hechos del día de ayer, que dejan mucho que desear, el Presidente nunca instruyó (la intervención), a veces se presentan estos problemas y nos echan la culpa a todos”, dijo Morales.

Espero –agregó– que esta comisión haga una investigación profunda e identifique a todos los agresores de la violenta represión policial a indígenas y también a los autores del hecho registrado un día antes (es decir el sábado en Chaparina) contra el Canciller David Choquehuanca y a efectivos del orden.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *