Estado-latifundio y el espiral de la violencia en Wallmapu

Diversas son las reacciones que han surgido en base a la muerte o asesinato de dos jóvenes mapuche en un fundo de la comuna de Los Sauces a manos de un oficial de carabineros en retiro, un hecho que enluta nuevamente a comunidades y que es parte del espiral de violencia, de esa violencia estructural cuyo origen se basa en la invasión bélica estatal, la masacre de decenas de miles de personas mapuche, del despojo y saqueo territorial, del desplazamiento forzado, de la reducción y empobrecimiento,  de la instalación de un “desarrollo” traído por el afuerino invasor a base de la explotación, el racismo, la propiedad, el individualismo, la ignorancia y la violencia que inunda de rabia y resistencia en el devenir histórico hasta el presente, cuyo espiral envuelve a jóvenes como Luis Marileo y Patricio González.

Se ha informado que este martes 13 de junio, 14 horas,  se realizarán los funerales de Luis Marileo al interior de la comunidad Cacique José Quiñon.

A continuación, compartimos las opiniones del psicólogo Gonzalo Bustamante frente a estos hechos y enseguida, acceso a informaciones sobre este trágico suceso.

Dos jóvenes mapuche fueron asesinados anoche (sábado 10 de junio).  La prensa se ensañará con ellos diciendo que tenían antecedentes penales y todo lo que la gente de este país quiera escuchar para quedar con sus conciencias tranquilas. Pero omitirán que habían sido absueltos de las acusaciones, que siendo uno menor de edad pasó casi un año detenido antes de ser absuelto, lo que es contrario a nuestras propias leyes. Omitirán decir que son de una generación de jóvenes que solo han visto violencia hacia sus familias y comunidades y un “nuevo trato” que nunca llegó. Omitirán que los Matte y los Angelini tienen más tierras en el sur que todas las comunidades Mapuche juntas. Omitirán que en las comunidades las familias viven con una hectárea en promedio siendo que los particulares son dueñas de mucho más que eso. Omitirán que en las comunidades se están secando las fuentes de agua y las plantas medicinales porque los pinos y eucaliptus de las forestales lo absorben todo. Omitirán decir que la lucha de estos jóvenes es por derechos políticos sobre el territorio, derechos que son reconocidos en casi todos los países del OCDE que cuentan con pueblos indígenas en su interior.

El gobierno dirá que lo lamenta y que hay que dejar que la justicia haga lo suyo, pero omitirá decir que están más preocupados de las elecciones y que no les interesa que el problema de fondo se resuelva, que solo les interesa que no se agrave. Dirá que en Chile se debe respetar el Estado de derecho, pero omitirá decir que nuestro estado de derecho contiene normas de derecho internacional sobre los derechos indígenas que no han respetado. Dirá que no dialogan con quienes no respetan los canales formales de diálogo, pero omitirán decir que hay comunidades que siguen esos canales y que pueden pasar décadas sin llegar a soluciones a sus urgentes demandas. Omitirán decir que los gobiernos han sido responsables de estas y otras muertes por no querer resolver los problemas de fondo en todos estos años.

“Podrán cortar todas las flores, pero no detendrán la primavera”… pero no queremos que sigan cortando flores.

Pu peñi ka pu lamgen, kuxanzuamkülen fachantü, gümawküley ñi piwke fewla.

Pu peñi ka pu lamgen, tami zuam ka iñche gey.”

Imagen adjuntawerken.cl

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *