Difusión de noticias falsas contra Haddad puede impugnar la candidatura de Bolsonaro

Delito electoral. Un reportaje de Folha de São Paulo afirma que empresas partidarias del ultraderechista pagaron por el servicio. Por Lu Sudré.-

Un reportaje investigativo publicado en el diario brasileño Folha de São Paulo este jueves (18) por la tarde denunció que empresas pagaron para difundir masivamente mensajes contra el Partido de los Trabajadores (PT) por WhatsApp. Según la nota, las empresas organizan una gran acción online para la semana que antecede la segunda vuelta de las elecciones, que tendrá lugar el 28 de octubre.

Seguidoras de Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal, las compañías utilizan bases de datos de usuarios vendidas por agencias digitales o recogidas por el equipo del candidato ultraderechista. La ley brasileña autoriza solamente el uso de la lista de seguidores del propio candidato, a través de contactos enviados de modo voluntario.

Para difundir centenas de millones de mensajes, cada uno de los contratos firmados alcanzan cerca de US$ 3,2 millones (R$ 12 millones). Entre las empresas que compraron los servicios está la tienda departamental Havan, que pertenece a Luciano Hang, un empresario brasileño acusado de obligar a sus funcionarios a votar por Bolsonaro. Estas acciones pueden ser consideradas ilegales si se comprueba el vínculo directo entre las instituciones privadas y el candidato ultraderechista, pues se configuraría como donaciones de empresas a campañas políticas.

Como explica João Meira, especialista en derecho político, los artículos 222 y 237 de la legislación electoral brasileña hablan sobre anulación de elecciones por métodos de campaña ilícitos y abuso de poder económico.

“Con la fuerza que tiene esa publicidad por Whatsapp y la fábrica de mentiras que se articuló, con publicidades que casi no se puede fiscalizar, si se comprueba un abuso de poder económico en 12 millones de reales, con contrataciones ilegales, resultaría en un fraude que destroza el proceso electoral. Si se comprueba que Bolsonaro y su campaña están vinculados a las acciones de eses grupos de personas que realizaron actos ilícitos, aunque él sea electo, podrá perder el cargo y ser considerado inelegible por 8 años”.

Entre las agencias digitales identificadas por el reportaje del diario como responsables por la difusión masiva de mensajes falsas están Quickmobile, Yacows, Croc Services y SMS Market. Sin embargo, en la prestación de cuentas de Bolsonaro aparece solo la empresa AM4 Brasil Inteligência Digital, que recibió cerca de US$ 31 mil por servicios digitales.

Los valores de los servicios varían entre R$ 0,08 a R$ 0,12 (US$0,02-0,03) por cada mensaje enviado para los contactos del candidato y entre R$ 0,30 a R$ 0,40 (US$ 0,08-0,11) por cada mensaje enviado para la base de datos de la agencia. Las agencias digitales ofrecen incluso segmentación por región geográfica y por clasificación de la renta.

El candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, principal blanco de las noticias falsas en estas elecciones, afirmó que irá a la Justicia para enjuiciar a las empresas involucradas. Para él, el episodio muestra una vez más que Bolsonaro irrespeta la democracia.

“Nosotros vamos a solicitar que la Justicia Electoral y la Policía Federal tomen todas las providencias oportunas para que esos empresarios corruptos sean inmediatamente detenidos para impedir la difusión de esos mensajes por WhatsApp. Ya sabemos los nombres de los empresarios, de las empresas, los contratos, los valores pagados a través de caja B. Él [Bolsonaro], que huye de los debates, no va a poder huir de la Justicia”, afirmó Haddad en un video.

En una nota, el Partido de los Trabajadores afirma ter presentado una solicitud en la Policía Federal para que se investigue “las prácticas criminales de Bolsonaro”.

“Se trata de una acción coordinada para incidir en la contienda electoral, que la Justicia no puede ignorar o salir impune. Estamos tomando todas las providencias oportunas para que sea responsabilizado por sus crímenes, entre ellos, el uso de caja b, pues los gastos millonarios en la industria de mentiras no fueron declarados por su campaña”, afirma el texto.

“Los métodos criminales del diputado Jair Bolsonaro son intolerables en una democracia. Las instituciones brasileñas tienen el deber de actuar en defensa de la integridad en el proceso electoral. Las redes sociales no pueden asistir a una difusión de mentiras y ofensas, convirtiéndose en cómplice de la manipulación de miles de usuarios”, denuncia la nota del PT.

Brasil de Fato intentó contactar a la empresa Havan, pero esta no contestó hasta el cierre de este reportaje.

Edición: Nina Fideles | Traducción: Luiza Mançano

Fuente: Brazil de Fato

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *