Evo Morales: “Estoy convencido que el planeta estaría mejor sin los seres humanos”

Karen Hermosilla / Veo Verde

El presidente de Bolivia recalcó en su visita a Chile que los seres humanos necesitamos de la naturaleza y señaló que sus recursos deben ser explotados sustentablemente por el Estado para que las riquezas lleguen al pueblo.

Emocionadísima recibí una invitación a una “mesa redonda” convocada por la Fundación Progresa, con el mandatario de Bolivia, Evo Morales, aprovechando su visita a Chile en el marco del cambio de mando realizado el pasado martes 11 de marzo.

Conocido por ser representante genuino del campesinado indígena del país altiplánico y mediterráneo, desde la Guerra del Pacífico, Evo encarna la llegada del pueblo al Poder Ejecutivo, cuestión que provocó grandes cambios en la cosmovisión, comúnmente occidentalista del Estado-Nación, impresa en la políticas públicas, desde su primer mandato iniciado en 2006.

La política exterior chilena ha dejado al país convertido en una isla. No son sólo las barreras geográficas de la cordillera las que nos separan del resto del continente. Es por eso que las esperanzas en que se pueda remediar en parte este separatismo, en la segunda administración Bachelet, se alimentan con este tipo de reuniones, donde destacados académicos, intelectuales y políticos mostraron interés en la visión planteada por Morales que llegó a la cita junto a su canciller, al Ministro de Finanzas y al presidente del Banco Central boliviano.

El presidente enfatizó el rol del Estado en las estrategias de manejo sustentable y democrático de los recursos naturales, la necesidad de la integración latinoamericana para no sufrir los vaivenes de los mercados externos, manteniendo autonomía  y la importancia de sumar como protagonistas a los pueblos para crear países empoderados y dueños de su destino.

¿Cómo llegó al poder el movimiento indígena?

“Frente a tanta injusticia en Bolivia, nos hemos organizado desde el Movimiento Campesino Indígena Originario, entendiéndolo como un instrumento político , que no es un partido, para cambiar la situación social y económica, donde planteamos cómo gobernarnos nosotros mismos y cómo empezar a resolver nuestros problemas”.

“Hablábamos desde el Movimiento Indígena, pero nunca nos planteamos excluir a algún sector, aunque nosotros sí habíamos sido excluidos, pero nunca tuvimos una mentalidad rencorosa, aunque hemos sido sometidos a las distintas políticas de aislamiento, de sometimiento y discriminación, porque nuestros antepasados nunca excluyeron a quienes llegaron a saquearnos y a someternos”.

“Recordarán ustedes, que como los hermanos mapuches, fuimos sometidos hace 500 años, de cuando llegó la invasión europea, y pasamos de la resistencia a la toma del poder”.

“Ya llevo 9 años de presidente y ni yo mismo me lo creo, porque Bolivia ha tenido hasta tres presidentes en una hora e incluso una dictadura como la de Hugo Banzer. Así se manejaba Bolivia, sin mucha orientación ideológica. Pero, así como nosotros nos organizamos, el hombre blanco también puede hacerlo para trabajar de manera conjunta por la justicia y la igualdad.

Logrando la independencia de Estados Unidos y del Fondo Monetario Internacional, nos ha ido mejor que antes. Recibimos a Bolivia como el penúltimo país de Latinoamérica, antes de Haití  y en este corto tiempo hemos atendido las necesidades postergadas por 500 años de nuestro pueblo y es por eso que falta muchísimo más todavía por avanzar en acuerdos internacionales de integración con Unasur y Celac”.

Las aspiraciones de Bolivia de salida al mar

No podemos comparar la realidad de Suiza con la de Bolivia, ni hacer un paralelo entre Europa y América, donde su principal forma de subsistencia, dado a su economía de dependencia, es el comercio realizado por medio de sus océanos Pacífico y Atlántico. Es por eso que la reivindicación marítima realizada por Bolivia al Estado chileno resulta histórica, como la promesa de resolverlo para obtener intercambios sustentables – hecha entre tiranos como Pinochet y Bazer, pero olvidada por los gobiernos democráticos posteriores- que resolverían la crisis energética que alienta la proliferación de termoeléctricas en base a carbón y las inconvenientes importaciones de gas proveniente de países de África, generando un enorme impacto medio ambiental.

Dejando de lado el relato personal de Evo, que cuenta el encuentro con el Pacífico a la edad de 30 años, en su primer viaje como dirigente sindical a Europa, con vívida emoción en representación de un sentimiento boliviano por salida al mar más allá de lo económico, iremos por las razones de carácter “racional”, en términos de sustentabilidad e integración.

“Agradezco las intenciones progresistas de dar salida al mar a Bolivia y la comprensión de que esto no es un problema entre los pueblos, sino que es un problema de los intereses de las transnacionales”, dijo el mandatario.

“Nuestros pueblos de América Latina y el Caribe, deben ser gobernados por presidentes ligados a su pueblo y no por banqueros y empresarios que mantiene a nuestros países hermanos aislados, con desconfianza y dependientes de las economías del imperio, sin que podamos tener autonomía para un mercado que no se afecte cuando algo ocurra en Asía, Europa o Estados Unidos”, agrega.

“Se debe abrir el debate porque es la principal escuela para entender la realidad social de la humanidad y la vida en el planeta. Solos no nos vamos a salvar. Es importante la integración y con Chile depende de superar este tema del mar trabajando de manera conjunta por nuestros pueblos. Como aprendí de Fidel, no hay que regalar lo que nos sobra, sino que compartir lo poco que tenemos”.

¿Cómo logró Bolivia crecer al 6,8%?

“No solamente tenemos que luchar contra la pobreza sino que por la igualdad. Nuestra política para lograrlo ha sido nacionalizar los recursos naturales, socializando las riquezas para que lleguen al pueblo. Antes de que asumiéramos, del petróleo obteníamos 300 millones de dólares para el Estado mientras que 2 mil millones de dólares se llevaban los privados. El año pasado el Estado obtuvo 5 mil quinientos millones de dólares y para el próximo 6 mil”.

“Ahora las empresas no son dueñas de los recursos naturales, sólo prestan servicios, lo que ha representado una liberación cultural y social, enfrentándonos a un modelo de robo y saqueo a nuestros recursos naturales, sin que ninguna de ellas (las empresas) se haya ido”.

Además de esto, reconoce que el ahorro que han conseguido obtener de la asombrosa rebaja que han hecho de los sueldos de las autoridades. “De 40 mil bolivianos que recibía un presidente, se rebajó a 15 mil que hoy recibo por mi cargo. El pueblo ya estaba cansado de abusos de poder”, dice.

La filosofía de explotación sustentable de los recursos naturales de Evo Morales

Mucho se ha dicho de su administración respecto a los conflictos con las mismas comunidades que lo elevaron como presidente. Lo cierto es que respetando su compromiso democrático, Tipnis, el mayor foco de conflicto, es parte de un proceso de consulta popular mediante referendum vinculante.

Es tan importante el equilibrio entre la explotación y la sustentabilidad de los recursos que uno de los grandes hitos de la administración Morales fue dotar a la Tierra de derechos legales, como si se tratara de una persona, siendo el primer país del mundo en hacerlo.

“El ser humano necesita al Planeta para vivir, porque el planeta puede existir mejor sin el ser humano. Yo me he convencido de esto. Hay que presentar una nueva tesis política para la humanidad, para la vida en el planeta. Es nuestra responsabilidad, sobre todo como movimiento indígena campesino originario, no sólo liberar a Bolivia de la explotación y saqueo, sino a toda la humanidad que habita en el Planeta Tierra”.

Evo planteó su preocupación por las inundaciones en Bolivia, causadas por las represas construidas en el Amazonas brasilero, las recurrentes nevadas en el altiplano, completamente inusuales en el pasado reciente. “No sabemos si es verano o invierno” manifiestó el presidente, refrendando la urgencia de una nueva tesis política que incluya al medio ambiente como parte central para la sobrevivencia de nuestros pueblos.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *