Estado chileno debe detener legislación de Ley de Pesca por no consultar a Pueblos Originarios

Radio del Mar

A pesar de un malintencionado, desprolijo y erróneo documento del gobierno que ni siquiera tiene firma de quien lo elaboró y que recomienda no realizar la consulta porque interpreta que la Ley en discusión no afecta los intereses de los pueblos originarios, el Tribunal Constitucional y el Instituto de Derechos Humanos respaldan la exigencia de las comunidades indígenas para que el Parlamento revise el consentimiento o no de los pueblos Mapuche, Rapanui y Kawesqar respecto a la privatización de los peces. Las modificaciones a la Ley de Pesca están despojando del acceso y uso ancestral de los recursos del mar a estas comunidades que han vivido económica, cultural y espiritualmente vinculadas a la extracción sustentable de peces, mariscos y algas. En la fotografia en primer plano aparecen Boris Hualme de Mehuin y Sandra Huentemilla y Juan Valeria Quilapán, de la agrupación de autoridades tradicionales de los pueblos indígenas autoconvocados.

Tal como lo exigió el Tribunal Constitucional y el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), ambos órganos del Estado chileno, el Pueblo Mapuche demandó esta semana al Senado que detenga la tramitación de las modificaciones a la Ley de Pesca, que tienden a regalar el patrimonio pesquero de los pueblos de Chile a siete familias de industriales, ya que el Parlamento no ha cumplido con su obligación de realizar una consulta a los pueblos originarios para obtener de parte de estos el consentimiento previo e informado respecto a estas materias, como lo impone jurídicamente el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el cual es Ley de la República.

 

Las modificaciones a la Ley de Pesca están despojando del acceso y uso ancestral de los recursos del mar a los pueblos Mapuche, Rapa-Nui y Kawesqar, cuyas comunidades han vivido económica, cultural y espiritualmente vinculadas a la extracción sustentable de peces, mariscos y algas.

Así, dirigentes mapuche del Comité de Defensa del Mar de Mehuin y de la Identidad Territorial Lafkenche (ITL) asistieron a una sesión de la Comisión de Pesca y Acuicultura del Senado, donde demandaron detener la tramitación del proyecto de Ley de Pesca, ante el incumplimiento del proceso de consulta a los pueblos originarios.

Ante la demanda de las comunidades originarias, el presidente del Senado Antonio Horvath afirmó a Ecoceanos News que la Comisión de Pesca junto a la Comisión de Derechos Humanos del Senado analizarán un documento del gobierno que insta a no realizar esta consulta.

Este malintencionado, desprolijo y erróneo documento que ni siquiera tiene firma de quien lo elaboró, recomienda no realizar la consulta porque interpreta que la Ley en discusión no afecta los intereses de los pueblos originarios.

Frente a esto el INDH en su Boletín N° 8091-21 del 17 de agosto de 2012 afirmó que “toda medida legislativa o administrativa debe ser consultada cuando ésta afecta la propiedad, uso u ocupación, y/o explotación de los recursos naturales, en este caso de los marinos, que hace parte del hábitat de los pueblos indígenas, y el Estado debe garantizar el ejercicio de ese derecho”.

DESPOJO E ILEGALIDAD
Los dirigentes además exigieron a los senadores que su presencia en la Comisión de Pesca, no sea inscrita como la consulta que exige el Convenio 169, sino que era solo una presentación inicial de los puntos de vista de las comunidades indígenas.

Boris Hualme del Comité de Defensa del Mar de Mehuin aseguró a Ecoceanos News que “el Estado de Chile históricamente nos ha enseñado a desconfiar, por ello dejamos claro que participar en esta sesión no significa que se esté llevando a cabo la consulta a los pueblos originarios. El proceso de legislación de reforma a la Ley de Pesca debe paralizarse y posteriormente a eso trabajar en conjunto el tema de una consulta”.

“Al interior de las comunidades y organizaciones que representamos están en estado de alerta para movilizarse. El proyecto de Ley de Pesca nos afecta a todos, a los Mapuche o no mapuche, porque traspasa los recursos del mar a siete familias de los conglomerados económicos y deja al pueblo mapuche y al chileno sin recursos naturales. Mañana se puede generar una situación muy crítica, en que la humanidad pase hambre al no tener recursos para su alimentación”, afirmó el dirigente de los pueblos costeros originarios.

Para Hualme, “el proyecto de Ley de Pesca representa la continuidad del saqueo de los recursos naturales, con los que podrían financiar la salud, educación y otros programas sociales”.

SE DEBE DETENER LA DISCUSIÓN LEGISLATIVA
Tras la sesión, Adolfo Millabur de la identidad Territorial Lafkenche (ITL) dijo a Ecoceanos News que “por la mala experiencia que hemos tenido los pueblos originarios con el Estado, dejamos constancia que nuestra presencia acá obedece a una invitación que se nos ha realizado, y donde venimos a solicitar que se detenga la discusión de la Ley de Pesca en el Senado”.

En el proceso de tramitación de la nueva Ley de Pesca, “no han sido consultados los pueblos originarios, vulnerándose el Convenio 169, que aprobó el mismo Parlamento chileno”.

“La Comisión de Pesca del Senado fue informada de nuestras demandas y creo que recién dimensionaron lo que significa no hacer el proceso de consulta a los pueblos originarios, que establece el Convenio 169, lo que significa borrar con el codo lo que firmaron con la mano hace poco tiempo”, señaló Millabur.

El dirigente mapuche precisó que “el Estado chileno, en especial el poder legislativo, no puede no respetar los tratados internacionales. El Convenio 169 es un tratado internacional que fue aprobado por los mismos senadores. Su no cumplimiento sería una contradicción muy compleja de explicarle al país y a la comunidad internacional”.

Agregó que “el Senado, el Ejecutivo y los tribunales tienen que ser garantes de hacer respetar la ley. El Convenio 169 es parte del ordenamiento jurídico de Chile y el Senado no se puede dar el lujo de vulnerarlo”.

“La Ley de Pesca afecta el territorio del litoral, donde habitamos los Lafquenches. Se está legislando sobre los recursos naturales y ahí nosotros no hemos sido escuchados”.

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL E INSTITUTO DE DERECHOS HUMANOS
Como respaldo de este reclamo, el Pueblo Mapuche presentó un informe del Instituto Nacional de Derechos Humanos, en que se exponen los argumentos jurídicos del “deber” de aplicación de consulta indígena, en el marco del proyecto de Ley General de Pesca y Acuicultura.

Sumado a esto El Tribunal Constitucional de Chile en su sentencia Rol 309, de 20 de agosto de 2000, determinó que la obligación de consultar a los pueblos indígenas establecida en el Art, 6 del Convenio 169 de la OIT es una norma autoejecutable y que modifica tácitamente a la Ley Orgánica Constitucional del Congreso Nacional 18.918. Por lo tanto esta consulta se debe realizar a pesar de un malintencionado, errado y desprolijo informe que presentó el gobierno y que insta a no realizar la consulta.

Juan Valeria Quilapán, coordinador de las autoridades tradicionales de los pueblos indígenas autoconvocados, aseguró a Ecoceanos News que “el proyecto de Ley de Pesca tiene que parar ahora su tramitación, porque está en la ilegalidad. Los pueblos indígenas tienen que ser consultados y de buena fe, dando cumplimiento a los estándares internacionales, en el cual señalemos nuestros derechos en la Ley, asociados a aquellos que nos permitan preservarnos y desarrollarnos como cultura”.

Tras la sesión, Valeria Quilapan aseguró que “existen posturas divergentes respecto de los derechos de los pueblos originarios. Por una parte está el gobierno empecinado en aprobar una Ley desconociendo los derechos de los pueblos indígenas, y el derecho a la consulta, previa, libre e informada como lo establece el artículo 6 del Convenio 169 de la OIT”.

“Por otro parte, los pueblos indígenas en una tarea titánica insisten en que se cumplan los derechos, lo que resulta muy complejo al tener que seguir el itinerario de la institucionalidad, dado que cuenta con los recursos y nosotros no”.

“Vemos estas dos posturas que se contradicen y en el medio está el Senado que titubea, porque efectivamente ellos deben cumplir la Ley y ellos saben que no la están cumpliendo. Es un panorama complejo y poco claro para los pueblos indígenas”.

SENADO PONE EN DUDA REALIZAR CONSULTA
En entrevista con Ecoceanos News, el presidente de la Comisión de Pesca y Acuicultura del Senado, el senador Antonio Horvath, señaló tras la sesión que “las presentaciones de las organizaciones que representan a los pueblos originarios son muy válidas y fundamentadas. Nosotros como Senado tenemos que tener una respuesta propia. Hemos recibido un documento del Ejecutivo, que vamos analizar en profundidad, junto a la Comisión de Derechos Humanos de Senado”.

“Hemos mencionado una Comisión Bicameral para que despeje si procede la consulta a los pueblos originarios o no, en el marco de la tramitación del proyecto de Ley de Pesca. Si procede, como no hay un procedimiento adaptado por el Ejecutivo, debemos definirlo nosotros, el cual debe ser válido para los pueblos originarios.

El senador agregó que “no nos interesa un formalismo, sino que efectivamente se considere la opinión de los pueblos originarios, que piensan y como se sentirían parte de este proyecto de Ley, al igual como lo hicimos con la Ley del Borde Costero”.

Consultado por la demanda presentada por los pueblos originarios, respecto a parar la discusión del proyecto en la Comisión de Pesca y Acuicultura para iniciar el proceso de consulta que establece el Convenio 169 de la OIT, el senador Horvath respondió que “nosotros no estamos votando, solo estamos escuchando a las organizaciones de distintas parte del país, y hemos adoptado la decisión de ir a regiones”.

Aclaró que “no vamos a parar la tramitación del proyecto, vamos a trabajar con los pueblos originarios el como abordar en plenitud este punto”

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *