Disidencia sexual, diversidad cultural

Foro Ciudadano

El Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia y Transfobia se conmemora el 17 de mayo coincidiendo con la eliminación en 1990 de la homosexualidad de la listas de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud.

En el siglo XXI las sociedades han dado importantes avances, pero subsisten importantes grados de discriminación. Es así como nos preguntamos ¿cómo se incorpora la diversidad sexual en el ámbito escolar?

Conversamos con Jorge Robles, director del Liceo Alcalde Jorge Indo de Quilicura, un establecimiento asociado a UNESCO que realiza un importante trabajo de integración. Robles explica, que en su  establecimiento, la diversidad sexual se manifiesta como todas las diversidades culturales.

Los colegios y/o liceos son espacios hegemónicos, por tanto, inhiben el transparentar una determinada orientación sexual o identidad de género. “En algunos casos segregan a las personas y se generan importantes resistencias en la comunidad escolar”, precisa el Director del Liceo Alcalde Jorge Indo.

Eduardo Díaz, alumno de 4° medio del Liceo Lastarria e integrante del Colectivo Las Putas Babilónicas (colectivo de jóvenes homosexuales), vivió una experiencia particular dentro del ambiente escolar masculino.  “Yo en 3° medio ya sabía, junto a algunos de mis compañeros, que no eramos del montón que jugaba a la pelota”. Eduardo agrega, “salir del clóset es un proceso, tiene que ver con la aceptación, pero uno siempre sabe que es distinto y se restringe así mismo”.

Para Sebastián Rivero, ex alumno del Liceo Lastarria e integrante del colectivo Las Putas Babilónicas cuenta que la formación de este grupo nace “porque sentíamos cuerpos disidentes” y comenzamos a estudiar e investigar sobre personas y temas que nos inspiraban. De ahí que “quisimos politizar la sexualidad, desde una perspectiva de izquierda y feminista”.

Tanto Eduardo como Sebastián, declaran no sentirse parte del movimiento homosexual chileno, menos al amparo de las instituciones que enarbolan las luchas de la disidencia sexual y hablan de reivindicaciones. Creemos “que todos debemos ser participes, la participación no debe ser vertical, todos debemos tener espacios para expresarnos”, afirma el Colectivo Las Putas Babilónicas.

En sintonía con lo expresando por Eduardo Díaz y Sebastián Rivero, el director del Liceo Jorge Indo de Quilicura, Jorge Robles, señala que se trata de hablar de diversidad cultural y tener la capacidad de organizarse. “Estos procesos son una lucha política, que no está al margen de otras luchas y ese es el centro de  nuestra propuesta como comunidad escolar”.

Opinan: Jorge Robles, Director del Liceo Alcalde Jorge Indo de Quilicura, Sebastián Rivero, estudiante de la Universidad de Talca, Eduardo Díaz, alumno del Liceo Lastarria. Además forman parte del Colectivo Las Putas Babilónicas

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *