El Internet como espacio para la violencia de género

El periódico The Clinic publicó un extenso reportaje sobre el caso de Katherine Winter, joven que se suicidó tras vivir numerosos episodios de violencia al interior del colegio Nido de Águilas. Según el Informe sobre violencia de género en Internet en Chile publicado por Fundación Datos Protegidos y apoyado por la ONG Amaranta, los sucesos narrados corresponde a este tipo de violencia.

Las redes sociales fueron la plataforma principales donde Katherine sufrió hostigamiento, acoso, divulgación de imágenes privadas, entre otras acciones, a través de las cuales se hizo efectiva la violencia. Lo anterior, coincide con los resultados del Informe mencionado que señala que todas las encuestadas declararon haber sufrido algún tipo de violencia en sus redes sociales.

En esta línea, la fundadora de la ONG Amaranta, Cecilia Ananías, declara que “el acoso en escolares y en línea va en aumento, y afecta especialmente a las mujeres. Por ende, no hay que sacarle el tema de violencia de género, no solamente dejarlo como cyberbullying porque no fue que se organizaron a acosar a una persona de manera neutra sino porque era una mujer”.

La red social que es más utilizada para estas conductas es Facebook, se reconoció que en dicha plataforma ocurrieron el 71,19%  de los ataques. El resto ocurren en WhatsApp, Twitter, mail e Instagram, en dicho orden. Tal como expone el Informe de Datos Protegidos, hay diversas formas de concretar la violencia en la web, entre ellas destaca la violencia verbal con un 88,44%, en segundo lugar, el acoso y hostigamiento con un 66,1%, y por último, el envío de imágenes o videos agresivamente sexuales con un 40,68%.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, las clasificaciones anteriores se entrelazan a la hora de violentar a una mujer online. Frente a esto la integrante de Ong Amaranta, Cecilia Ananías, señala que ” tienden a haber ataques mezclados que agarran distintos tipos de violencia contra una misma persona y por eso es tan fuerte el impacto en las víctimas”.

 

Hay variadas herramientas para enfrentar la violencia de género y los colegios son el lugar idóneo para difundirlas a través de la educación emocional.  En este sentido, la directora ejecutiva de la Fundación Niñas Valientes, Emilia Vergara indica que “es importante incorporar medidas de educación emocional. Cuando uno desde la infancia empieza a abordar estas temáticas, en la adolescencia y en la adultez tienes personas preparadas para enfrentar la realidad de una manera más crítica, libre, siendo finalmente quien ellas quieran ser”

Por otra parte, la Fundación Niñas Valientes recalca la importancia de abrir los espacios de diálogo y confianza para las niñas en sus respectivos planteles educacionales,  y así  identificar las numerosas formas de violencia que pueden experimentar. Finalmente, en un contexto penal que no regula tipologías como el acoso online, urge fortalecer las herramientas de las niñas, ampliar las redes de apoyo y  mejorar los protocolos para que estas sean protegidas tanto online como offline.

 

 

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *