Escándalo: Altas jefaturas de Hospital Dipreca son elegidas por parentescos familiares

La denuncia nace entre la renuncia del Director y un clima de inseguridad por despidos masivos injustificados Funcionarios denuncian que altas jefaturas de Hospital Dipreca son elegidas por parentescos familiares

Un nuevo escándalo se sumó a lo ocurrido en las últimas semanas en el Hospital Dipreca. A la renuncia de su ex Director Germán Campos, el anuncio de un déficit de 5 mil millones de pesos y las amenazas de despido, se sumó ahora la denuncia de una serie de irregularidades en la selección de jefaturas de alta responsabilidad.

Así lo denunciaron los trabajadores del hospital. “Tenemos que evidenciar esto, porque están amenazándonos con despidos masivos porque el hospital no tiene plata, mientras tienen a gente trabajando con tremendos sueldos, en cargos inventados y sólo por ser familiar de carabineros de alto rango en retiro”, denunció Loreto Aguilar, Presidenta de la Asociación de Funcionarios.

Una de las irregularidades denunciadas por la organización sindical es el caso de Rodrigo González, jefe de la sección de control y gestión del hospital y hermano del General Director de Carabineros, Gustavo González.

Además de ocupar un cargo que antes de él no existía, el actual jefe de Gestión, que llegó como asesor en 2010 sin concursar públicamente, solicitó que se le pagara un magister universitario, pero el malestar de la asociación de funcionarios obligó a la dirección a negarse. “Después, notamos que durante todo el 2010, el señor González recibió entre hasta 500 mil pesos mensuales en horas extra, a pesar de que a nosotros no han dicho que no nos pueden pagar las nuestras porque el hospital está en crisis”, afirmó Aguilar.

A ello su suma el caso de Guillermo Vidal, coronel en retiro de Carabineros, quien ese mismo año postuló vía alta dirección pública al cargo de subdirector administrativo del hospital. El hermano del general de carabineros, Jorge Vidal, ocupó el puesto interinamente mientras se realizaba el concurso, pero no obtuvo el cargo por no cumplir con los requisitos académicos.

Sin embargo, y para sorpresa de los dirigentes del hospital, Vidal fue reubicado en una posición con mayor sueldo, como encargado del convenio institucional de salud con los uniformados, gendarmería y la policía de investigaciones. Tal como en el caso de González, el proceso no incluyó un concurso público para seleccionar al hermano del general de la institución, quien ahora –afirmó Aguilar- “recibe un sueldo que supera los 3 millones de pesos mensuales, además de la pensión que recibe por ser Oficial de Carabineros en retiro”.

Aun más. Hasta hace poco, la esposa de Vidal, Patricia Rojas González, fue contratada por la Dirección de Previsión de Carabineros como Asesora del Director, ocupando un alto grado, y sin concurso. “Ella es oficial en retiro de carabineros, entonces además recibe una pensión de Dipreca”, denunció la representante sindical

A juicio de la dirigente, “el Director de Dipreca esperó a que el Hospital llegara a un déficit de 5 mil millones de pesos para tomar cartas en el asunto, aunque la crisis se arrastra hace tiempo y ahora se agudizó.

En ese escenario, los dirigentes han denunciado las irregularidades, que se suman a las prácticas antisindicales, los despidos arbitrarios y masivos y la persecución a los dirigentes, esperando esclarecer las políticas de recursos humanos, ceñidas –al parecer- a conveniencias familiares.

“No puede ser que mientras nos persiguen y despiden, estén transformando al hospital en un repositorio de hijos, familiares y hermanos cesantes de altos oficiales, menos si nos insisten que tenemos que aguantar los despidos, porque estamos en plan de ahorro”, sentenció la dirigente.


Gabriel San Martín A.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *