Estudiantes cristianos rechazan represión y criminalización del movimiento estudiantil chileno

Declaración Pública MEC Chile sobre últimos acontecimientos violentos en movilizaciones

Como Movimiento de Estudiantes Cristianos (MEC-Chile; miembro de FUMEC, Federación Mundial de Estudiantes Cristianos) queremos unirnos en un gesto solidario por los difíciles momentos que hoy sufre el pueblo de Chile, fruto del accionar violento de la fuerza policial. Consideramos que esta situación no solo se trata de malas prácticas individuales, que deben ser correctamente investigadas y sancionadas, sino que son el reflejo de una sociedad desigual e injusta que se aleja de la búsqueda y construcción del Reino de Dios.

Desde el MEC-Chile rechazamos la permanente criminalización que ha sufrido el movimiento estudiantil en Chile y repudiamos los métodos de violencia usados para reprimir a quienes marchan y se manifiestan pacíficamente. Así mismo, rechazamos enérgicamente las agresiones físicas perpetradas por Fuerzas Especiales de Carabineros a Rodrigo Avilés y Paulina Estay, ambos jóvenes que acudieron a manifestarse pacíficamente el día 21 de mayo de 2015, y que hoy tienen a Rodrigo luchando por su vida.
Ante estos hechos lamentables y dolorosos, e impulsados por nuestra vocación cristiana, el MEC-Chile declara su compromiso con la lucha de los y las estudiantes de América Latina y el Caribe, desde el sentido profético que surge de nuestra fe, el cual nos llama a construir un mundo de justicia y paz, donde la vida sea privilegiada ante todo, expresando la esperanza de un Dios vivo.

Desde los principios que mueven nuestro accionar, concordamos con aquellas movilizaciones sociales que buscan la construcción de una sociedad más igualitaria y justa. La cultura neoliberal que se ha instalado en Chile ha producido efectos nocivos en distintas áreas del vivir nacional, contra las cuales nos oponemos y deseamos su cambio desde un sano ejercicio político y deliberativo. Construir un Chile más justo y solidario es una expresión del testimonio de quienes seguimos al Cristo resucitado y abrazamos la esperanza radical en el Reino de Dios.

Por último, solidarizamos con las familias afectadas por la salud de sus hijos y, junto con unirnos en oración, hacemos un llamado a las organizaciones de la sociedad civil, incluidas las religiosas, a que alcen su voz proféticamente en aras de construir una mejor sociedad basada en la justicia y la paz.

Santiago, 28 de mayo de 2015

Fuente: MEC de Chile – FUMEC ALC

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *