El estado guatemalteco reprime la libertad de expresión con el allanamiento de radios comunitarias en territorio kakchikel

El año 2009 termina en Guatemala con la buena noticia para la libertad de expresión de la propuesta de ley ingresada en el Congreso de la República el 3 de agosto y con la mala noticia de que la campaña negra mediática de la Cámara de Radiodifusión de Guatemala se recrudece al mismo tiempo que el Ministerio Público sigue dedicado a secuestrar equipos de producción y transmisión radiofónica.

La Mesa Nacional de Diálogo sobre Medios de Comunicación Comunitaria realizó el 11 de diciembre una misión de observación y solidaridad nacional e internacional para verificar dos casos de allanamientos realizados por las fuerzas policiales contra las radios San Juan Estéreo, en Comalapa, y San José, en San José Poaquil, ambas en territorio kakchikel.

Ambos operativos represivos se realizaron dos días antes de la celebración del día internacional de los derechos humanos. Estos allanamientos forman parte de la campaña de persecución penal que la Cámara de Radiodifusión de Guatemala y el Ministerio Público vienen realizando contra distintas radios, en total contradicción y desconocimiento del proceso de reforma legislativa que se viene impulsando desde la sociedad civil hace doce años.

Las instalaciones de radio San Juan Estéreo fueron acordonadas por 25 efectivos del Ministerio Público y la fuerza policial antimotines, según testimonios de personas que presenciaron el acto y tal como se puede observar en las fotografías adjuntas.

En desapego al debido proceso, las fuerzas policiales llegaron a mediodía y no realizaron ni entregaron ninguna notificación de la orden judicial de allanamiento. Según explicaron personas colaboradoras de la radio que observaron desde la calle, asaltaron las instalaciones por la fuerza a través de la puerta y del techo. A lo largo de diez a quince minutos, rompieron ventanas, destrozaron la puerta de acceso a la cabina, desorganizaron la papelería y se llevaron el transmisor de enlace y la computadora, según informó una persona presente durante el acto de represión y quien es integrante de una organización que tiene participación en la programación de la emisora.

Posteriormente, las fuerzas represivas se trasladaron a San José Poaquil, una comunidad cercana, donde se presentaron con el mismo fin de secuestrar el transmisor de la emisora. “Llegaron cerca de la una del mediodía”, según informaron personas colaboradoras de la radio, “y la puerta estaba abierta. Entraron, y como estaba una compañera pasando su programa, le quitaron el micrófono y lo lanzaron al suelo. La golpearon a la compañera. Tiene los golpes visibles. A ella se la llevaron y la retuvieron. Ha tenido que ser atendida en el hospital y se encuentra convaleciente”, expresó una persona que forma parte del colectivo de la radio. “Aunque el allanamiento fue rápido, pero como ya las personas de la comunidad se estaban acercando a la radio, sólo se llevaron el transmisor y dejaron la computadora”, añadió el comunicador social de la radio de San José Poaquil.

La radio San José Poaquil ha estado prestando servicio social en una comunidad con cierto grado de aislamiento geográfico e índices de pobreza y extrema pobreza. La radio no cuenta con personalidad jurídica propia pero forma parte del Consejo Nacional de Radios Comunitarias Indígenas de Guatemala, según expresó su director.

La radio San Juan Estéreo fue creada para la promoción, difusión y desarrollo cultural, social y educativo, el rescate y fortalecimiento de nuestras culturas y para contribuir a la construcción de una nación multiétnica, pluricultural y multilingüe. Esta emisora surgió por iniciativa de la comunidad, que se organizó y se constituyó en asociación. La radio ha participado en la cobertura de Tercera Cumbre Continental de Pueblos Indígenas, en el Foro Social de las Américas y tiene una programación abierta a distintos sectores sociales comunitarios, populares, así como a autoridades locales. Es una emisora de reconocida trayectoria comunitaria en territorio Kakchikel y generadora de una amplia participación social, por lo cual se están movilizando organizaciones y redes de solidaridad que quieren que la emisora vuelva a estar al aire.

Ante estos hechos que atentan directamente contra la libertad de expresión de los pueblos, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias en Guatemala expresa a la opinión pública nacional e internacional:

  • Consideramos que la persecución penal contra radios comunitarias muestra la mentalidad prehistórica de los grupos de poder económico, público y privado, quienes se consideran dueños absolutos del espectro radioeléctrico, lo gestionan con codicia y desconocen la necesidad de crear una reserva de las frecuencias de radio y televisión para uso comunitario, tal como establece la Declaración de la Radiodifusión Comunitaria aprobada por las Relatorías de Libertad de Expresión del sistema de Naciones Unidas en diciembre de 2007.
  • Denunciamos la falta de voluntad política de las instituciones del estado que, como el Ministerio Público, tienen una interpretación jurídica retrógrada del estado de derecho y no han mostrado hasta ahora el más mínimo interés por el proceso de actualización de la legislación nacional a los estándares mundiales de derechos humanos.
  • Exigimos el cese de la persecución penal contra las radios comunitarias hasta que se haya culminado el proceso de aprobación de la Iniciativa de Ley 4087 sobre Medios de Comunicación Comunitaria que fue ingresada en el Congreso el 3 de agosto de 2009.
  • Hacemos un llamamiento a la Cámara de Radiodifusión de Guatemala para que colabore en el proceso de aprobación de la Iniciativa de Ley 4087, pues solamente con una regulación adecuada puede garantizarse el derecho de libertad de expresión para todos los sectores sociales en igualdad de oportunidades. Es lamentable que sigan invirtiendo esfuerzos en campañas de desinformación que transparentan su ambición por las frecuencias radioeléctricas, que son patrimonio de la humanidad, en lugar de demostrar actitudes democráticas a favor de la igualdad de oportunidades en el acceso a las frecuencias de radio y televisión para iniciativas sin fines de lucro.
  • Cuando hemos pedido al poder legislativo y al poder ejecutivo que contribuyan a terminar con la persecución penal, se ha invocado el derecho de independencia del poder judicial, pero detrás de este posicionamiento, lo único que se lee es la falta de voluntad política por construir un estado de derecho verdaderamente incluyente y equitativo. Por ello, reiteramos a las instituciones del estado su respaldo y movilización ante las denuncias que se han interpuesto el viernes 11 de diciembre de 2009 frente a los allanamientos de radios comunitarias.
  • Al Presidente de la República, queremos pedirle que demuestre verdaderamente que es posible gobernar con independencia de los poderes fácticos que imposibilitan el avance democrático del país. Apreciamos su buena voluntad de hacer un gobierno “con rostro indígena”, pero ahora mismo lo único que vemos son los rostros de las personas violentadas en su derecho humano fundamental a la información, semblantes que nos recuerdan a los de nuestros hermanos hondureños, privados de libertad de expresión.
  • A la ciudadanía de Guatemala y de otros países del mundo, le solicitamos sus muestras de solidaridad con las radios allanadas, que pueden hacer efectivas enviando correos electrónicos a las direcciones: aprodise108@yahoo.es y amarcguatemaya@yahoo.es.

¡¡¡ Por el acceso equitativo a las frecuencias de radio y televisión!!!

¡¡¡Por la libertad de expresión de los pueblos!!!

AMARC-Guatemala
Telefax: 00 (502) 22850495
9a. Avenida 2-28 zona 1
Guatemala, Guatemala C.A.
Skype: amarcguatemala
Visite nuestras páginas
www.amarcguatemala.blogspot.com
www.alc.amarc.org
www.agenciapulsar.org

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

  2 comments for “El estado guatemalteco reprime la libertad de expresión con el allanamiento de radios comunitarias en territorio kakchikel

  1. 25 Septiembre 2012 at 19:42

    las radios comunitarias son un fortalecimiento para la comunicación en una comunidad, y deber permitirse que dichas radios trabajen para su comunidad

  2. 25 Septiembre 2012 at 19:43

    No mas persecución para las radios comunitarias ya que dichas rarios trabajas para el pueblo y son del pueblo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *