Entregan equipos que contribuyen al cuidado de la capa de ozono a liceos industriales de la zona

escrito por Webmaster
En el contexto de la etapa de cierre del proyecto “Plan terminal de eliminación de CFC (Clorofluocarbonos) en el sector de servicios en Chile”, la Seremi del Medio Ambiente de la Región del Biobío entregó a 2 establecimientos educacionales que imparten la especialidad de refrigeración y climatización, equipos y herramientas de última generación con el fin de apoyar la enseñanza y fortalecer las capacidades de los futuros técnicos y la aplicación de las buenas prácticas en estas materias.

Los 16 equipos, 8 para cada establecimiento, están evaluados en $US16.000, y fueron entregados al Liceo Industrial de la Construcción Hernán Valenzuela Leyton (Hualpén) y el Centro de Formación Técnica Lota Arauco (Lota).
La seremi de Medio Ambiente, Marianne Hermanns explicó que esta entrega se enmarca dentro del Programa de Protección de la Capa de Ozono del Ministerio del Medio Ambiente “para que los alumnos puedan practicar, conocer en detalle y disponer de herramientas para el adecuado uso de refrigerantes potenciando los que no dañan la capa de ozono”.
Se trata de equipos que analizan los refrigerantes, permitiendo conocer cuáles son los presentes y cuáles son los más amigables con el medio ambiente. Todas las industrias que tienen relación con manejo de frutas, pescados, cadena de frío, climatización entre otras ocupan refrigerantes, y por ello, el Ministerio quiere “fomentar las buenas prácticas en el uso de refrigerantes y climatización. Tenemos una norma de buenas prácticas en esta materia que incluye, por ejemplo, restricciones de importación de estos compuestos que dañan la capa de ozono, pero es el uso y buenas prácticas en sí es lo que estamos impulsando, y por eso el apoyo a estos liceos”, precisó Hermanns.
La Capa de Ozono se ubica entre los 10 y los 50 Km sobre la superficie de la Tierra, formando una estructura que impide que los rayos UV más dañinos ingresen a ésta, protegiendo a la personas y al medio ambiente de la excesiva radiación.
Las sustancias agotadoras de la capa de ozono (SAOs), como los CFCs y HCFCs son utilizados en productos como los aerosoles, solventes, refrigeradores y acondicionadores de aire. También se usan en extintores de fuego (halones) y fumigantes de suelos (bromuro de metilo).
El “Plan Terminal para la eliminación de CFC en el sector de servicios en Chile”, financiado por el Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal y que tuvo como agencia implementadora internacional a Environment Canada y a la Oficina en Chile del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD-Chile), como agencia administradora de los fondos.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *