En Tarapacá: Marcha de los pueblos indígenas por la defensa de sus derechos ancestrales

Marcha 11-10-2013-03Los indígenas de la región de Tarapacá, convocados por asociaciones indígenas se manifiestan por las calles de Iquique, conmemorando el inicio de los tiempos del atropello de sus derechos ancestrales y demostrar a la población local su preocupación por los efectos que la minería, la privatización del agua y los alimentos transgénicos tienen para su cultura ancestral y la vida de la región en general.

Los pueblos indígenas de la región de Tarapacá, convocados por las organizaciones indígenas “PUEBLOS INDÍGENAS UNIDOS DE LA CUENCA DE TARAPACÁ”, “CONSEJO PROVINCIAL AYMARA” y el “COMITÉ POR LA DEFENSA DEL AGUA DE CAMIÑA”, marchamos por las calles de la ciudad de Iquique, para conmemorar el inicio de un período oscuro para nuestra identidad y cultura de 521 años ya, por el atropello de nuestros derechos y los efectos del saqueo, la esclavitud y la muerte a manos de los invasores llegados de Europa y manifestar a la opinión pública, además, nuestra preocupación y decisión de oponernos a los diversos problemas que enfrentamos en la actualidad como son, entre otros, la minería, la privatización del agua y la invasión de los alimentos transgénicos.

El peligro que representa la minería en nuestro territorio, como es la extracción de los recursos minerales que allí existen, por la contaminación que se produce al ser utilizados productos tóxicos en estos procesos, como ácido sulfúrico, cianuro, etc. la polución ambiental resultante por el polvo en suspensión que se expande por nuestros valles, el desmedido uso y abuso del agua en estos procesos, agotando este vital recurso que los pueblos necesitamos para mantener nuestra actividad tradicional como es la agricultura y la ganadería, las cuales son el sustento ancestral de nuestra cultura y la principal señal de identidad y aporte a la vida en la región, por los productos que de allí llevamos a las ciudades, día tras día, y que de seguir esta actividad desarrollándose como hasta ahora, nos obligaría a emigrar de nuestras tierras ancestrales, convirtiendo nuestras localidades en pueblos fantasmas, donde solo el recuerdo indicaría que alguna vez, hubo vida y felicidad.

Los intentos de privatización del agua a través de la instalación de embalses en las quebradas de Camiña, Aroma y Tarapacá, entre otras, orientadas supuestamente a solucionar los problemas de la agricultura y escasez hídrica del norte grande; pero destinadas solapadamente para la minería. Esto, fomentado por el gobierno, a través de la implementación de planes de estudio que tratan de investigar la cuantía de este recurso en las cuencas donde se ubican nuestros pueblos y exponernos a una posterior expropiación de nuestros derechos y la privatización de estos.

El peligro de los alimentos transgénicos, que apoyados en leyes suscritas por el estado, ven facilitada su entrada al país, poniendo en riesgo la pureza de las semillas tradicionales de nuestros pueblos y sus productos, los que contribuyen a la mejora de nuestras condiciones de vida y garantizan la salud de la población que los consume, a diferencia de estos nuevos sistemas de producción, los que según estudios realizados en todo el mundo, son potenciales fuentes de enfermedades y debilidades en la salud humana y de otras formas de vida. Esto último, que involucra a toda la población, ya que no existen formas de poner en evidencia estos productos nocivos para la salud, por los innumerables vacíos legales de la normativa nacional y la acción de las empresas transnacionales productoras que hacen “lobby” para que esta situación se mantenga así y la población siga ignorante de estos peligros.

En resumen, todos estos problemas, para nuestra población, representan la misma situación vivida hace 521 años, cuando desconocidos llegaron con sus armas y su codicia a despojarnos de nuestra forma de vida, feliz y equilibrada con el medio ambiente y obligarnos a desplazarnos y cambiar, para seguir viviendo. Hoy, sin armas; pero con otros métodos, nos quieren obligar a lo mismo.

por Marcelo Condore Vilca, Iquique.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *