El día en que el capitalismo se llamó Marea Roja

chiloe-esta-privao-620x330En los últimos años Chile ha presenciado varios hechos que dan cuenta de las consecuencias del modelo extractivista. Pues, vivimos el colapso de la extracción de los recursos naturales, la etapa en la cual el tejido del sustento del sistema se ha roto, ríos que no volverán a su cauce, lagos y mares teñidos con la carne y sangre de animales, un periodo marcado además por la pérdida de confianza en la administración pública.

Esto último es sólo la punta del iceberg, pues el modelo neoliberal implantado en Chile con la dictadura militar y preservado por los gobiernos de la concertación, han puesto al Estado, única entidad que tiene la capacidad de tomar decisiones colectivamente vinculantes, en un sitial, cuyas decisiones han operado con la finalidad de crear marcos institucionales adecuados para el desarrollo de la propiedad privada y el libre mercado. El modelo neoliberal a la chilena se concibió como un modelo de acumulación forzada que privilegió la inversión privada, tanto nacional como extranjera y si bien hasta hace algunas décadas atrás, existían aristas sobre las cuales el mercado propiamente tal no existía, como el medio ambiente (entre otras) este modelo político-económico lo que ha hecho es justamente crear mercado en dichos espacios, aprovechando las ventajas comparativas de recursos naturales, explotación de mano de obra, créditos blandos por parte de la banca y un fuerte respaldo del Estado a los grupos económicos.

Esta historia sin lugar a dudas no es nueva, en 1975 Pinochet puso a un conjunto de economistas denominados Chicago Boys a restructurar la economía del país, desde la perspectiva neoliberal, de las acciones más claras desarrolladas en concordancia con esto fue revertir las nacionalizaciones y privatizar lo público. Así mismo, se abrieron los recursos naturales a la explotación por parte de privados, de la mano de una regulación más bien “desregulada”.

El colapso del Rio Mapocho y su vínculo con la construcción del Mega Proyecto Alto Maipo, la autopista costanera norte y el mega mall Costanera Center; la contaminación de napas subterráneas producto de la mega Industria chanchera en Freirina el año pasado, el etnocidio en manos de las corporaciones forestales y El estado chileno en territorio mapuche (wallmapu) o la sequía en el valle del Petorca producto de la explotación extensiva de paltos, entre otros dan muestra de lo anterior. Es hoy la contaminación y muerte masiva de especies marinas en el borde costero de la X región la que nos enrostra como este modelo pese a las nefastas consecuencias que estamos observando, sigue operando con toda la permisividad del Estado y sus mecanismos institucionales, por ejemplo: Sernapesca.

La contaminación de las aguas de la X región que ha afectado de manera gravitante a la pesca artesanal, ha sido abordada por los medios oficiales y de fácil acceso al ciudadan@ común, como la crisis de la marea roja, sin embargo, los habitantes de la región apuntan sus dardos al vertimiento de más de 9000 toneladas de salmones muertos y contaminados al mar, cosa que no es nueva y sobre la cual ya existía información sólo que no había alcanzado la resonancia que por la gravedad de los hechos, tiene en la actualidad.

Hoy se devela que la industria del salmón es inviable y desde hace años viene contaminando el mar con peces que para hacer frente a los piojos y diversas enfermedades son tratados con antibióticos a niveles exacerbados a vista y paciencia del Estado, pero es justo en ese punto donde debemos detenernos a reflexionar, porque dicha omisión por parte de este gobierno y de todos los gobiernos post dictadura, no es por ignorancia sino que por decisión.

Razón por la que más allá de analizar el “origen de la muerte de las especies” que los especialistas manejan con mayor claridad que nosotr@s, parece urgente discutir el fondo del asunto, considerando que “dicho origen” responde a decisiones político-gubernamentales, preguntarnos; ¿cómo funcionan las concesiones del mar en Chile?, ¿cuál es el límite del extractivismo? cómo es posible que frente a una catástrofe como la actual, que no sólo tiene una arista medio ambiental sino también social, en tanto que los pobladores se ven perjudicados en sus fuentes de trabajo y formas de vida, el Estado no se manifieste frente a las empresas responsables y además reprima a los pobladores que se levantan con una demanda más que justa.

Resulta irrisorio pensar que la industria salmonera cuenta sus ganancias en miles de millones de dólares, y frente a la catástrofe el gobierno ofrece bonos que tras negociaciones que pasaron de $100.000 a $300.000.

La industria salmonera sabe del colapso, sus ganancias han disminuido, sus costos de producción se han elevado y esto se refleja tanto en la creciente suma de despidos como en el maquillaje a sus índices de mortandad, hablamos de un negocio que pareciera sólo subsistir gracias al beneplácito del Estado y la flexibilización de la magra legislación vigente.

Hoy el saqueo medioambiental en el país es evidente y ya es hora de cuestionarnos que pasa con la política en Chile. Es necesario dar un giro a lo político, A MANIFESTARNOS, ARTICULARNOS Y EXIGIR. La Isla grande está en crisis y la movilización social en Chiloe, Castro, Maullín, Carelmapu, entre otras, nos enseñan de solidaridad y lucha, porque si Chiloe está privao”, Chile está PRIVAO y si bien la lucha es larga, hoy es urgente exigir acciones reales por parte del Estado para nuestra gente del sur, para ello difundimos y apoyamos el petitorio elaborado por los pescadores artesanales.

TODA NUESTRO RESPESTO, FUERZA Y SOLIDARIDAD PARA CON LA GENTE DEL SUR.

RADIO MANQUE 
SEMBRANDO AUTONOMÍA Y LIBERTAD.

Petitorio de pescadores de Chiloe:

1.- Que Ancud y toda la provincia de Chiloé sea declarada zona de catástrofe.
2.- Para los pescadores artesanales, buzos y recolectores de orilla que se encuentran imposibilitados de trabajar en el mar, solicitan que se abran los registros pesqueros artesanales en recursos como congrio, raya, reineta, etc, para ampliar el universo de pesca a recursos abundantes en las cosas de la región.
3.- Generar programas de desarrollo turístico a través de los pescadores, entregando 2 embarcaciones y 2 lanchas oceánicas a cada caleta de pescadores.
4.- Instalar plantas de depuración de moluscos y laboratorios de monitoreo y control de las aguas en la comuna de Ancud.
5.- Bonos de compensación económica: 1 bono de 300 mil por resolución de conflicto y 5 posteriores de 300 mil mientras dure la marea roja.
6.- Generación de becas educacionales para hijos de pescadores artesanales tanto en educación media como universitaria.
7.- Abrir veda de luda.
8.- Condonar deudas bancarias hasta que se elimine la marea roja.
9.- Que el servicio de salud extienda los monitoreos sanitarios.
10.- Generar los mecanismos de ayuda a pescadores artesanales indocumetados.
11.- Transparentar los vertidos de desechos por parte de las salmoneras y dar celeridad a las investigaciones de impacto ambiental.
12.- Condonar el problema que surgirá por los partes cursados por Sernapesca durante 2016.
13.- Subsidio al pago de luz, agua y una gift card para alimentos a todos los pescadores afectados.
14.- Subsidio a la prima de seguro obligatorio.
15.- Operar en zonas contiguas de las 11º región.
16.- Fiscalizar lavados de embarcaciones y redes salmoneras.
17.- Agilizar los permisos de Sernapesca para poder laborar.
18.- Que la atención de la oficina de Sernapesca se extienda hasta las 18 horas.
19.- Bono a la contratación para no tener que despedir a los trabajadores por parte de los comerciantes.
20.- Ampliar el número de cursos Sence para la comuna de Ancud.
21.- Liberar el pago de patentes a camiones transportistas de recursos marítimos.
22.- Generar bonos para trabajadores independientes, desconchadores de moluscos, etc.
23.- Subsidiar sueldos de trabajadores de las pequeñas plantas de procesos.
24.- Aumentar cupos para proempleo.
25.- Mejorar campañas preventivas del ministerio de Salud respecto a la Marea Roja.
26.- Apoyar a los trabajadores estibadores de los muelles de Ancud y Pudeto.
27.- Flexibilizar exigencias laborales a los buzos.
28.- Diversificar las actividades, a fin de poder ampliar el abanico productivo de quienes trabajan con recursos pesqueros.

Imagen: Radio Villa Francia

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *