El libre mercado en Chile: colusión, estafas y extorsión

fuente: Radio Nueva Aurora www.lavozdelapoblacion.tk

Cada vez que un escándalo de estas proporciones sacude los titulares de los matutinos y medios de comunicación comerciales, el impacto mediático es fuertísimo en la opinión pública. De un momento a otro, “los consumidores” afectados por la sinvergüensura de los grupos económicos, comienzan a murmurar lo acontecido, y airados discursos cotidianos de protesta se escuchan en cada rincón de nuestra patria. Una semana después la cosa va variando, los airados discursos comienzan a ser menos frecuentes y sólo quedan unos pocos que con justa razón siguen alzando su voz, intentando frenar el abuso. Luego de dos semanas el asunto ya ni se habla, todo vuelve a la “normalidad” neoliberal; hasta los de siempre acallan sus voces debido a los hostiles comentarios de los consumidores que los comienzan a llamar, reiterativos, majaderos, hasta comunistas, etc.

Y es que son los mismos medios comerciales y matutinos los que cambian la agenda noticiosa, debido a las presiones de los grupos económicos de los cuales también forman parte. Así un escándalo de colusión, estafas y extorsión quedan en el olvido de la “conciencia ciudadana”, de los consumidores.

Tres cadenas de farmacias controlan el 90% del mercado interno de nuestro país, esto es un triopolio. Pero cuando estos tres grupos económicos se coluden para subir los precios de medicamentos de primer orden, tales como las pastillas anticonceptivas, pasan a actuar como uno solo, esto es un monopolio. La constitución chilena prohíbe los monopolios y la concentración exclusiva del mercado en pocas manos, pero esto es en el papel. Vemos en los hechos que la justicia sólo actúa en beneficio de estos grupos que controlan el país, por ende, en contra de todos los demás.

“Los consumidores” como agradan de llamarnos los economistas neoliberales, que en realidad somos gente de carne y hueso, con conciencia, con necesidades, con esperanzas y sueños, no sólo con una mentalidad de consumo, somos los que pagamos los platos rotos por el bloque en el poder. No, no es Piñera, aunque intente engañarnos con discursos a favor del bien social, todos ya sabemos que él es accionista de estas cadenas farmacéuticas, y que se beneficia enormemente con las ganancias producidas por medio de este crimen.

Sí, es un crimen, y los criminales deben pagar con cárcel, es así como nos han enseñado en este sistema, pero eso funciona sólo para los de abajo. Sí, porque a un “lanza”, a un “hampón”, que roban una cadena de oro en la calle, los apresan, los golpean, los encarcelan, entonces, esta misma rigidez en la norma debiese aplicarse contra todos los grupos económicos que nos que roban a diario, contra todos esos “lanzas” de terno y corbata. Porque no somos consumidores, somos un pueblo y como pueblo exigimos las más altas penas para estos ladrones.

CONTRA LOS LANZAS DE TERNO Y CORBATA

ARRIBA LOS QUE LUCHAN

RADIO POPULAR NUEVA AURORA, 97.7 FM

LA VOZ DE LOS QUE LUCHAN

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *