Entrevista a Erasmo Parra, director de High Bass, la primera película sobre Los Jaivas: “Pediremos la participación del público para que lo podamos hacer todos juntos”

El proyecto, encabezado por el hijo del pianista Claudio Parra, se encuentra en la elaboración del guión y luego espera concretarse a través del crowdfunding o financiamiento colectivo.

Sobre las cosas que la cinta resaltará, adelanta: “Otro tipo de amor, el amor por la música y por el arte”.

High Bass, la película 

Son incontables las ocasiones en las cuales la música y el cine se han aliado. Lo han hecho a modo de documental, como cintas de ficción o simplemente algunos han considerado necesario retratar un festival o un concierto específico para dejar registro de momentos históricos dentro del arte y la cultura. Y es que cuando sigues a un músico o a una banda esperas el momento en que lo audiovisual se haga presente. Si hablamos de Los Jaivas, no podemos quejarnos de registros ya que la banda ha contado con apoyo audiovisual de sobra, pero claro está que la idea de plasmar su vida mágica en una cinta ha rondado la mente de muchos.

El momento de ver concretado ese sueño llegó. La idea de realizar una película sobre la vida de Los Jaivas no podía originarse en otro lado. Considerando que la casa de infancia de los Parra siempre estuvo empapada de cine  (y esta atracción parece transmitirse genéticamente), es Erasmo Parra, hijo de Claudio, quien ha creado el proyecto cinematográfico High Bass, una cinta que retratará esa vida.

Erasmo Parra: de productor musical a director cinematográfico

Erasmo tiene una carrera en el mundo de la producción ya consolidada. El origen de este interés deviene directamente de su hermano Johan Méndez quien fue el que lo introdujo a la producción musical y le mostró las técnicas de grabación y mezcla. De forma indirecta la influencia de su padre y Los Jaivas es obvia. Este camino en alianza con el arte se inició en Ámsterdam y fue creciendo con el más tenaz esfuerzo personal, llevando su trabajo a Estados Unidos, España, Marruecos y Chile. En España Erasmo creó su propio sello discográfico llamado “Antartek Records” junto a Lamia Mohacht, produciendo a bandas como Matanza. Con el tiempo continuaría produciendo discos de los artistas que su hermano le dio a conocer, como Makiza y Anita Tijoux (producción del año 2005), entre otros. Actualmente se encuentra produciendo a Kali Mutsa, Diego y Damián Noguera, Giovanni Gellona y Álex Anwandter.

Además de esto, Erasmo trabajó en el sello Lizard King Records (UK), el cual fichaba a músicos como The Killers, Moby y Santogold, lo cual lo llevó a conocer a lo más granado de la industria musical mundial. Su participación en este sello cobra gran importancia ya que es aquí donde el joven Parra se interesa por la creación audiovisual debido a la cercanía de Lizard con el mundo del entretenimiento cinematográfico. No obstante, las influencias en su entorno eran inagotables y enriquecieron sistemáticamente su creación, como la cercanía en Amsterdam con un director de fotografía y arte de muchas películas reconocidas y MTV. Es en estos espacios en donde Erasmo conoció gente de la industria del cine hollywoodense, como Paul Hunt, discípulo y mano derecha de Orson Welles. Así se fue cultivando el productor que hoy convertido en director de cine nos sorprende con este proyecto cinematográfico.

El apoyo que la gente y los medios entreguen ya sea a través del crowd funding o la difusión es fundamental para que este proyecto llegue a buen puerto. Erasmo Parra es el fundador de Infinity Mirror, productora cinematográfica a cargo de la cinta High Bass junto a otras productoras de mayor envergadura. Desde esta plataforma se encuentra realizando un trabajo minucioso para entregarnos dentro de poco una de las cintas más esperadas sobre la historia musical y cultural de nuestro país.

Conociendo el proyecto 

Luego de un exquisito almuerzo familiar en la casa estudio en la que se encontraban trabajando Eduardo Parra y su hija Fresa, en Viña del Mar, nos escapamos a conversar con el director de High Bass recorriendo calles y lugares que vieron nacer a estas leyendas de la música chilena.

-¿Cómo nace este proyecto?

-Esto comenzó hace dos años atrás, pero la verdad es que la idea la tenía hace mucho. Lo que pasa es que no estaba metido en el tema del cine, estaba haciendo música, produciendo artistas varios, tenía un sello discográfico llamado Antartek Records, pero estaba ahí, flotando la idea. La historia de los chiquillos siempre ha sido particular, es divertida e inspiradora sobre todo. Entonces un día conversando con mi papá, justo antes del cincuentenario, me dio por preguntarle muchas cuestiones, estaba muy curioso sobre mi abuelo, sobre el lado Parra, una de las grandes preguntas era si teníamos relación con la Violeta y ese tipo de cosas me llevaron a querer investigar un poquito más en profundidad. Finalmente como que la idea se plasmó cuando me contó una anécdota de cuando eran niños, ahora no recuerdo muy bien cuál era pero cuando me contó eso se prendió la chispa de hacer una película de ficción. No quería un documental porque ya existen y hay gente haciendo eso, lo que está bien porque ahí puedes detallar mucho más el elemento gráfico. En cambio esto se trata de recrear absolutamente la historia, de vivir la vida desde la perspectiva de otra persona o de la cámara, como subir a una máquina del tiempo y ver esos momentos. Hay una parte de la historia de ellos que está poco explorada y no se le toma el peso a eso. Por lo general se le da más énfasis a cuando los chiquillos eran súper hippies, lo de la droga y esas cosas, lo que es un poco cliché porque ese es el resultado de una serie de causas anteriores. El cómo llegaron a eso es de lo que se trata esta película o más bien el proyecto de película.

-¿Por qué retratar esa época?

-Es la génesis de Los Jaivas, es la raíz de por qué ellos comienzan a hacer esa música, el por qué son arrastrados hacia ese movimiento que se dio en todo el mundo. No es que alguien en particular los haya impulsado hacia eso, sino que se daba, lo cual es más esotérico, más místico. Lo importante de esto es que hay personajes claves, al menos en la familia Parra y Alquinta, los que fueron impulsores inicialmente para los hermanos Parra, como el tío Moncho que era súper teatral, les enseñaba a soltarse, ser musical en todo. Él era pianista y tenía un carro cultural que anexaba a un tren en el que viajaba, lo cual se va a reflejar en la historia. El viajaba en ese carro y hacía sus espectáculos de piano, en un vagón que enganchaba a trenes que iban al sur, se abría por un lado y daba sus conciertos de piano. Pero no solo él fue una influencia, sino que también Héctor Parra, mi abuelo, que era aficionado y un conocedor del cine. El quería ser cineasta y se vestía como los grandes actores de Hollywood, también importaba películas en 16mm de Estados Unidos y las proyectaba en Valparaíso y Viña. Esas películas influenciaron mucho el desarrollo de ellos, las historias futuristas de Buck Rogers les abrían la mente. Las películas de esa época tenían una cosa de ciencia ficción súper especial que se conecta con la música que harán más adelante en la etapa de experimentación. En Eduardo Parra radica la mente más futurista dentro de la banda. El hecho de agregar sintetizadores, de rebuscar sonidos más electrónicos y agregarlos a la banda tiene que ver con esto. Con eso eran pioneros en Latinoamérica. El hecho de tener una mente más abierta les sirvió para hacer ese tipo de cosas.

-¿Cuál es el objetivo de este trabajo?

-El objetivo final de la película es entregarle a las nuevas generaciones esta inspiración de unión, de soñar y de mantener ese sueño. No estar tan pegado a los teléfonos, no influenciarse únicamente por factores externos que provocan que la gente se quede en un loop genérico sin finalidad, así nadie se atreve a hacer algo diferente, perder un poco el temor al qué dirán. Por eso se escribirá esta historia para promover que las personas se reúnan y hagan algo para mejorar la cultura. No es por nada que Los Jaivas tienen más de cincuenta años y se mantienen en constante movimiento, logrando armar un grupo de gente enorme, de seguidores por todas partes. Incluso habiéndose retirado de esta tierra dos de ellos y aún así siguen en pie. Entonces hay una fuerza bien fuerte detrás de la idea de Los Jaivas, es el arquetipo. Y para eso volvemos al pasado para descubrir el por qué de todo esto. A ellos les tocó en este país y su misión estaba destinada en este lugar del mundo a hacer una banda de este tipo, transmitiendo ese sonido y ese mensaje que todos conocemos. Al final tiene que ver con esa cosa más cósmica de la cual no estamos muy certeros qué será, pero que de seguro tiene alguna influencia. Primero vamos a pasar por todo el episodio de la infancia, la idea se está desarrollando en base a lo que he investigado. Se trata de la trascendencia de la infancia, mostrar cómo convivían, como se conocieron, por qué se mantuvieron como amigos tanto tiempo y cómo después pasan a ser High Bass. Luego de esto veremos cómo ellos van adquiriendo la experiencia escénica, el cómo transmitir esa energía hacia la gente, lo cual se ve durante todo este proceso que son por lo menos unos siete u ocho años. Luego también se pretende mostrar la creación de los primeros temas, cómo surgen ciertas creaciones, elementos que fui descubriendo en la investigación que prácticamente nadie sabe. Por ejemplo, cómo nació Mira niñita y otros temas que tienen que ver con las drogas. Vamos a plasmar un poco eso ya que la gente se lo pregunta, pero no desde el punto cliché de “vamos a fumar un pito hermano”, sino que del punto más místico del asunto. Yo creo que ellos más que andar probando drogas, porque es rico volarse, lo hacían con un motivo un poquito más profundo. Porque igual esto abre ciertos canales de creación y también de unión. Es un acto primitivo, un ritual. Desde luego eso se fue perdiendo y creo que en ellos también se fue perdiendo, pero al principio tenía un sentido más importante.

-¿Cómo ha sido la primera etapa de producción?

-Casi de una forma mágica apareció la estructura de la película. Es súper difícil hacer una historia de ficción, poner una trama a la vida de alguien que aún está vivo. En una película no puedes llegar y exponer la vida de otro, tienen que haber cosas que llamen al público también, más allá de los sucesos que ocurrieron, tiene que haber algo que te lleve a la película. La típica historia del héroe que tiene que pasar por obstáculos, tiene todo tipo de problemas para llegar a su objetivo y combatir a sus antagonistas no cabe dentro de este tema. Entonces tuve que hacer toda la investigación que duró más o menos un año porque fue necesario conectar con todos los chiquillos. Entrevisté a Claudio, Eduardo y Carmen que son personas más directas y luego a gente externa. Ellos han sido los que han dado mucha información, muchas horas de conversación y en eso he tenido que rescatar los puntos más importantes y alguna que otra anécdota que sea divertida visualmente y eso sintetizarlo en una estructura. En ese proceso estoy ahora. En cuanto al guión, se escribió uno muy malo en un principio en base a las primeras investigaciones pensando que eso iba a ser lo más adecuado ya que lo queríamos hacer más rápido porque había mucha gente interesada en participar económicamente. Pero la influencia que esta gente quiso tener fue demasiada, se empezaron a meter mucho y eso no era lo que queríamos. He conformado varios equipos de personas y algunos se han ido, otros han vuelto y ahora he tomado las riendas del asunto con un nuevo equipo poderoso.

-¿Tienes ya algunos aspectos técnicos de la producción resueltos?

-Ya hay varios participando del proyecto, en dirección de fotografía está Raúl Heuty, en arte está Amparo Baeza y la producción ejecutiva la lleva María Paz Eberhard. Ellos han hecho varias películas anteriormente, películas buenas y estéticamente bonitas, y esta película requiere un trabajo estético y visual bien particular porque es una película de época. La idea es terminar el guión lo antes posible en base a una estructura que ya hice de tres etapas: la infancia, la adolescencia y los adultos jóvenes, que es donde realmente ellos se transforman en Los Jaivas. La trama es toda esa historia de vida que tuvieron. Luego hay que recaudar los fondos necesarios para poder producir la película y seguir la post producción. Estoy haciendo el guión lo más inteligente posible para lograr que no sea demasiado caro en cuanto a los requerimientos técnicos y locaciones. Hace poco estuve hablando con unos señores que arreglan autos de época de los años veinte a los setentas. Ellos nunca han hecho cosas para cine y tienen un gran garaje con autos que parecen recién salidos de fábrica, son increíbles. Como esto, han aparecido cosas espontáneas en los últimos tres años. Este es el tercer año que se hace el intento con la película y es el decisivo. Decidí hacerlo este año para estar a tiempo con los fondos públicos y poder participar de ellos y entrar en rodaje a fines de este año o si no tendría que ser a principios del próximo año. Parece mucho tiempo pero va a pasar volando. Ahora lo más importante es hacer un buen guión y tener una buena preparación técnica del asunto para estar firmes en el rodaje y hacer un buen trabajo ya que para mí es un legado y lo estoy haciendo antes de que otra persona meta las manos en esto y transforme la visión con un ojo ajeno, por tanto quiero hacerlo yo con una visión más cercana y familiar quedando la historia más auténtica. Tratar una historia de alguien que no eres tú es súper complejo, por tanto hay cosas que no se van a mencionar o cosas que se van a fusionar en cuanto a tiempo o espacio porque no cabe poner todo dentro de una hora y media o dos. Yo voy a dirigir la película por la esencia que puedo mostrar de la historia y por el tono visual que tengo muy claro en mi cabeza. No quiero que sea cualquier cosa hecha al lote si no bien hecho y preparado. Si entramos en aspectos más técnicos todavía, tengo pensado grabarlo en cámaras de Súper 16mm ya que le da un toque más auténtico a la época, pero no sé si el presupuesto va a dar para ese lujo. El formato de las cámaras digitales de hoy en día se puede manipular para que parezca grabado en 35 milímetros o Súper 16mm. Además el director de foto y la directora de arte son secos así que podremos lograr un aspecto visual bien auténtico de la época y técnicamente bien desarrollado sin que se nos vayan los costos de producción a las nubes.

-Te encuentras en un proceso inicial de producción ¿has pensado en algunos actores como parte del elenco?

-Sí. Una de ellas es Celine Reymond. Yo la produzco musicalmente y tal vez va a interpretar a mi abuela Hilda. Ella tiene el feeling para hacerlo y lo venimos hablando hace harto tiempo porque le pregunté hace dos años si le interesaba y lo estaba. Me dijo que me tomara el tiempo necesario ya que ella si o si participaría del proyecto. También hay un chico de Valparaíso que es un actor joven que lleva haciendo cine en el underground desde hace un buen tiempo, es muy buen actor y no ha sido valorado, realmente es un estudioso de la actuación en cámara. También lo he visto actuar en tabla, al lado de tipos secos y encuentro que hasta los sobrepasa en nivel de realismo. Hay muchos actores que sobreactúan. En televisión y en cine personificas a una persona pero también eres tú, es una cosas muy rara y compleja pero eso hace al personaje más natural, por eso es que muchos guiones son escritos para determinado actor. Este actor de Valparaíso, Sergio Reinaldo Díaz, va a ser el tío Moncho. Si logramos un buen trabajo, esto le va a servir para despegar y mostrarse más y quizás le van a salir más cosas. Una vez terminado el proceso del Ideame llamaremos a casting para buscar a los principales actores.

-En la foto promocional que tienes en la página High Bass en Facebook aparecen unos niños ¿son actores de la película?

-No, esa es una foto promocional que se va a cambiar y que fue hecha con fotos de internet. Yo descubrí a unos niños que tenían una banda tocando música de Los Jaivas, súper buenos y tienen de 11 a 15 años. Son de Santiago y están participando de un programa de la tele. Había unos que se parecían a Los Jaivas de chicos y me pareció bueno usarlos, pero esto fue hace como dos años atrás y en este tiempo cambiaron mucho ya que están en plena pubertad. A todos los vamos a llamar a casting y los vamos a elegir con pinzas y tal vez algunos no van a poder quedar pero yo les dije que es imposible que queden todos y que los iba a apoyar en lo que pudiera con difusión. Le tengo a uno de ellos echado el ojo, pero en el momento que se llame a casting vamos a pedir que la gente participe para encontrar a los niños adecuados, ojalá que sepan tocar instrumentos y lo mismo para los actores jóvenes y adultos, tipos que tengan trayectoria o al menos sepan tocar algún instrumento y sepan un poquito de la historia de Los Jaivas. Creo que también vamos a hacer un pequeño entrenamiento con ellos para entrar en la onda e investigar gestos y formas de hablar. Otra persona que va actuar es la Marina Mutis, la hija de Mario, que va a representar a la Carmen, a su mamá. Ella es actriz profesional y actúo brevemente en una película bien famosa que se llama “El Perfume” cuando estaba en Barcelona. La idea es que ella también ayude a entrenar a los chiquillos porque conoce los movimientos y las personalidades de todos Los Jaivas. Conoció a Gabriel por ejemplo, yo no lo conocí porque nací un año antes de su muerte.

-¿Qué cosas buscas resaltar dentro del guión?

-En esta historia igual hay momentos amorosos pero tampoco es el énfasis del asunto, no toma 10 o 20 minutos de la trama. Pero hay otro tipo de amor, el amor por la música y por el arte y ese amor se puede expresar visualmente en esta historia. Estuve trabajando con un guionista que me decía: -¡tiene que haber un antagonista! Le pregunté: -¿una persona antagonista? – Sí, tiene que haber alguien con quien estén luchando. Yo entiendo que eso es lo estándar en un guión. Pero el antagonista también puede ser un obstáculo o una meta que desees alcanzar y la meta se mueve o es imposible de lograr por factores accidentales. Si es una película biográfica no puedes hacerlo. La idea es buscar esos elementos que son obstáculos y ponerlos como antagonistas para que tenga un poquito más de picardía la historia y ya encontré esos elementos, sé cuáles son. Considero que la época de los sesentas es la más primordial de todas ya que es en donde les llega el impulso a todos para lo que van a hacer después, es la época de oro finalmente porque luego viven con más problemas. En Francia parece ser todo muy bonito pero no es tan agradable lo que vivieron en ese tiempo. Inicialmente la historia iba a tratar desde 1958 a 1987, iba a ser bien extensa. Pero ahí fue en donde me encontré con todos esos problemas, demasiados detalles y eso iba a embarrar toda la onda porque no se podía contar todo. Pero en este periodo está todo más controlado, obvio que les habrán sucedido cuestiones en medio pero son cosas que no tienen tanta potencia emocional como los problemas posteriores en sus vidas. De hecho hay momentos bien emocionantes, de alegría y tristeza que se van a reflejar en la película.

-¿Están participando Los Jaivas en algún aspecto de la producción?

-A mi papá lo he estado entusiasmando con la creación musical para la película. Les planteé: ¿Qué les parece si hacemos algunas versiones sinfónicas de temas que no lo son y también la música que acompañe a la película? Y también hacer alguna nueva canción, lo cual puede ser un nuevo disco de Los Jaivas. Pero creo que ya estoy revelando demasiado. Siento un gran peso con lo que estoy haciendo, por lo que esperan de este trabajo y ojalá que me apoyen para que resulte. Eduardo es quien está más prendido con el tema y me cuenta cosas y más cosas, se acuerda de otras y así sucesivamente. Claudio también ha revelado muchos detalles sobre todo relacionados con el proceso de creación. En la película cada uno va a tener su momento de protagonismo y, en el caso de Eduardo, lo que poco se sabe es su faceta poética. Él fue parte de un movimiento literario en Valparaíso súper importante, de donde salieron muchos poetas súper conocidos. Él ha sido quien ha escrito casi todas las letras de la banda, o han sido en conjunto con el Gato o entre todos, pero la mayoría de las ideas provienen de él, así que se va a profundizar en esa faceta. Siempre estuvo a la vanguardia de las cosas, es quien empieza a trabajar con los sintetizadores como dije anteriormente. Por ejemplo, estuve con mi papá y le hice unas preguntas claves que me permitieron sacar de él un montón de información de la creación y de dónde sacaron ciertas inspiraciones porque yo también estudié piano y caché que en él había mucha influencia de la música clásica. Claudio estudió en el conservatorio y a ciertos compositores y eso se expresa muchísimo en algunas canciones de ellos. Del Gabriel se sabe bastante porque eran hermanos y él contaba mucho, pero el único problema es que el Gato era más introvertido entonces no contaba mucho y de él se sabe re poco pero he logrado sacar información y he tratado de unir las piezas de su historia.

-¿Cómo se está financiando esta producción?

-El proceso ahora en este mismo momento es desarrollar y finalizar el guión, crear la carpeta de arte y hacer el proyecto para presentarlo al fondo audiovisual del Gobierno de Chile y para eso vamos a hacer el crowdfunding que se hace por www.Idea.me y para lograr nuestro objetivo vamos a pedir la participación del público para que lo podamos hacer todos juntos. Para la producción final falta un poco. Sin embargo ¡tengo fe en que va a resultar!

escrito por Lorena Jara Vitrinasur

 

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *