El Ejecutivo modificará el decreto maldito sobre Tv Digital.

por Jaime Mondría

El Tribunal Constitucional ha adoptado un acuerdo en relación al requerimiento sobre televisión digital presentado por 36 diputados en contra del decreto supremo Nº 264 de 2010.
Lo que se conoce del fallo es un comunicado de una plana donde se indica que se acoge el requerimiento, únicamente en cuanto a  declarar inconstitucional la frase  “renovable hasta por un máximo de cinco años, contados”, contenida en su Artículo primero. Todo conforme  la Ley General de Telecomunicaciones. En términos más sencillos el fallo del TC retrotrae la situación hasta justo antes del Decreto impugnado, han resuelto adecuadamente un problema de Derecho, tema que conocen a la perfección.
Asombrosamente los Honorables miembros del TC, en párrafo a parte dictan normas sobre temas que desconocen y generan un conflicto profundo para el advenimiento de la Tv Digital al pronunciarse sobre cuáles permisos provisorios de todos los entregados (2009-2011) podrán ser renovados y cuáles no podrán. Repito, dictamina claramente quienes sí y quienes no podrán renovar los permisos demostrativos existentes.
Esta decisión, tomada por un grupo pequeño de personas, escogidas a dedo y encerradas entre cuatro paredes, viene a mermar la aparición de nuevos operadores de Tv ya que sólo serán renovables los permisos entregados al amparo del decreto supremo Nº 136 de 2009. En términos sencillos, si hoy el Ministerio de Educación decidiera levantar una señal experimental de Tele Educación podrá acceder a un permiso, pero no podrá renovarlo nunca más. Imposible consolidar un modelo de producción de un canal de tele radio difusión en un año. Francamente es un pésimo augurio que atenta contra nuestros Derechos Ciudadanos.
Estos permisos provisorios se encuentran claramente definidos por la ley vigente y no debían ser modificados, tampoco era necesario.
Si la intención es ser más riguroso en la aplicación de la ley, se debiera verificar que se cumpla a cabalidad. La ley General de Telecomunicaciones en su artículo 15 es clara en señalar que los permisos provisionales se definen como: “sin carácter comercial” y esto no se comprueba de ese modo. Algunas de las señales experimentales que están al aire en Santiago transmiten completas las tandas de comerciales o bien llaman al público a incurrir en gastos que les traen beneficios económicos a través de los mensajes de texto de los teléfonos celulares, por ejemplo.Torpe, lamentable e indignante.
Es torpe que el TC se pronuncie sobre temas que desconoce y que sus dictámenes generen conflictos graves, pero resulta lamentable e indignante rechacen el Requerimiento en todo lo demás. Dedúzcase que con ese escueto “todo lo demás”, se refieren a múltiples temas bastante más profundos y complejos, infinitamente más importantes
Por ejemplo, el decreto impugnado levanta las limitaciones existentes y otorga nuevas atribuciones y nuevas discrecionalidades para asignar concesiones digitales de Tv sin contar  con reglas de funcionamiento  permanente puesto que las leyes aún se discuten en el Congreso.
Los diputados impugnaban también el hecho que a través de un Decreto Supremo se regulen materias que la Constitución de la República, excepcionalmente ha establecido en su marco regulatorio creando un Consejo Nacional de Televisión, debido a que la industria de la Tv resulta esencial para el ejercicio y desarrollo de múltiples derechos fundamentales, especialmente de la libertad de opinión, libertad de  información,  libertad de asociación,  libertad religiosa, libertad de creación artística, el derecho a comunicar, todos pilares fundamentales para funcionamiento de la democracia.
Es imposible vaticinar lo que sucederá, lo peor que podría ocurrir es que se comiencen a otorgar concesiones a diestra y siniestra y que no contemos espectro para nuevos operadores una vez que la ley sea tramitada por el Parlamento y promulgada por el Ejecutivo. Esta situación de escasez podría presentarse en grandes ciudades como Santiago, Valparaíso y Concepción al menos.
La SUBTEL tiene la palabra.

Antes que fuera enviado el Requerimiento al Tribunal Constitucional, el Subsecretario Atton se había comprometido con la Ciudadanía organizada que vela por el proceso de la Digitalización,  a no otorgar concesiones definitivas mientras no sea aprobado, despachado y promulgado el proyecto de ley en trámite Parlamentario. Y más allá de hacer una declaración pública (que ya hizo),  se comprometió a generar un documento legal que elimine la posibilidad de asignar nuevas concesiones de facto, por decreto. El nuevo documento debiera además regular los permisos demostrativos y establecer claramente que éstos no representan derechos preferentes para solicitar concesiones.
Toda vez que el Tribunal Constitucional ha mandatado rectificar el cuestionado Decreto Supremo, es el momento apropiado para que la Subsecretaría de Telecomunicaciones cumpla con la palabra empeñada. Es de esperar que salga al camino y además logre enmendar el perjuicio que conlleva implícito el fallo en lo relativo a la renovación de los permisos provisorios. Ley pareja no es dura, la SUBTEL tiene la palabra.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *