Dirigentes de Huachipato piden compromisos por escrito de la empresa para poder dialogar

escrito por TBB 
dirigentes en chimeneaCompromisos por escrito de parte de la administración en cuanto a que cesarán los despidos y las prácticas antisindicales, pidieron dirigentes del Sindicato 1 de Trabajadores de Huachipato para establecer una mesa de trabajo que permita abordar los graves problemas que enfrenta la empresa.

En lo alto de una chimenea de la usina continúa la protesta de tres sindicalistas, encabezados por su presidenta Mónica Aguilera, y que cumple ya su décimo día sin que se vislumbre una pronta solución.

Mientras, este miércoles, otros dos dirigentes del Sindicato 1, concurrieron hasta la Corte de Apelaciones de Concepción, para entregar la respuesta de los tres manifestantes a un recurso de protección interpuesto en su contra por la empresa, por considerar que si vida y su integridad se encuentran en riesgo.

Soledad Barrueto, secretaria del Sindicato reconoció que se trata de una acción temeraria, pero que se vieron obligados a adoptar ante el incierto panorama que se vive en Huachipato.

“Hemos llegado a esta instancia porque estamos cansados de meses y meses de hostigamiento hacia nuestros socios, lo que buscamos con esto solo una simple instancia de diálogo, que sea confiable y creíble, porque a la fecha las propuestas que nos ha hecho la empresa las ha realizado de manera verbal, pero a la hora de cerrar el compromiso lo ha hecho de otra manera a lo señalado”, explicó la dirigenta.

Si bien reconocen la difícil situación financiera de la empresa, los dirigentes plantean que la forma de enfrentarla no es con despidos masivos ni con el recorte de beneficios.

“Estamos exigiendo no más despidos, porque a la fecha, considerando que el 2012 se hizo un ajuste de dotación donde se fueron 400, más los trabajadores que se fueron el 2013, suman más de 850 trabajadores”, dijo Barrueto. Por eso, agregó, “nuestra solicitud es que se nos dé la confianza suficiente y la credibilidad de que no habrá más despidos, queremos que detengan las prácticas antisindicales y el amedrentamiento hacia nuestros socios, que se reconozca nuestro sindicato para representar colectivamente a nuestros socios en la compra de nuestros beneficios y reconocer nuestra praxis sindical, con  tiempo completo para dedicarnos al sindicato”, detalló.

A su vez, José Luis Gallegos, director del Sindicato 1 dijo esperar que el recurso presentado por la empresa no sea acogido, aunque reconoció que sus compañeros dirigentes “están exponiendo su vida,  pero es una medida de presión extrema que creemos que es necesaria para defender nuestros derechos como trabajadores”, precisó.

Recalcó que estas son las armas con que cuentan los trabajadores para defenderse y no descartó que se puedan adoptar medidas más radicales.

Solidaridad sindical
Desde el comienzo de su movilización, el Sindicato 1 ha contado con el respaldo de representantes de distintas organizaciones sindicales. Entre ellas del Sindicato de Trabajadores ENAP-Petrox, cuyo presidente Paulo Pino, explicó que el apoyo ha estado siempre.

“ Hace bastante tiempo venimos trabajando en una comunidad de dirigentes para poder ir abordando los temas comunes que nos atraviesan en este cordón industrial, pero esto de Huachipato no lo esperábamos  de forma tan radical”, dijo.

Para el dirigente, la administración de Huachipato ha estado jugando con la vida de los trabajadores, al cortar el suministro de alimentos y agua a los dirigentes que protestan arriba de una chimenea de la usina, hecho que se produjo el sábado pasado.

Pino dijo que “como dirigentes de ENAP creemos que hay que llamar a la cordura, llamar a las partes a entregar tiempo necesario de mesura para instalar una mesa de diálogo y acordar los temas que hay que abordar”.

A su vez, Emma Ríos, presidenta del Sindicato 2 de Técnicos y Profesionales de Essbío, calificó dé gravísima la situación que se vive en Huachipato.

“Esta empresa abusa de sus trabajadores, les quita beneficios, se los compra a precio huevo,  realiza prácticas antisindicales, despidos, amedrentamientos y eso me parece muy grave“, recalcó.

Asimismo, dijo no entender la pasividad con que han actuado las autoridades regionales frente a este conflicto: “No entiendo a las autoridades, vivimos con conflictos. Deberían pensar en qué va a continuar todo esto, con abusos y pisoteos, ¿qué quieren’”, se preguntó.

Ante ese escenario, enfatizó la necesidad que de los trabajadores se unan con más fuerza “para poder luchar contra lo que está pasando, no se trata de un gobierno o de otro, los abusos siguen existiendo y la gente mira hacia el lado. ¿Qué esperamos?”.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *